www.diariocritico.com
'Señor Ruiseñor': Els Joglars y la república de las maravillas
(Foto: David Ruano)

'Señor Ruiseñor': Els Joglars y la república de las maravillas

miércoles 23 de enero de 2019, 10:34h

Empíricamente hablando, la republica catalana, esa que perseguía como un condenado el Sr. Puigdemont, duró menos que un pastel en la puerta de un colegio. Sus consecuencias –a la vista está-, no. Tras la aplicación del Art. 155, la celebración de nuevas elecciones en Cataluña y la llegada a la presidencia de la Generalidad del Sr. Torra, no hay día en el último año y pico que no nos levantemos y nos acostemos cada día con el sermón de la montaña (…de Montjuic, claro). A Els Joglars, ese mítico grupo teatral catalán que sobrepasa ya el medio siglo de vida, le corresponde el honor de haber sabido parodiar mejor que nadie, en clave de sátira, la cotidiana odisea de enfrentarse a la realidad oficial que hoy quiere imponerse desde arriba. Lo ha hecho en ‘Señor Ruiseñor’, un montaje escrito por Ramon Fontserè con la colaboración de Dolors Tuneu y Alberto Castrillo-Ferrer.

Y es también a Alberto Castrillo-Ferrer a quien corresponde la estupenda dirección de escena de ‘Señor Ruiseñor’ que puede verse hasta finales de semana en el Teatro María Guerrero de Madrid, y que protagonizan seis magníficos Joglars: Ramon Fontserè, Juan Pablo Mazorra, Rubén Romero, Pilar Sáenz, Dolors Tuneu y Xevi Vilà. Entre todos, durante 90 minutos, no dejan títere con cabeza en lo relativo a esas falsas verdades oficiales que fabrica como churros el independentismo catalán, léase los lazos amarillos, la inequívoca identidad antropológica del catalán (distinto al resto de los españoles desde su medida craneal cerebral hasta en el número de pliegues anales), la manipulación del lenguaje y de la historia, y, en fin, el fomento del odio hacia todo lo que huela a español (“…TeOdium cultural”).

La fábula que propone Fontserè traslada al espectador al estudio-museo de Santiago Rusiñol, el artista catalán universal que las huestes independentistas han decidido reconvertir en un nuevo Museo de la identidad catalana. Allí, en el museo, un viejo jardinero se transforma en el propio Rusiñol para hacer de guía en las visitas teatralizadas. Hasta tal punto llega la cosa que el jardinero acaba adquiriendo el seny y la sorna del intelectual -por cierto, adicto a la morfina-, y contrarresta su visión de la realidad cultural catalana y española con las descabelladas imposiciones del equipo directivo del nuevo museo.

Anna Tusell ha diseñado la escenografía del montaje en torno a un óvalo central inclinado sobre el que se desarrollan todas las escenas. La luz de Bernat Jansà, el vestuario de Pilar Sáenz Recoder, la música de David Angulo y los descriptivos y deslumbrantes audiovisuales de Manuel Vicente, contribuyen a que la fiesta satírica sea redonda. No creemos que la “extraordinaria amplitud de miras” de las autoridades independentistas y sus comités sean capaces de digerir adecuadamente una parodia tan incisiva, viva, inteligente y llena de humor como la que proponen Els Joglars en 'Señor Ruiseñor', así es que mucho me temo que van a tener que seguir los pasos de “Carlitos Puigdemente” más allá de las fronteras naturales de su Cataluña, aunque por razones bien distintas, y que nunca van a obtener una subvención de la Consellería de Cultura del gobierno catalán para llevar a todo el mundo la libertad de expresión condensada en 'Señor Ruiseñor', que está justamente en las antípodas de la que auspicia la Generalitat.

Me quedo con este 'Señor Ruiseñor' que devuelve al legendario grupo teatral catalán a sus mejores páginas satíricas sobre un escenario burlándose de los Pujol, las nuevas cocinas, el Opus, los padres permisivos de nuestros días o la manipulación de los medios. La risa inteligente está aquí garantizada y, a veces, incluso puede hacerse incontenible.

‘Señor Ruiseñor’

Dramaturgia: Ramon Fontserè con la colaboración de Dolors Tuneu y Alberto Castrillo-Ferrer

Dirección: Ramón Fontserè

Dirección de escena: Alberto Castrillo-Ferrer

Reparto: Ramon Fontserè, Juan Pablo Mazorra, Rubén Romero, Pilar Sáenz, Dolors Tuneu y Xevi Vilà

Escenografía: Anna Tusell

Iluminación: Bernat Jansà

Vestuario: Pilar Sáenz Recoder

Música: David Angulo

Audiovisuales: Manuel Vicente

Coreografía: Cía. Mar Gómez

Asesor musical: Enrique Sánchez Ramos

Colaboración musical: Francesc Vidal

Diseño de cartel: Javier Jaén

Fotos: David Ruano

Producción: Els Joglars

Teatro María Guerrero, Madrid

Hasta el 27 de enero de 2019

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.