www.diariocritico.com
'Loving': cuando el racismo era la ley
Ampliar

'Loving': cuando el racismo era la ley

viernes 20 de enero de 2017, 10:11h
Con 'Loving' Jeff Nichols ha entregado un más que correcto drama basado en hechos reales. En él se cuenta la historia de un matrimonio que acabó tumbando las racistas leyes estadounidenses que impedían que se casaran parejas interraciales. El corazón de su película está en la espectacular actuación de Ruth Negga, bien secundada por Joel Edgerton, y en su sutil alejamiento del melodrama, evitando cargar a su película con clichés racistas, en ningún momento se utiliza la palabra 'nigger', y apostando por una película sencilla y humilde como su pareja protagonista.
Eso no quiere decir que todo sea perfecto en 'Loving', uno habría deseado que el director de 'Take shelter' tomara más riesgos a la hora de contarnos una historia que, a veces, peca de demasiado académica. El asunto que trata es tan llamativo e importante que, por momentos, se come al argumento de la película. Si no lo hace es gracias a una Ruth Negga que está espectacular, dotando a su papel de todo el humanismo y decencia que necesita, sin necesidad de soltar grandes discursos. Ninguno de los Loving son grandes oradores y expresan más con el lenguaje corporal que con lo son capaces de decir.

La película trata sobre una pareja interracial que en 1958 decidió ir a casarse a Washington y luego volver a su estado natal de Virginia donde estos matrimonios estaban prohibidos. Pronto son denunciados, la película nunca nos dice por quién, ni trata de averigüarlo, en otro acierto por su parte, y tras un juicio evitan una condena de un año de prisión por una promesa de no volver en 25 años a Virginia, bajo pena de prisión. Sin otra opción parten hacia Washington donde vivirán con una prima de ella. Allí formarán una familia pero nunca lograrán habituarse a la vida en la ciudad. Tras contemplar la marcha sobre Washington de Martin Luther King, buscarán ayuda escribiendo al mismísimo Robert Kennedy que les pondrá en contacto con abogados pro derechos civiles. Tras años de litigio y de ver como su caso pasaba a la luz pública, al final consiguen que el Tribunal Supremo de EEUU derribe la racista ley.

Lo bueno de la película es que no busca el camino fácil, en ningún momento, ni en Virginia, ni en Washington, viven grandes problemas raciales, más allá del anónimo recordatorio de su aparición en la revista 'Life' que le hacen en el trabajo a él. Tampoco son vistos como héroes, son gente sencilla que no quiere problemas pero que no puede aceptar una situación totalmente injusta. Tampoco lo son los abogados, demasiado jóvenes e inexpertos como para tener muy claro lo que están haciendo. Es una película que prefiere contarnos la intimidad de esta pareja en vez de grandes escenas de juicios. La clave nos la da la escena en la que con el fotógrafo de la revista 'Life' en casa, interpretado por el habitual de Nichols, Michael Shannon, la pareja ve tranquilamente la tele, con él recostado en el regazo de ella. Es la foto que dio la vuelta al mundo y que les puso en boca de todos. Es una fotografía que, valga la redundancia, vale por mil palabras. ¿Cómo alguien puede poner trabas al amor entre dos personas solo por el color de su piel? La película está construida sobre esa poderosa imagen (la fotografía de verdad sirve para cerrarla) pero no sé si es tan poderosa como ella.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.