www.diariocritico.com

> Crítica de la película

'Billy Lynn': una crítica a la guerra de Irak que suena a sermón
Ampliar

'Billy Lynn': una crítica a la guerra de Irak que suena a sermón

viernes 27 de enero de 2017, 12:17h

Ang Lee se queda a medias con ‘Billy Lynn’, una película con la que quiere criticar la guerra de Irak y, a la vez, mostrarse totalmente a favor de las tropas allí enviadas. Es una película que no funciona como crítica porque suena a sermón mientras que su apoyo a los soldados tampoco queda muy claro, poniéndoles como marionetas pero sin ofrecerles una salida.

Claro que no todo es flojo en esta película, la escena principal, la del descanso del partido de fútbol americano está muy bien realizada, los supuestos héroes son colocados como figurantes de un espectáculo de Destiny’s Child. Eso es lo que son, figuración en el show de otra gente, a nadie le importa realmente su opinión o lo que pasaron en ese momento en el que pusieron su vida en peligro.

La película está basada en una novela de Ben Fountain que gira en torno a un joven soldado de 19 años, Billy Lynn, que es grabado por las cámaras mientras intenta salvar la vida de su sargento en una misión en Irak. Tanto él como su patrulla serán tratados como héroes y les enviarán a casa para una gira promocional antes de volver al frente. Ang Lee quiere hacer de su misión propagandística un reflejo de lo vivido en el frente, sintiéndose igual o más desplazados de lo que estaban allí. Aquí vuelven las irregularidades y es que para una película que se pasa tanto tiempo hablando sobre lo importante del equipo, la patrulla de Lynn está totalmente desequilibrada, si Lynn, interpretado por el correcto Joe Alwyn, y el sargento interpretado con mucha solvencia por Garrett Hedlund están bien perfilados no se puede decir lo mismo del resto del equipo que parece puesto allí solo para interactuar con Lynn cuando le toca por exigencias del guión.

El resto de historias y secundarios tampoco destacan, la más solvente es Kristen Stewart, como hermana de Lynn que trata de convencerle de que se quede en casa y se olvide de la guerra. Vin Diesel cumple con un papel que parece inspirado en Yoda. El agente interpretado por Chris Tucker que trata de conseguirles una oferta de Hollywood es algo más flojo pero se salva en comparación con las dos mayores rémoras de la película, los personajes interpretados por Steve Martin y Makenzie Leigh. El primero hace del magnate del equipo de fútbol americano que sirve como anfitrión de los soldados. Es un empresario tejano ‘pro Bush’ totalmente unidimensional, cuya única misión en el guión es la de recibir el discurso con el mensaje de la película por parte del protagonista. Peor incluso es el de la segunda, una ‘cheerleader’ religiosa y defensora de la patria con la que el protagonista tendrá una de las relaciones amorosas más ridículas en la historia reciente del cine.

Lea también:

- Crítica de 'Vivir de noche': ¿Es Ben Affleck el peor actor de Hollywood?
- Crítica de 'Lion': una película que busca hacer llorar y lo consigue

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios