www.diariocritico.com
Crítica de 'Star Wars: El ascenso de Skywalker': no jodas con la fórmula J.J.

Crítica de 'Star Wars: El ascenso de Skywalker': no jodas con la fórmula J.J.

miércoles 18 de diciembre de 2019, 09:36h

Disney y J.J. Abrams se han posicionado con la turba que decidió que 'Los últimos Jedi' se salía demasiado del molde y han decidido convertir a esta despedida en un enorme 'fanservice' con el que intentar complacer a todo el mundo, recuperando la fórmula original. Lo malo es que esto se nota demasiado y, al intentarlo de manera tan evidente, han convertido a esta película en un postre de franquicia, disculpándose además porque el anterior cocinero intentara poner algo de su parte.

Eso no quita para que la película no tenga sus méritos, su ritmo es endiablado y las escenas de acción están bien, pero, también, suenan a vistas, con un final demasiado parecido a 'El retorno del Jedi'. J.J. Abrams se confirma como el director con menos personalidad de la saga, algo que no debería sorprendernos si miramos su filmografía. Tras el tremendo pelotazo que supuso 'Perdidos' Abrams rodó 'Misión Imposible 3', luego se hizo cargo del 'reboot' de 'Star Trek', después llegó 'Super 8', un evidente homenaje al cine de Spielberg (su gran influencia), por último, se ha ligado a la franquicia más famosa de todos los tiempos, todo un derroche de originalidad. Y no me entiendan el mal, el tipo tiene un gran talento para las escenas de acción pero, desde luego, no puede reclamar mucha autoría y, menos aún, corazón, entregando una película que, irónicamente, resulta anticlimática.

Responde a las grandes preguntas que planteó esta nueva trilogía, principalmente el origen de Rey pero sus respuestas dejan varios interrogantes, ¿de verdad era tan importante darle un parentesco importante a Rey? No decía Luke que hay cosas más importantes que la sangre. Pero, más allá de esto, la película no triunfa no porque tenga más o menos sentido, sino porque fracasa en algo mucho más fundamental, que les tomemos el mismo cariño a los nuevos personajes como le teníamos a los antiguos, y todo porque, al contrario que Johnson, Abrams es incapaz de hacer nada sin pensar antes en el fan, más preocupado en contentar a todo el mundo que en poner algo propio. Se podrá decir lo que se quiera sobre las tres primeras precuelas (principalmente que estaban llenas de fallos, Jar-Jar Binks te estamos mirando a ti) pero, por lo menos, George Lucas intentó hacer algo distinto.

Por supuesto Abrams ha tenido que recurrir al villano de la trilogía original porque no han sido capaces de crear uno mejor, todo suena a vacío, sobre todo cuando te preocupan más los personajes clásicos que los que deberían tener todo el peso en este momento. A pesar de todo, Rey y Kylo Ren han resultado lo mejor de esta saga, los personajes mejor definidos y la relación más interesante (gracias a 'Los últimos Jedi', por otro lado). Adam Driver ya ha demostrado en muchas otras películas su tremendo talento y Daisy Ridley ha demostrado que tiene el suficiente carisma para no convertirse en un nuevo Hayden Christensen. No se puede decir lo mismo de Finn y Poe, a pesar de contar con dos buenos actores como John Boyega y, sobre todo, Oscar Isaac, sus personajes no resuenan tanto, son los nuevos compañeros de Chewbacca pero, como el wookie, es imposible no echar de menos a Han Solo.

Nos hemos dejado arrastrar por la nostalgia, queremos sentir lo mismo que cuando vimos estas películas por primera vez y esto es imposible. Probablemente el único culpable de que decepción fuera la primera palabra que me viniera a la mente según terminó esta película fuera yo mismo, la próxima película que me haga sentir como 'La Guerra de las Galaxias' no vendrá con ese nombre, será algo distinto y no estará pensada para contentar a los fans. No se puede entender la emoción de ir al cine si vas a ver algo sabiendo perfectamente lo que vas a ver, Abrams, como una buena parte de los seguidores de esta saga, ha tomado el papel de Mike Love de los Beach Boys cuando (supuestamente) le dijo a Brian Wilson que "no jodiese con la fórmula". Esto es que siguiese haciendo canciones surf como las que les daban dinero y se dejase de 'Pet Sounds'. Pues bien aquí está la segunda versión del 'I Get Around' por parte de J.J. Abrams, suena bastante parecida y habrá quién le parezca maravillosa, pero será difícil que el oído experto se excite tanto como cuando escuchó la original por primera vez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.