www.diariocritico.com
Feria de Albacete: la tómbola de orejas premia con cuatro el empaque de Manzanares

Feria de Albacete: la tómbola de orejas premia con cuatro el empaque de Manzanares

viernes 16 de septiembre de 2016, 20:57h
"Ea, así es, ya hay que estar mal del 'to' 'pa' que no te toque en la tómbola ninguna oreja, pijo". Es el aserto, pleno de humor manchego, ese que han puesto de moda los de 'Muchachada Nui', con el que un espectador respondía a una llamada telefónica al término del festejo en el que con toros de escasa e incluso bochornosa presencia, de Juan Pedro y Núñez del Cuvillo, a Manzanares le tocaron cuatro orejas (excesivas) merced a su empaque y elegancia, al novel Álvaro Lorenzo una por su buen corte y a Enrique Ponce, al que se refería el parroquiano de la frase, ninguna.

Relatado lo anterior de los datos estadísticos, podíamos repetir casi íntegra la crónica del jueves, cambiando a los protagonistas de una película tan repetida, a una tomadura de pelo con anuencia de la autoridad tan desgraciadamente habitual: con ellos, las figuras, figuritas y/o figurones, se desata el triunfalismo y se marcha el toro. Basta cambiar los nombres de los créditos del film, porque el argumento es el mismo: el día anterior Juli y Talavante, este viernes Enrique Ponce y José María Manzanares.

Ya hubo problemas en el reconocimiento veterinario -cómo serían los rechazados-, por lo que los anunciados Cuvillos hubieron de completarse con dos de Juan Pedro Domecq, tanto monta monta tanto, idéntica basura podrida anovillada, inválida y descastada a excepción del codicioso segundo. Y para que la película fuese tan similar, con estas birrias, todas cambiadas con un picotazito, como en la función anterior desarrolló Talavante, al menos hubo toreo del bueno en cuanto a belleza y empaque, que lo cascabeleó Manzanares frente a ese segundo.

Con su elegancia habitual, relajado y tranquilo, brilló con la profundudad de sus redondos y naturales en series largas abrochadas casi siempre con arrebatados y mandones pases de pecho muy al hombro contrario, intercalando también el fulgor de las trincherillas. Pero faltó cargazón de la suerte y sobró pico, y para mayor 'inri', Manzanares, tan seguro habitualmente con la tizona, le endilgó al torete un bajonazo de aúpa. Pese a lo cual, el presidente Natalio Cuesta abrió la espita tombolera y le premió con rapidez, para que no hubiera dudas, no fuera que desaparecieran los pañuelos, con el doble trofeo. Y, por el mismo precio, desenfundó el moquero azul de vuelta al ruedo para el animal.

De menor calibre fue la faena del alicantino ante el quinto, un zapatito cómodo que iba y venía, y con el que repitió el coletudo los bellos muletazos similares de idéntica catadura -empaque y suerte descargada-, pero también hubo exceso de enganchones y tras una estocada desprendida al encuentro, la tómbola volvió a premiarle con dos orejas. Claro que para enganchones, los de un Ponce ventajista y teatrero, ante el cuarto, pendiente de responder a los tendidos si escuchaba alguna crítica a su labor despegada y vulgar en grado máximo. Fue una faena -o caricatura- de largo metraje tras la cual hubo escasa petición y en la papeleta que sacó en la tómbola sólo ponía vuelta al ruedo. En el que abrió función, el valenciano obró de enfermero con el inválido y nadie se lo tuvo en cuenta.

Sí llegó más al cotarro la faena de buen corte del novel Álvaro Lorenzo, pese a que la invalidez de su primer enemiguete era similar a la que correspondió a Ponce. El toledano dejó buenos pasajes de clasicismo por ambos pitones del bicornito sin emoción ninguna, y a pesar del feo espadazo ,en su papeleta había óbolo orejil. Todos los defectos del encierro los tenía corregidos y aumentados el que cerró película, que unió a su flojera y descaste su renuencia a embestir, por lo que Lorenzo ni siquiera pudo sacar una pepeleta.

En fin, lo habitual: a ver si la nueva y joven Asociación de Aficionados al Toro, que repartió un cuadernillo bajo el provocador -para los taurinos, claro- título de '¡Sin el toro, no hay Feria!', logra el milagro de que no se repita la película. Bienvenidos.

FICHA

Toros de NÚÑEZ DEL CUVILLO -el encastado 2º, premiado con la vueta al ruedo- y 1º y 3º de JUAN PEDRO DOMECQ, sin trapío ni fuerzas, noblotes y descastados excepto ese 2º. ENRIQUE PONCE: silencio tras aviso; vuelta tras aviso. JOSÉ MARÍA MANZANARES: dos orejas; dos orejas tras aviso. ÁLVARO LORENZO: oreja tras aviso; palmas. Plaza de Albacete, 16 de septiembre. 9ª de Feria. Casi lleno.

> CRÓNICA DEL FESTEJO ANTERIOR

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios