www.diariocritico.com
Los mejores momentos de los Globos de Oro: Hollywood vs Trump

Los mejores momentos de los Globos de Oro: Hollywood vs Trump

lunes 09 de enero de 2017, 11:04h
Los Globos de Oro de Jimmy Fallon no pasarán a la historia como unos de los más divertidos, para eso siempre tendremos a Ricky Gervais y a las magníficas Tina Fey y Amy Poehler, pero han dejado una buena cantidad de buenos momentos, muchos de ellos en forma de dardos contra el presidente electo, Donald Trump, que, por lo visto anoche, tiene a casi toda la comunidad del cine en su contra.

El inicio de la ceremonia fue de lo mejor de toda la noche, con Fallon haciendo lo que mejor sabe, un video homenaje/parodia a 'La ciudad de las estrellas (La la land)' en el que aparecían refrencias a muchas de las películas y series de la temporada. Los momentos más divertidos la confirmación por parte de los niños de 'Stranger Things' de que Barb sigue viva o el despertar de Jon Nieve tras su siesta en la limusina. Para terminar otro homenaje a 'La la land' (no hubo demasiada emoción ya que todos deban por hecho que arrasaría y así fue) con momentazo Fallon y su querido Justin Timberlake marcándose un baile marca de la casa.



Luego llegó la hora de la verdad para Fallon, el monólogo inicial, y no logró convencer a los críticos. Y es que si el ex Saturday Night Live es muy bueno con los videos, no lo es tanto en el cara a cara, lastrado por su 'buenismo' que hizo que lo más mordaz que tuviera su entrevista con Trump fuera cuando decidió acariciarle el pelo. Aun así, se sacó de la manga dos grandes momentos que tuvieron al futuro presidente en la mirilla. Primero cuando dijo que los Globos de Oro eran uno de los pocos sitios en América donde todavía contaba el voto popular y, mejor todavía, cuando hablando de 'Juego de Tronos' dijo que había mucha gente que se preguntaba que pasaría si el Rey Joffrey no hubiera muerto asesinado, para rematar diciendo "en 12 días (inicio del mandato de Trump) lo sabremos". Pero esos dos momentos no pudieron contrarrestar un inicio en el que, desprovisto del 'teleprompter', Fallon no supo que hacer. Tampoco lo arregló posteriormente cuando intentó culpar a la pobre Mariah Carey...

Además, tuvo la mala suerte de que Meryl Streep decidiera protagonizar el discurso de la noche y arrebatarle definitivamente los focos. La eterna nominada al Oscar emocionó a la audiencia con un discurso en el que, sin nombrarle en ningún momento, cargó duramente contra Trump por sus políticas contra la inmigración y su ridiculización de los más débiles. El aplauso de la noche dejó claro que Hollywood se haya en las antípodas del nuevo presidente de los EEUU, algo que probablemente se verá confirmado en los Oscar.



Claro que no todo fueron referencias a Trump, el momento más divertido de la gala llegó cuando Kristen Wiig y Steve Carell presentaron el premio a la mejor película animada y contaron sus traumáticas experiencias con las primeras películas de dibujos animados que vieron. Por aclamación popular se han agando el derecho a presentar la gala el año que viene. Claro que lo más comentada de la ceremonia fue el beso entre Ryan Reynolds y Andrew Garfield mientras Ryan Gosling subía a recoger su premio. Eso es saber perder.



Por último, el momento más emotivo tuvo lugar cuando se recordó a los fallecidos en el año y se dedicó un video homenaje a Debbie Reynolds y a su hija Carrie Fuscher, o como decía la primera a la Princesa Leia y a su madre. A las imágenes de sus películas más icónicas, 'Cantando bajo la lluvia' y 'La Guerra de las Galaxias' a la cabeza, se sumaron videos familiares de las dos. Un momento que sirvió para recordarnos que, como dijo el presentador de la gala, "puede que 'Manchester frente al mar' sea lo único de 2016 más deprimente que el año en sí".

- 'La La Land' hace historia con 7 premios

- Alfombra roja: las mejor vestidas

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios