www.diariocritico.com

> Crítica de la película

‘Escuadrón Suicida’: Algo huele a podrido en el cine de superhéroes
Ampliar

‘Escuadrón Suicida’: Algo huele a podrido en el cine de superhéroes

jueves 04 de agosto de 2016, 10:49h
Después de meses de espera es el momento, por fin, de 'Escuadrón Suicida' la película que iba a redimir al cine de superhéroes, una odisea moderna sobre increíbles villanos convertidos, a su expensa, en héroes. Los que asistimos al pase de prensa estamos expectantes y con ganas de informar de que, por fin, el 'Batman' de Nolan ha sido superado, pero no, tras dos horas, la sensación es de estafa, de estar viendo lo mismo de siempre, de cómo, una vez más, han inflado hasta la saciedad una película insustancial que no aporta nada nuevo a un género con evidentes síntomas de agotamiento.
Una de las personas allí presente hablaba, antes de comenzar el pase, de como las películas ya le saben a poco, en estos tiempos de adicción a las series. Mucha culpa de ello la tiene este tipo de cine, ahora si tienes una idea interesante, parece más fácil darle salida en la pequeña pantalla antes que en la grande. El cine está perdiendo la batalla y la moda de las películas de superhéroes es una prueba palpable, a falta de buenas (y originales) historias brindemos al público una montaña de fuegos artificiales. Y saben lo que pasa con los fuegos artificiales, que la primera vez que los ves son muy bonitos pero cuando ya has visto cientos suelen ser un coñazo.

'Escuadrón Suicida' es solo un gran castillo de fuegos artificiales, mil veces visto, su propia idea original, tipos malos haciendo cosas buenas, ya era el punto de partida de una película tan conocida como '12 del patíbulo', la gran diferencia es que cuando veías esta, sabías que iba a tener un final, ahora solo estás esperando un continuará que te llevará a más de lo mismo, salvo que más grande, con más explosiones y un malo más malo y aterrorizador. Creo que al final las películas de superhéroes tendrán que llegar a su conclusión lógica que es un enfrentamiento contra el Dios Todopoderoso del Antiguo Testamento, dispuesto a acabar con su propia creación porque le ha salido rana. Pero que, en vez de acabar con el Mundo con un chasquido de dedos, decida bajar a la Tierra a darse puñetazos y patadas contra el héroe/héroes de turno y que, contra todo pronóstico (ésto último es ironía), al final le venzan utilizando la grulla de 'Karate Kid', para regocijo de un Nietszche que podrá salir gritando: "Lo sabía, Dios está muerto" (Esto último es el típico chiste que contentará a los más avispados, que sabrán que no hay que tomárselo demasiado en serio y le aplicaran comentarios como "ingeniosa" o "mordaz")

Que no falten los caramelos para los fans de los cómics, que si el traje de Harley Quinn, que si ésto, que si lo otro, codazos en la sala entre los 'enterados', luego se quejarán de que 'Rotten Tomatoes' no se entera y de que los críticos prefieren Marvel a DC, pero las ganas de complacer a los fans son otra de las razones por las que estas películas carecen de vida propia. No parece que haya ningún director con la suficiente personalidad como para mandarlo todo a la mierda e intentar hacer algo propio y original, estas películas pertenecen al estudio como empresa y todo está medido al milímetro sin permitir un resquicio de aire fesco. Mientras la gente siga abarrotando las salas con cada nuevo estreno (algo no muy difícil, teniendo en cuenta las gigantescas campañas de marketing que las rodean, y en las que los medios de comunicación también tenemos mucha culpa, sacando cada tontería relacionada con ellas desde el minuto uno de su producción) no nos darán nada nuevo. Cuando por hastío terminen por pinchar dos o tres estrenos gordos habrá una oportunidad para que alguien se vuelva a arriesgar y saque algo nuevo, pero lo más probable es que entonces ese producto original sea copiado hasta la saciedad por una industria que, desde hace mucho tiempo, ha decidido que la manera más segura de hacer caja es convertir a las películas en una especie de muñecas rusas que siempre esconden en su interior algo más, hasta que las vas abriendo una a una y al final te encuentras la nada.

La película comienza con la introducción de todos los personajes, cada uno de ellos con un tema musical, como no son pocos, esto nos lleva casi media hora del metraje, luego se pasa a la acción y luego viene el fin, olvídense de desarrollo o de cualquier otra cosa. Los malos son dos brujos con miles de años y parece que bastante poder pero cuando se enfrenten con nuestros héroes/villanos favoritos lo harán a golpe de mamporro como si, en vez de semidioses, fueran Bud Spencer y Terence Hill. Claro que el malo, malísimo, sigue siendo el Joker, un psicópata capaz de realizar el peor plan de rescate de una amada que se haya visto nunca. Jared Leto, y el personaje más carismático (y publicitado de la cinta), sale poquísimo y no se acerca en ningún momento a la intensidad que le brindó al personaje Heath Ledger. Hay un par de referencias al resto de universo DC, con menciones a Superman y apariciones varias de Batman. Así podemos conectar las dos franquicias y hacer incontables películas sobre cada uno de sus personajes, en su juventud, en su vejez, en la salud y en la enfermedad.

El imperio de las franquicias

Cuando un actor firma para uno de estos papeles suele hacerlo ya por varias entregas y es que ya no se hacen películas se hacen franquicias, alguien decía que las películas de superhéroes son el nuevo 'western' pero yo no me imagino a John Ford cerrando cualquiera de sus películas con unos puntos suspensivos, cosa que hacen el 99% de éstas. Hay que vender señores y cuando la gallina esté bien exprimida siempre se puede tirar por otro lado. Ahora lo de las trilogías parece que se nos queda corto, si algo vende porque no hacer veinte películas sobre ello. Me imagino a alguien llevando actualmente una gran historia de gran presupuesto, tipo 'Lawrence de Arabia', a un estudio, los ejecutivos le mirarían incrédulos: "¿te has dado cuenta de que el protagonista muere en los primeros cinco minutos de la cinta? ¿Cómo diablos vamos a hacer negocio con ésto?". Por eso una película como 'Escuadrón Suicida' es el signo de los tiempos, hay infinitas posibilidades de secuelas, precuelas o nuevas franquicias, así que da igual que la película en sí no valga nada, es parte de un todo mayor, que, por cierto, tampoco vale nada.

Es cierto que muchos de los trucos que emplean estas películas, una y otra vez, ya habían aparecido antes. Por ejemplo, las muertes sorpresa y las posteriores resurrecciones, el mismo Tolkien lo utilizó con maestría en 'El Señor de los Anillos' dos veces, con Gandalf y con Frodo, lo que pasa es que el truco ha sido tantas veces repetido y está tan arraigado en el actual mundo imaginario de superhéroes y fantasía que ha dejado de funcionar. ¿De verdad alguien espera que el Joker no vaya a reaparecer en algún momento? ¿O Superman? ¿Jon Nieve? ¿De verdad a nadie se le ocurre algo más original? Claro que sí, pero en estos tiempos de corporaciones y de números, importan más los millones de personas que van a pasar por caja el primer fin de semana, debido al 'hype' o la publicidad previa, que el valor artístico del producto y mucho menos algo tan pasado de moda como el boca a boca.

No sé a otros, pero a mí me la suda de que universo viene una película, puede ser de éste o de Raticulín, si me gusta, me gusta, y si no, no. Desde las dos primeras de Batman de Christopher Nolan, me cuesta mucho disfrutar de las películas de superhéroes, lo hice con el espíritu gamberro de 'Guardianes de la Galaxia', me reí con alguna broma de la primera de 'Los Vengadores' y no pasé un mal rato con los orígenes de los X-Men, pero, por lo general, todo me sabe a lo mismo, desde las sombras y la megaopulencia de DC, hasta el supuesto humor 'camp' de Marvel. No quiero afirmar, como hacen algunos, que todo un género es malo, pero desde luego necesita salir de su lugar de confort y respirar algo de aire fresco porque, desde luego, películas como 'Escuadrón Suicida' hacen que el género comience a tener un indudable olor a podrido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios