www.diariocritico.com

Crítica de cine

Al amparo del éxito de 'Bohemian Rhapsody' ahora llega 'Rocketman', dirigida también por Dexter Fletcher (aunque la película sobre Mercury viniera firmada por Bryan Singer), que cuenta las hazañas de Elton John. Es una película mejor que aquella pero tampoco es una maravilla. Es un poco más libre y mucho más musical, con las canciones formando parte del desarrollo de la trama, pero es también previsible y complaciente, siguiendo el mismo esquema que el 99% de los biopics musicales, ascenso, caída y redención final a mayor gloria de su protagonista.

> Crítica de la película

Hace tiempo escribí un artículo sobre Pedro Almodóvar en el que afirmaba "es uno de los directores más irregulares que conozco, capaz de alternar obras maestras y petardos sin pestañear. Claro que no es algo extraño en alguien tan extremo como Almodóvar, una persona llena de contradicciones, por un lado, el rompedor y transgresor social que ayudó a modernizar este país, por otro, el tipo que es capaz de ponerse a recitar todo el santoral español en su agradecimiento de los Oscar". Bien pues puede que 'Dolor y Gloria' explique esos extremos de la mejor manera, con un director poniéndose ante el espejo de su propia cámara y enseñando sus cicatrices, físicas y del alma, en la mejor película que ha hecho desde la lejana 'Volver'.

>> Crítica de la película

Se anuncia esta película con el siguiente lema "El mundo ya tiene suficientes superhéroes". Parece que nos van a dar algo distinto pero no, es la misma película de siempre, no importa que nuestro protagonista tenga ciertas peculiaridades culinarias, es lo mismo de siempre, hay un supervillano (bastante superidiota, como casi siempre) que quiere destruir el mundo (como absolutamente siempre) y un héroe, en este caso anti (como casi siempre), que quiere detenerlo y, a pesar de tener una probabilidad entre un millón (¿de verdad vuelven a hacer ese chiste?), lo (ATENCIÓN SPÓILER, modo ironía ON) logra.

Con 'Lo Imposible' y 'Un Monstruo Viene A Verme' J.A. Bayona se postuló como uno de los herederos del cine de Steven Spielberg. Algo que no ha debido pasar desapercibido para el ex Rey Midas de Hollywood que ha decidido ficharle para una de sus franquicias más exitosas, 'Parque Jurásico'. El español sabe estar a las alturas de las circunstancias entregando una película que bebe directamente de la primera película de Spielberg y que, en su segunda parte, sabe llevar a su terreno muchas de las características de esta franquicia, encerrando a los protagonistas y a los dinosaurios en una mansión gótica.

>> Crítica de la película

Hace poco más de un mes escribía en este mismo periódico un especial sobre el cine 'ochentero', con películas como 'Los Goonies', 'Regreso al futuro' o 'E.T. el extraterrestre', y ahora llega a las carteleras 'Ready Player One', la película-homenaje definitiva sobre aquella época, dirigida por su principal protagonista, un Steven Spielberg que vuelve a demostrar que hay pocos directores (¿nadie?) que le puedan hacer sombra a la hora de dirigir un 'blockbuster' sin muchas pretensiones más que pasárselo en grande.

Paul Thomas Anderson ha creado con 'El Hilo Invisible' su particular universo sobre el amor obsesivo o 'amour fou', lo que pasa es que ese universo parece compartir bastantes cosas con el del Alfred Hitchcock de 'Vértigo' y 'Rebeca', dos películas con las que se la puede relacionar. Es una película que roza formalmente la perfección pero que peca de fría, es, por eso mismo, una película muy parecida a su personaje principal y, uno sospecha, que a su director.

Parece claro que, a pesar de que en su momento la crítica las puso por las nubes, todos estamos de acuerdo, los que las vimos y los que las hicieron (según el mandato de otros) que las dos primeras películas de Thor eran un tostón bastante interesante. Así que desde Marvel han decidido convertirla en el único producto decente que han sacado últimamente, 'Guardianes de la Galaxia'. Así que pasen y vean, 'Thor: Ragnarok', el Dios del Trueno suelta chascarrillos' o como tu superhéroe favorito intenta copiar los chistes de otros.

Hay un momento en la película en la que aparece una copia de un antiguo replicante, parece perfecta y reluciente, es visualmente espectacular pero algo falla, en apariencia es casi igual, se podría incluso decir que es más deslumbrante y mejor acabada, pero no enamora... quizás es que tampoco se puede reproducir el alma. Algo así le pasa a la película, 'Blade Runner 2049' es una película espectacular visualmente, una maravilla para ser contemplada en la pantalla más grande que se pueda, pero debajo de su increíble fachada hay menos corazón que en la película en la que se mira.

> Crítica de la película

Sin tiempo para recobrar la respiración, tras un viaje en montaña rusa de tres horas de duración, tuve que dejar una primera impresión de esta película. No se me puede contar entre los seguidores del universo Marvel, siempre he desconfiado de las películas de superhéroes, pero mis primeras palabras fueron "emocionante y épica". No se me ocurren dos mejores adjetivos para describirla. Eso sí, ¿es perfecta? Ni mucho menos, el universo Marvel sigue sin tener mucho sentido y su tendencia al vértigo hacen que sea difícil respirar y asimilar todo lo que ocurre, sus escenas de acción siguen siendo algo atropelladas, pero es, sin duda, la mejor película de la (interminable) saga (y eso son 22 películas) y el broche final por el que suspiraban millones de seguidores en todo el mundo.

Partamos de la base que el que esto es escribe fue en su día (hace muchos, muchos años) un niño enganchado a los tebeos (en los 80 los llamábamos así) de 'Superlópez'. Lo digo porque las expectativas a la hora de ver esta película son totalmente distintas para los que hemos disfrutado con la obra de Jan que para aquellos que llegan a la sala, pongámoslo así, vírgenes. A pesar de todo intentaré dar una opinión lo más neutra posible intentando aguantarme las ganas de gritar a los cuatro vientos "¡EL TEBEO ERA MUCHO MEJOR!"... Vaya, lo siento, se me ha escapado.

>> Crítica de la película

Las secuelas que ha hecho Pixar hasta ahora se dividen en dos categorías, las magistrales (las de 'Toy Story') y todas las demás (auténticos bajonazos). Pues bien Woody y Buzz pueden respirar aliviados porque ya no son los únicos miembros de la factoría con una continuación a la altura, la familia Parr/Increíble se suma al carro con una segunda parte igual de divertida, emocionante y adictiva como la primera.

> Crítica de la película

Nada más terminar el pase de prensa de esta película nos pidieron que dejaramos en una frase nuestra opinión sobre la misma, esto fue lo primero que se me ocurrió: "Como todas las peliculas anteriores es un absoluto sinsentido, pero un sinsentido altamente divertido". A esta tercera reunión de 'Los Vengadores' (y decimonovena entrega del Universo Cinematográfico Marvel) se le pueden poner muchos peros, el principal de ellos que nada tiene sentido y que todo está mil veces visto, pero, aun así, nadie le puede negar que como espectáculo circense es muy entretenido.

Con 'The Florida Project' Sean Baker ha entregado una de las mejores películas de lo que llevamos de año, es puro cine indie en el que echa una mirada a los lugares que quedan fuera de foco cuando se habla del sueño americano, guetos de los que casi nunca se habla y de los que, lo que es todavía peor, es muy difícil salir. Para ello ha encontrado la localización ideal en las afueras de uno de los mayores símbolos de ese sueño, Disneylandia.

En 'Call Me By Your Name' pasan tantas cosas, o tan pocas, como cuando uno se enamora por primera vez. Es una película sensual que irradia deseo y pasión, sobre el despertar sexual y, también, a la vida adulta, con todos los problemas que ello conlleva. Es, también, una historia de amor entre dos personas del mismo sexo pero eso no es lo importante, es una película sobre el AMOR, sin importar mucho los adjetivos que se le ponga, sobre lo que importa y lo que duele, ya seas hombre o mujer, rico o pobre, homosexual o heterosexual, reconociendo su universalidad para todos.

Agustín Díaz Yanes ha vuelto a la dirección, tras un parón de nueve años, con una película basada en un relato inédito de Arturo Pérez-Reverte, cuyo espíritu sobrevuela todo su metraje, siendo una historia con esos personajes que tanto le gustan al autor de 'Alatriste', gente tosca y desencantada, peones de un Imperio mal gobernado en el que la hidalguía y la infamia se mezclan continuamente. Es una película irregular en la que Díaz Yanes ha convertido la extraordinaria historia de los conquistadores en las junglas tropicales en una especie de Vietnam español con varias referencias a la enorme 'Apocalypse Now'.

> Crítica de la película

Es imposible hablar de 'Fe de etarras' la nueva comedia de Borja Cobeaga y Diego San José para Netflix, sin hacerlo de la polémica que la ha rodeado, tanto por el tema tratado como por la campaña publicitaria, y sin desligarla de la situación actual en la que vive España, con banderas floreciendo en los balcones como setas en primavera y unos discursos patriótico identitarios altamente ridiculizables. Una situación altamente 'berlanguiana' y esperpéntica que está creando fanáticos por doquier.

> Crítica de la película

Soy de los que piensan que el mayor pecado que puede provocar algo hecho para ser contemplado, escuchado o leído por el público es la indiferencia. Esta película desde luego no dejara indiferente a casi nadie y es que básicamente puede provocar dos opiniones, o la amas o la odias. Cuéntenme entre los segundos.