www.diariocritico.com
'Rey Lear': hombres, poder y ceguera
(Foto: Luis Castilla)

'Rey Lear': hombres, poder y ceguera

martes 03 de marzo de 2020, 08:05h

El montaje de la sevillana Atalaya TNT ha arrasado en el Fernán Gómez de Madrid con un llenazo diario durante dos semanas y con un montaje clásico, ‘Rey Lear’, de William Shakespeare, respetuoso con el original y actualizado al mismo tiempo, con dirección, dramaturgia y espacio escénico a cargo de Ricardo Iniesta.

El espectáculo es un mecano riguroso, preciso –casi algebraico-, pero rebosante de belleza, de armonía, de rigor y de placer estético al mismo tiempo. Y es que en ‘Rey Lear’ está concentrado todo el sello Atalaya: la desnudez y esencialidad predicada por Grotowski y Barba, y seguidos al pie de la letra por Iniesta, aparecen aquí atravesando todo el espectáculo. No hay que distraer al público con nada que no sea esencial. Hay que despreciar lo superfluo, lo banal. Ya hay suficientes estímulos en la propia obra, en el texto del bardo y es a ellos a quien se han dedicado todos los esfuerzos de la compañía. El resultado es sencillamente espectacular, homogéneo, fantástico, y roza la perfección a lo largo de las casi dos horas de representación. Actores, escenografía, música, luz, acción y palabra son manejados por Ricardo Iniesta como un todo homogéneo, un bloque de perfección estética que atraviesa el cuerpo y el alma del espectador con una fuerza imparable.

La historia de la tragedia shakespeariana es bien conocida. Lear quiso descubrir el grado de afecto de sus tres hijas para designar sucesora a quien más lo quisiera. Las dos mayores se deshicieron en halagos hacia su padre, pero la menor se limitó a contestarle que lo quería como padre, ni más ni menos. Esta respuesta sincera le pareció más que insuficiente al rey, que castigó a su hija desheredándola. Pero como el tiempo pone a cada cual, en su sitio, los acontecimientos posteriores demostraron que ella era la única digna heredera del trono de su padre. Lo consiguió después de disputárselo a sus hermanas. Y, al mismo tiempo, Shakespeare, introduce también en la tragedia la historia de Gloucester y sus hijos, con muchas coincidencias de actitudes y deslealtades como las vividas entre Lear y sus hijas…

En medio de una atmósfera oscura, inquietante, tenebrosa (la iluminación, genial, es de Alejandro Conesa), se abren hueco temas de tanto calado como el poder, la ceguera intelectual (ya se sabe que no hay más ciego que quien no quiere ver), la locura, el dolor o la destrucción… Todos ellos encarnados por un inmejorable grupo de nueve actores que insuflan vida y energía incontenibles a los trece personajes de la tragedia. Empezando por una magnífica Carmen Gallardo como el Rey Lear, altivo y seguro de sí mismo al principio, y desmadejado y profundamente dolido al descubrir su inmenso error en la elección; Javi Domínguez, un espléndido Edmund; Silvia Garzón y María Sanz, estupendas en sus papeles de Goneril y Regan, las dos hijas mayores de Lear; al igual que Elena Aliaga, que se desdobla como Cordelia –la pequeña de las 3 hijas-, y como Oswald… Y excelente también el resto del elenco: Lidia Mauduit, magnético bufón; Joaquín Galán, bordando sus dos personajes, Kent y Corwnall; Raúl Vera, Gloucester y Albany, así como José Ángel Moreno en Edgar y el Rey de Francia.

Todos ellos se mueven como pez en el agua en medio de una escenografía minimalista pero eficacísima para potenciar todos los aspectos narrativos y estéticos de la propuesta. Catorce bancos de madera sirven a Iniesta para recrear todos y cada uno de los espacios en donde se desarrolla la acción (un castillo, un bosque, los salones, un comedor…). Son los propios actores quienes van moviendo esos bancos /mesas que, puestos de mil y una formas distintas, confieren el carácter y el valor a cada espacio que van configurando…. Y, por si todo eso fuera poco, el trabajo físico es constante y el movimiento actoral incesante, pero armónicamente dirigido por Juana Casado. Cantan, además, coralmente y de forma inmejorable las canciones que ha compuesto para el caso Luis Navarro, bajo la dirección coral de Marga Reyes y Lidia Mauduit. Y, para completar el trabajo grupal, la caracterización de Manolo Cortés es admirable, así como el vestuario de Carmen de Giles y Flores de Giles.

Con sede en Sevilla, la Compañía Atalaya ha estrenado 25 montajes con los que ha recorrido más de cuarenta países por todo el mundo desde su fundación en 1983. Uno de ellos, el Marat Sade, incomprensiblemente en los tiempos que corren, ha tenido ciertos problemas de exhibición (no queremos pensar que sea por cuestión de censura…), hasta el punto de que aún no ha podido ser exhibida en Madrid. Tras el éxito obtenido en el Fernán Gómez, creemos que su nueva directora, la también dramaturga Laila Ripoll, le debe a Atalaya ese acto de reparación moral y artístico que, sin duda, tanto agradeceremos los espectadores madrileños.

Y, como este ‘Rey Lear’ de Atalaya va a seguir levantándose en muchos otros escenarios de toda España, por favor, no dejes pasar la oportunidad de acudir a verlo en algún momento si no has podido hacerlo en su paso estos días por el Fernán Gómez. Es uno de esos montajes que se queda grabado a fuego en la memoria del espectador. Imprescindible.

‘Rey Lear’

Autor: William Shakespeare

Dirección, dramaturgia y espacio escénico: Ricardo Iniesta

Reparto: Carmen Gallardo, Joaquín Galán, María Sanz, Raúl Vera, Elena Aliaga, Silvia Garzón, Lidia Mauduit, José Ángel Moreno y Javi Domínguez

Composición musical: Luis Navarro

Coreografía: Juana Casado

Dirección coral: Marga Reyes y Lidia Mauduit

Vestuario: Carmen de Giles y Flores de Giles

Maquillaje, peluquería y estilismo: Manolo Cortés

Texturizado y acabado escenografía: Ana Arteaga

Utilería y atrezo: Sergio Bellido

Diseño de luces y coordinación técnica: Alejandro Conesa

Espacio sonoro: Emilio Morales

Ayudante de dirección: Sario Téllez

Vídeos: Félix Vázquez

Fotos: Luis Castilla

Gerencia: Rocío de los Reyes

Distribución: Victoria Villalta

Producción: Paz L. Millón

Teatro Fernán Gómez, Madrid

Del 17 de febrero al 1 de marzo de 2020

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios