www.diariocritico.com
Crítica de la película 'Superlópez': Lárgame un cilindrín, fotero
Ampliar

Crítica de la película 'Superlópez': Lárgame un cilindrín, fotero

viernes 23 de noviembre de 2018, 15:15h
Partamos de la base que el que esto es escribe fue en su día (hace muchos, muchos años) un niño enganchado a los tebeos (en los 80 los llamábamos así) de 'Superlópez'. Lo digo porque las expectativas a la hora de ver esta película son totalmente distintas para los que hemos disfrutado con la obra de Jan que para aquellos que llegan a la sala, pongámoslo así, vírgenes. A pesar de todo intentaré dar una opinión lo más neutra posible intentando aguantarme las ganas de gritar a los cuatro vientos "¡EL TEBEO ERA MUCHO MEJOR!"... Vaya, lo siento, se me ha escapado.

Y no es que la película sea mala, es que aquellas historietas eran mucho más divertidas y menos políticamente correctas de lo que aquí nos cuentan los guionistas Borja Cobeaga y Diego San José, junto al director Javier Ruiz Caldera. También hay que apreciar que son dos cosas distintas y es que este 'Superlópez' no es muy fiel al espíritu de Jan, siendo más una parodia del cine de superhéroes con el que nos bombardean día tras otro desde las colinas de Hollywood. Aunque la película que sigue siendo su referente, más que las actuales de Marvel, es el 'Superman' de Richard Donner y Christopher Reeve.

El inicio de la película raya en la vergüenza ajena, la introducción con Gonzalo de Castro hace temer lo peor pero la película consigue levantar cabeza con la aparición de Pedro Casablanc y Gracia Olayo, los papás adoptivos de la criatura. Eso sí el chiste del bigote en el bebé no es el colmo de la originalidad. Dani Rovira no ha sido una mala elección para el personaje pero su Superlópez está más cerca del protagonista de '8 apellidos vascos' que del de la obra de Jan. Al querer hacer una obra de iniciación ni siquiera tenemos mucho tiempo del propio héroe y nos quedamos con la sensación de estar viendo solo una introducción de personajes.

Los guionistas insisten en una buena idea, en España es una mala idea destacar y es mejor pasar desapercibido, si en EEUU se llevan los triunfadores en España siempre se ha llevado la picaresca. Pero puede que la película y sus creadores estén tan convencidos de la mediocridad nacional que terminen contagiados por ella, incapaces de echar a volar como su héroe sin miedo a no saber aterrizar. Aun así la película tiene algunos gags buenos y el reparto, por lo general, está bien, con mención especial para Julián López y Alexandra Jiménez, aunque sus Jaime y Luisa sean tan poco fieles a los originales como Superlópez. Es una película pasable y se deja ver, aunque tampoco deja gran poso una vez se abandona la sala.

Pero quizás ahí está otro de sus problemas que se queda en tierra de nadie, es una película agradable, ni muy buena, ni muy mala. Ya puestos podrían haber homenajeado al mejor número de la serie, 'La Gran Superproducción', y haber hecho una película absolutamente pasada de tono, de serie Z, con fallos de raccord, rompiendo continuamente la cuarta pared, con un personaje que pregunte convulsivamente "¿qué es una script girl?" y que, por supuesto, se hubiera cerrado, como 'Tronak el Kárbaro', con la frase más mítica de la historia del tebeo hispánico: "Lárgame un cilindrín, fotero" y un cartel de Fin puesto del revés...

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.