www.diariocritico.com
Mora saluda tras su gran faena al que abrió festejo en Vistalegre
Ampliar
Mora saluda tras su gran faena al que abrió festejo en Vistalegre (Foto: Carlos Paverito)

Triunfo de David Mora, que borda el toreo con percal y flámula en su reaparición en Vistalegre

domingo 21 de febrero de 2016, 23:10h
Quien tuvo, retuvo. Un aserto que vale para cualquier manifestación artística. Incluida la tauromaquia, en la que David Mora siempre fue de los que tienen la moneda de la inspiración y el clasicismo. Por eso, en su reaparición en Vistalegre, 20 meses después de su gravisimo percance en Las Ventas, volvió a cascabelear semejante virtud y, aparte de las dos orejas que cortó, fue el triunfador del mano a mano con otro de los maltratados por las cornadas, Jiménez Fortes, quien perdió trofeos con la espada.

La emoción y el clamor con que los espectadores recibieron a la pareja cuando aparecieron por la puerta de cuadrillas, con el cotarro en pie restallando palmas, se repitió en varios pasajes de un entretenido festejo en el que, al igual que la novillada del día anterior -esta vez sin antitaurinos ni policías pasotas-, merced a la nobleza y buen juego de los bicornes. Y el máximo nivel compulsivo lo alcanzó un gran David Mora, tanto con el percal como con la flámula.

Sus labores ante el que abrió plaza y al quinto fueron similares, basadas en la calidad, la tauromaquia con pellizco y sobre todo el clasicismo bañado de improvisación y creatividad. Así, desgranó redondos y naturales -varios de ellos relajado-, arrebatados pases de pecho y una sinfonía de ayudados de inicio y cierre. También el toledano brilló con el capote en ambos, tanto de recibo de sus bureles, con unas verónicas muy mecidas y sentidas, como en los quites posteriores.

Con lo que menos acertó fue con la tizona en el quinto, lo que diluyó el soble premio orejil que merecía incluso más que en el primero. El otro que lidió, corrido en tercer lugar, se quedaba algo corto en sus embestidas, por lo que un Mora que pide paso de nuevo en las ferias, sólo dejó algunos destellos.

La emoción que alboreó Jiménez Fortes estuvo más preñada de quietud y arrimones, aunque su nivel artístico mantuviera el aprobado en dos y el notable en el último, pero marró a espadas en los tres y se fue de vacío. Mas, al igual que su compañero, el malagueño tiene más que superados sus percances y también merece figurar en los abonos más importantes. Ojalá el duro precio que han pagado con sangre los dos no vuelva a repetirse. Ojalá.

FICHA DEL FESTEJO

Toros de Parladé, excepto el chico 6º, de Juan Pedro Domecq como sobrero al haberse devuelto por inváido el 2º y correrse turno. De buena presencia, noblotes y manejables, con 5º encastado. David Mora: dos orejas; ovación tras aviso; vuelta tras aviso. Salió a hombros. Jiménez Fortes: ovación tras aviso; palmas tras aviso; ovación. Plaza de Vistalegre, 21 de febrero, dos tercios de entrada.

gkgjg

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios