www.diariocritico.com
Mis adorables vecinos: el acoso vecinal o blocking
Ampliar
(Foto: Pixabay)

Mis adorables vecinos: el acoso vecinal o blocking

A veces, las relaciones con nuestros vecinos, no son como nos gustaría; existe el típico vecino que no te mira, o cuando te mira, no es lo más agradable, o de repente, han dejado de llegar cartas a tu buzón; quizá, la música a altas horas de la madrugada o las obras a deshoras, o incluso una máquina de hacer ejercicio o trasladar muebles, se escuchan en tú casa de manera desorbitada; pues bien, estas situaciones cada día más presentes en las comunidades de vecinos, tienen un nombre; así como en el colegio o en el trabajo, los conflictos están claramente reconocidos y tipificados, en las comunidades de vecinos, ocurre lo mismo.

Escuchamos constantemente hablar del mobbing, del acoso laboral en el trabajo, del acoso sexual, del conflicto jerárquico, del bullying, el grooming, pero poco oímos y poco hablamos sobre el acoso vecinal o blocking.

Pues bien, la definición del Blocking recoge todas aquellas acciones, que, de manera consciente e intencionada, se hacen para provocar daños en otro de nuestros vecinos. Como en las situaciones anteriormente mencionadas, que se dan en el ámbito escolar y laboral, las faltas de respeto y la intolerancia se ha adueñado de las comunidades de vecinos, y los mismos han llegado a normalizar dichas acciones.

¿cómo podemos identificar si se trata de una situación de blocking o de un conflicto vecinal?

Para que exista una situación de blocking, es necesario que estén presentes las figuras de acosador y uno o varios acosados, además de vecinos espectadores o colaboradores en las acciones.

Además, es importante la frecuencia con la que se desarrollen estas actitudes, y la intensidad de las mismas. El objetivo de los acosadores, suele ser siempre el mismo, que las victimas abandonen el edificio.

Una de las formas más comunes de acoso vecinal, es el acoso por ruidos. Es cada vez más típico, que unos vecinos provoquen nerviosismo y ansiedad al resto, haciendo toda clase de ruidos, tanto por el día como por la noche, de manera constante e ininterrumpida.

Además de la frecuencia, es importante tener en cuenta las secuelas o las afectaciones que sufre la víctima, en su vida diaria, como puede ser pedir una baja laboral por falta de sueño, una persona sometida a ruidos estresantes en su propia casa, durante día y noche, es muy probable que genere trastornos de sueño, que desencadenen otra serie de problemáticas mas graves.

Las problemáticas o la sintomatología, consecuente a esto, suele requerir apoyo psicológico, lo curioso de este tema, es que no acuden al médico o a terapia con el objeto de ser victimas de acoso, sino que acuden por problemas de estrés, ansiedad, insomnio e incluso posibles episodios de depresión.

Los problemas de convivencia, han existido siempre en todas las relaciones sociales, y en las comunidades de vecinos también; es decir, no es un problema social nuevo, pero si un problema legal. Es acoso vecinal es delito, concretamente de hostigamiento, que se encuentra recogido y tipificado en nuestro código penal, (Ar.t 172) desde hace relativamente poco.

Paloma López & Rocío Gavilán

Psicólogas forenses

Gabinete Psicología Velázquez
C/ Velázquez 53, Madrid - Teléfono: 650541532

www.psicologiavelazquez.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.