www.diariocritico.com

>> Crítica de la película

'Ready Player One': un divertido baño nostálgico 'ochentero'

miércoles 28 de marzo de 2018, 11:15h
Hace poco más de un mes escribía en este mismo periódico un especial sobre el cine 'ochentero', con películas como 'Los Goonies', 'Regreso al futuro' o 'E.T. el extraterrestre', y ahora llega a las carteleras 'Ready Player One', la película-homenaje definitiva sobre aquella época, dirigida por su principal protagonista, un Steven Spielberg que vuelve a demostrar que hay pocos directores (¿nadie?) que le puedan hacer sombra a la hora de dirigir un 'blockbuster' sin muchas pretensiones más que pasárselo en grande.

La película es un caramelo para todos aquellos obsesionados con la cultura popular de la década de los 80, desde sus videojuegos a sus películas, pasando por su música o su estilo. Puede que sea la película con más guiños (o si lo prefieren 'huevos de Pascua') en su interior de la historia, cada fotograma está lleno de ellos y van de vestir a su protagonista como el Prince de 'Purple Rain' a invocar el Conjuro de la Creación de la fantástica 'Excalibur'.

Pero más allá de homenajes varios la película es un disfrute gracias a un director que vuelve a demostrar que tiene celuloide corriendo por sus venas. Lo que se podría haber quedado como un simple "descubre la referencia" se convierte en un espectáculo visual de muchos kilates gracias a la pericia de Spielberg detrás de la cámara. Demostrando que no se ha olvidado de divertirse y que todavía conserva algo de aquel aprendiz de Peter Pan que siempre fue.

Otra cosa diferente es si la película tiene mucha enjundia. Esta historia, más allá de su localización, la hemos visto mil veces y sus personajes no tienen una gran profundidad, pero tampoco son un insulto y, por lo general, la película se sitúa dos palmos por encima de cualquier 'blockbuster' hipervitaminado de los últimos tiempos. Evidentemente, cuenta con una enorme carga nostálgica y con un público bastante claro en mente, el mismo que creció viendo a Gordi y Slot, a Marty McFly y jugando a los primeros videojuegos. Pero eso no quita para que pueda ser disfrutada por todos, a pesar de enormes fallos como un malo totalmente predecible y tonto.

Puede que no sea una gran película pero es pura diversión. Es previsible y poco original, pero tiene corazón, puede que por el hecho de tener un director que ayudó a crear muchas de las referencias que aparecen y que, por lo tanto, cree firmemente en ellas. Es el truco de un mago mil veces visto pero muy bien ejecutado ante el que tienes dos opciones: optar por una mueca de desaprobación o volver a ser un niño y aplaudir. Yo estoy deseando volver a verlo, ¡abracadabra!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.