www.diariocritico.com

'Spider-Man: Homecoming': el eterno retorno de las muñecas rusas

jueves 27 de julio de 2017, 11:54h
Vamos a ver si me aclaro, 'Spider-Man: Homecoming' es un 'reboot', algo que es como un borrón y cuenta nueva, de un personaje que ya ha tenido otras dos caras y 5 películas solo en lo que llevamos de Siglo XXI. Es, además, una vuelta a casa, ya que Marvel ha vuelto a conseguir los derechos de su principal superhéroe después de que Sony se hubiera encargado de llevarlo al cine hasta ahora. Es también una especie de 'spin-off' (¿o era 'crossover'?) dentro del mundo de 'Los Vengadores', donde el actual Spider-Man ya había hecho una aparición en 'Capitán América: Civil War' y tendrá nuevas continuaciones, dentro de ese mismo universo y por su cuenta. ¿Se aclaran? Pues parece que los responsables tampoco y es que Marvel hace tiempo que dejó de hacer películas para entregar muñecas rusas, son muy bonitas y divertidas pero están casi vacías por dentro y lo único que contienen es otra copia exacta (solo que en vez de más pequeña, más grande).

No me entiendan mal y asuman lo amargado que estoy y lo triste que es mi vida. 'Spiderman: Homecoming' es una película pasable en la que incluso consigues reírte por algunos momentos. Tom Holland es una gran elección y es casi más un homenaje a las películas ochenteras sobre adolescentes (con John Hughes como principal referencia) que una película de superhéroes al uso. Es más, el villano es un tipo corriente, un trabajador al que despiden de su trabajo y queda resentido ante Tony Stark/Iron Man, el multimillonario benefactor de la humanidad.

Y es que Marvel ha decidido poner a Spiderman bajo la batuta de Stark y convertirle en una especie de protegido de este. Su traje no está hecho por sí mismo, sino por el Vengador y parece como si Spider-Man no fuera más que su perrillo faldero, cuya única misión en la vida es ser parte de Los Vengadores. No parece que Marvel le haga justicia a la que fue su gran estrella y en vez de dejarla libre le une a su franquicia más exitosa. Aunque, por otro lado, esta es la película menos Spiderman y más Peter Parker de los tiempos modernos, Holland es un acierto siendo el único de los actores que lo ha interpretado hasta ahora que tiene pinta de adolescente, de adolescente pardillo además. En sus tribulaciones como tal, con cosas tan estereotipadas como el inevitable baile de fin de curso, están sus mejores momentos. Holland no solo encaja con el personaje sino que tiene encanto y gracia.

El resultado es un entretenimiento ligero y bienintencionado que no es para tirar cohetes pero tampoco desagrada. El director Jon Watts ha convertido a Peter Parker en el protagonista de la función y ha dejado que Spider-Man sea devorado por la fábrica Marvel. Más que una película parece un bonito objeto manufacturado en una gran fábrica, alguien se ha encargado de meter los cameos, otro los chistes, otro las referencias a los seguidores más fieles, no se olviden de las escenas post-crédito.., A su favor hay que decir que esta vez no se han pasado en la parte de acción y no nos han pintado un escenario de posible fin del mundo. Claro que siendo la primera (¿o es la segunda si contamos 'Civil War' o la sexta si consideramos las anteriores franquicias?) hay que dejar algo para la próxima, ya saben, el eterno retorno de las muñecas rusas, siempre hay una exactamente igual pero mucho más grande y con más explosiones esperando.

- Adelanto de los primeros minutos de la película:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.