www.diariocritico.com
‘La habitación’: Una obra perturbadora donde brilla una luz
Ampliar

‘La habitación’: Una obra perturbadora donde brilla una luz

miércoles 24 de febrero de 2016, 13:08h
‘La habitación’ es una película difícil y que suena aterradora por el tema que trata, una adolescente que ha sido secuestrada y recluida en un zulo durante siete años en los que se la ha violado constantemente y donde ha dado a luz a un niño. Con estos mimbres es fácil caer en una visión demasiado oscura o lacrimógena pero sus responsables logran evitarlo y entregar una obra turbadora en la que, sin embargo, hay sitio para el optimismo.

La película se basa en la novela de Emma Donoghue que, a su vez, se inspiró en los terroríficos casos de Natascha Kampusch, secuestrada durante más de ocho años por su captor, y Elizabeth Fritzl, que fue encerrada y violada durante 24 años por su propio padre y donde tuvo siete hijos con su captor. Donoghue y el director Lenny Abrahamson se llevan el caso a EEUU y nos cuentan la historia de Joy, secuestrada durante su adolescencia y que lleva encerrada siete años en un cobertizo en donde ha dado a luz a Jack, un niño que ya ha cumplido cinco años y que el único mundo que conoce es el de la habitación en la que está encerrado. Allí su madre le intenta mantener fuera del horror de la situación y Jack acepta de buen grado que el mundo se reduzca a esas cuatro paredes. Es algo parecido a lo que hacía Roberto Benigni con su hijo en la ficción en ‘La vida es bella’ pero ‘La habitación’ no tira hacia el sentimentalismo tanto como la película italiana.

Lo interesante de ‘La habitación’ es que se mantiene equidistante entre los dos puntos de vista, no tenemos solo la visión oscura y terrorífica de la madre pero tampoco se decanta por empalagarnos con el punto de vista del niño. Esto se consigue gracias a dos interpretaciones de altura, que convierte a sus dos actores principales en el corazón de la película. Brie Larson y Jacob Tremblay están perfectos como madre e hijo y nos entregan una primera hora de película maravillosa, mientras están atrapados en la habitación. Es allí donde Larson consigue dar vida al milagro de hacer del infierno una lugar mágico. Luego su situación cambiará y la de la película también.

No es que el tercer acto sea decepcionante pero sí que es cierto que no es tan bello y perturbador como su inicio. La película entra en terrenos más conocidos y vistos y pierde parte de su magia. Además en ese tercer acto el equilibrio que existía entre los puntos de vista de madre e hijo se pierde y se vuelca más con el hijo, dejando a la película algo coja.

Aun así, ‘La habitación’ tiene muchos puntos de interés que hacen de su visionado una experiencia perturbadora. No es el lugar más amable en el que pasar dos horas pero es, sin duda, uno de los más interesantes.

Lea también:

- La quiniela de los Oscar 2016: actores y actrices

- 'El renacido': Cine con mayúsculas

- 'Carol': Cuando el amor está prohibido

- 'Spotlight': Todos los hombres del Cardenal

- '45 años': Colosal duelo interpretativo bajo la alargada sombra de Bergman

- 'Los odiosos ocho': Tarantino desencadenado

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.