www.diariocritico.com
'Rocketman': una fantasía musical correcta y previsible

'Rocketman': una fantasía musical correcta y previsible

viernes 31 de mayo de 2019, 12:57h
Al amparo del éxito de 'Bohemian Rhapsody' ahora llega 'Rocketman', dirigida también por Dexter Fletcher (aunque la película sobre Mercury viniera firmada por Bryan Singer), que cuenta las hazañas de Elton John. Es una película mejor que aquella pero tampoco es una maravilla. Es un poco más libre y mucho más musical, con las canciones formando parte del desarrollo de la trama, pero es también previsible y complaciente, siguiendo el mismo esquema que el 99% de los biopics musicales, ascenso, caída y redención final a mayor gloria de su protagonista.

Además, como ya hicieran en 'Bohemian Rhapsody', sus autores se toman bastante licencias como presentar 'Crocodile Rock' en su mítico primer concierto en el Trobadour, cuando no la tocó (y posiblemente no estuviera ni compuesta), o presentarnos a un personaje más preocupado de ser número 1 en Italia que de la calidad de sus propios discos. Y es que 'Rocketman' está mucho más preocupada en intentar enseñarnos quién es en realidad Elton John que en que le llevó a grabar discos como 'Goodbye Yellow Brick Road'. Podría funcionar si al final de la película lo supiéramos pero no creo que la falta de abrazos de su padre o el desdén materno sean la única razón detrás de canciones como 'Your Song' o 'Tiny Dancer', o de su querencia por estrafalarios trajes.

Lo bueno es que no intenta mostrarse real, esto es una fantasía musical, con el beneplácito de John, que salda cuentas con sus fantasmas del pasado y con, casi, todas las personas importantes del mismo. El único que sale bien parado de todo esto es su pareja compositiva Bernie Taupin, al que recrea con convicción Jaimie Bell. Ésa es otra de las características de los 'biopics' que se vuelve a cumplir aquí. El papel principal es un caramelo y Taron Egerton está estupendo dando vida al alocado Elton. Pero, como decía, más allá de Taupin, no hay otro personaje que no parezca una caricatura más que alguien de carne y hueso. Richard Madden no puede hacer mucho con un John Reid que parece un malo de telenovela y Bryce Dallas Howard tampoco está muy convincente como la madre distante y aprovechada.

Por otra parte los números musicales funcionan bastante bien, con un Egerton muy convincente, y algunos aciertos como ese momento en el que tanto Elton como la audiencia parecen flotar en el aire. Además, la película está bien construída, como se ve desde ese inicio tan potente en el que lo que parece la entrada a un concierto se convierte en una reunión de alcohólicos anónimos. No inventa nada pero tiene una estructura sólida.

En definitiva, una película sin riesgos pero bien fabricada para triunfar, algo que, muy probablemente, conseguirá. Puede que la gente siga sin saber que llevó a Reginald Dwight a convertirse en Elton John pero 'Your Song', 'Rocket Man' y demás estarán entre las canciones más escuchadas en Spotify durante las próximas dos semanas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.