www.diariocritico.com
‘Yo Feuerbach’, una cautivadora lección de interpretación de Pedro Casablanc en La Abadía
Ampliar

‘Yo Feuerbach’, una cautivadora lección de interpretación de Pedro Casablanc en La Abadía

martes 25 de octubre de 2016, 15:49h

Si en la suma, o en la multiplicación, el orden de los factores no altera el producto -recuérdese, propiedad conmutativa-, en teatro sí. Importan, y mucho, autor (o autora, por supuesto, que en cada uno de los grupos hablo tanto de ellos como de ellas…), director, actores, y equipos artísticos y técnico del montaje. El cambio de cualquiera de esos factores, digo, puede alterar el resultado final. Pero, de todos ellos, ¿Cuál es el más decisivo? A mi juicio, incluso por encima del autor, el director y los actores.

Un buen campo de pruebas de lo que afirmo puede ser asistir a ‘Yo Feuerbach’, un texto del celebrado autor alemán Tankred Dorst (muy poco representado en España), en el montaje adaptado por Jordi Casanovas y dirigido por Antonio Simón, protagonizado por Pedro Casablanc y Samuel Viyuela, que fue estrenado con gran revuelo en el Grec Festival el pasado mes de julio y que este octubre ha aterrizado en el Teatro de La Abadía de Madrid.

El argumento de ‘Yo Feuerbach’ es sencillo, sin apenas dobleces iniciales: Un actor, una vieja gloria venida a menos, que lleva ya siete años sin subirse a las tablas, se presenta ahora a una prueba (hoy, colonizados como estamos por todo lo que suene a sajón, se diría casting). El actor es Pedro Casablanc, y aprovecha el “casi monólogo” de Dorst para mostrar al público que es un grandísimo actor, haciendo uso de una gran cantidad de registros, con los que suple las carencias de un texto que dista mucho de ser redondo. La dirección de Antonio Simón contribuye también decisivamente a ello.

La presencia en escena de un segundo personaje, el confiado a Samuel Viyuela, un joven ayudante de dirección que espera junto a Feuerbach la llegada del director -que, como el Godot de Becket, nunca acaba de llegar-, parece prescindible a primera vista, pero el director del montaje ha sabido darle la consistencia necesaria para hacer que con su presencia, aún brille más el trabajo actoral de Casablanc. El joven Viyuela -de casta le viene al galgo- cumple muy bien su cometido.

La caída libre de Feuerbach como actor, su crisis personal, su ego maltratado al tener que pasar una prueba como si de un principiante se tratara (“si no me dan ese papel, me extingo”), el tremendo abismo existente entre el viejo actor y el joven ayudante, navegan entre el patetismo, la ternura y el humor. Los 90 minutos de duración del montaje partiendo de un texto que no tiene una gran enjundia, y que tampoco podría encuadrarse en el género de comedia, no resulta, ni mucho menos, excesivo, y todo obedece a la deliciosa lección de interpretación de Casablanc que, siempre humilde y generoso, comparte los aplausos de un público entregado que premia al actor, efusivo y puesto en pie durante varios minutos al terminar la representación.

‘Yo Feuerbach’

Autor: Tankred Dorst

Versión y Adaptación: Jordi Casanovas

Dirección: Antonio Simón

Intérpretes: Pedro Casablanc y Samuel Viyuela

Voz en off: Nuria García

Escenografía: Eduardo Moreno

Vestuario: Sandra Espinosa

Diseño de iluminación: Pau Fullana

Diseño de sonido: Nacho Bilbao

Fotografía: Sergio Parra

Ayudante de dirección: Beatriz Jaén

Teatro de La Abadía, Madrid

Del 6 al 23 de octubre de 2016
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.