www.diariocritico.com
'Otelo': la ambición, los celos y la guerra siguen sin cambiar
Ampliar

'Otelo': la ambición, los celos y la guerra siguen sin cambiar

Los clásicos son tales porque admiten siempre una lectura contemporánea. Con Shakespeare, Lope o Calderón tenemos ejemplos constantes de ello. Y más aún con ciertas obras que como ‘Otelo’, publicada en 1622, rara es la temporada que uno no tiene la oportunidad de volver a ver en una nueva reinterpretación. En Madrid, la última puede disfrutarse en La Puerta Estrecha, a través de una interesante versión actualizada, dirigida por Paco Montes y Lucas Smint. En las dos últimas temporadas hemos podido ver también las propuestas de Eduardo Vasco y de Las compañías Actually Theatre y La Red Company-.

Los directores de este último montaje, Smint y Montes, subrayan desde el principio que los temas tratados por Shakespeare en su tragedia no han variado ni un ápice cuatro siglos después de haber sido escrita: la ambición, la envidia, los celos, la manipulación, la hipocresía, la violencia contra la mujer, la guerra, sus efectos (saqueos, violaciones, huídas masivas de población, hambrunas, refugiados etc.). En la versión se han mantenido las grandes líneas argumentales y temáticas del texto, aunque se han reducido a seis los personajes de la tragedia y eso ha hecho necesarias ciertas adaptaciones que, como digo, no han incidido en lo esencial del mismo.

La mayor originalidad del montaje estriba en su puesta en escena, valiente y arriesgada, pero estupendamente resuelta, a pesar de que todo se desarrolla en un espacio totalmente vacío que, con ayuda de una estupenda iluminación y un trabajadísimo espacio sonoro -con temas de Manu Chao y Jacques Brel, entre muchos otros-, traslada al espectador a los variados espacios donde tiene lugar la acción de la tragedia: las distintas estancias de palacio, el desierto, la terrible tempestad de arena, el proceloso mar o la paradisíaca playa… Y, además, mezclando la acción inmediata con la otra acción, la más próxima y terrible, las de las guerras de la actualidad (Irak, Siria, etc.) y con muchos de sus actores principales, a través de imágenes mil veces repetidas por todos los noticiarios de televisión.

Otelo -estupendo Iván Calderón-, general moro al servicio de Venecia, consigue enamorar a Desdémona (Yaldá Peñas), una joven y bella noble veneciana, con quien llega a casarse, en contra de la voluntad de su padre. Yago -genial también Antonio Alcalde en su papel-, alférez al servicio de Otelo, se siente despechado porque ha nombrado su lugarteniente a Casio (Iñaki Díez) y no a él. Yago trama entonces su venganza. Ante un ataque de los turcos, Otelo es enviado a Chipre y viaja con su mujer. Allí, Yago consigue que Casio se emborrache y pierda la confianza de Otelo, que nombra al taimado alférez su lugarteniente. La ambición y el poder de manipulación de Yago llegan al extremo de utilizar también contra Otelo a Rodrigo (Oscar Varela), enamorado de Desdémona, y a su propia mujer, Emilia (convincente María Herrero).

‘Otelo’

Texto: William Shakespeare

Adaptación: Paco Montes

Dirección: Paco Montes y Lucas Smint

Intérpretes: Iván Calderón, Antonio Alcalde/Íñigo Elorriaga, Iñaki Díez, Oscar Varela, Yaldá Peñas y María Herrero

Escenografía: José Helguera

Iluminación: Luz E.T.

Audiovisual: Raquel Rodríguez

Espacio Sonoro: Un, dos, Probando

Vestuario: Pablo Porcel

Ayudante de Dirección: Teresa Gago

Fotografía: Álvaro Ochoa

Teatro La Puerta Estrecha, Madrid

21, 22, 28 y 29 de enero de 2017

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.