www.diariocritico.com
'Call Me By Your Name': Debería estar prohibido haber vivido y no haber amado
Ampliar

'Call Me By Your Name': Debería estar prohibido haber vivido y no haber amado

jueves 25 de enero de 2018, 20:57h
En 'Call Me By Your Name' pasan tantas cosas, o tan pocas, como cuando uno se enamora por primera vez. Es una película sensual que irradia deseo y pasión, sobre el despertar sexual y, también, a la vida adulta, con todos los problemas que ello conlleva. Es, también, una historia de amor entre dos personas del mismo sexo pero eso no es lo importante, es una película sobre el AMOR, sin importar mucho los adjetivos que se le ponga, sobre lo que importa y lo que duele, ya seas hombre o mujer, rico o pobre, homosexual o heterosexual, reconociendo su universalidad para todos.

Luca Guadagnino ha entregado su mejor obra hasta la fecha con una película en la que todo encaja a la perfección, el tono, la puesta en escena, la música y unos actores en absoluto estado de gracia. Armie Hammer y Timothee Chalamet están particularmente brillantes como Oliver y Elio, logrando una química muy difícil de ver en pantalla. La historia está ambientada en Italia durante el verano de 1983, un joven americano llega a la casa de un académico para una beca y allí conocerá al inquieto hijo de este, Elio. Como Guardagnino juega con la evidente atracción y la confusión que genera, principalmente en un Elio sobre el que está puesto el punto de vista principal, es una maravilla de ver. El italiano nos cuenta como surge la pasión con una delicadeza y, a la vez, un fuego erótico bastante apreciable.

El maravilloso paisaje se recrea con gusto, los pequeños detalles, las miradas, los roces, todo se relata de una manera embriagadora. Y es que 'Call Me By Your Name' es una pelicula idealizada, como lo tiene que ser cualquier cosa a la que se mira con amor. Raramente encontraremos un paraje más idílico, una pareja más atractiva, un vino más dulce, canciones tan bonitas como las de Sufjan Stevens o un melocotón tan sabroso como en esta obra. Es una especie de recreación perfecta, de mirada atrás cuando todo ya ha pasado y el fuego del amor ha quedado reducido a cenizas. Algo que no sabemos apreciar en su momento pero que luego mitificaremos. Como le dice el padre de Elio a este en una de las escenas más conmovedoras, cuando ya sea tarde nos daremos cuenta de que esos fueron los mejores años de nuestra vida. Esta película es como vivir el recuerdo idealizado de alguien, el lugar al que esa persona querría volver una y otra vez.

Algunos han querido ver en esta película una especie de 'Brokeback Mountain’ pero eso es algo bastante reduccionista ya que tiene mucho más que ver con 'Pauline en la playa' de Rohmer o 'Soñadores' de Bertolucci que con la película de Ang Lee, es una película más sobre el despertar sexual, el convertirse en adulto, en cómo marca ese primer amor, que sobre la identidad sexual de sus protagonistas.

Así que dejemos que sean los Psychedelic Furs y su 'Love my way', que tanto brilla en un par de escenas, los que nos den la respuesta final sobre esta película: “Así que trágate tus lágrimas, mi amor, y ponte tu nueva cara, nunca puedes ganar o perder a no ser que corras la carrera”. O si lo prefieren en versión tango, “debería estar prohibido haber vivido y no haber amado”.

Los estrenos más esperados de 2018

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.