www.diariocritico.com
Las 10 mejores películas de Pixar
Ampliar

Las 10 mejores películas de Pixar

martes 02 de noviembre de 2021, 10:49h

El 2 de noviembre de 2001, hace exactamente 20 años, se estrenaba en salas 'Monstruos S.A.', la cuarta película de los estudios Pixar. 20 años después el estudio que nos dio a Buzz Lightyear, Wall-E o Dory, ha reemplazado a Disney (la compañía que la acabó comprando) como la productora de animación más importante y apreciada en el mundo. Con 24 largometrajes a sus espaldas, y dos nuevos proyectos preparados para el año que viene, es un momento perfecto para elegir nuestras 10 películas favoritas de Pixar.

10. Monstruos S.A. (2001)



La película que celebra su 20 aniversario parte de una premisa genial, los monstruos que se esconden en el armario son los que se asustan de los niños, pero necesitan de sus gritos de terror para producir energía. Una película que rebosa originalidad y que contiene varios de los momentos más divertidos y tiernos de la compañía del flexo. La película se beneficia de la química humorística que desprende su pareja protagonista, el divertido Mike Wazowski y el grandullón Sulley, aunque es la relación de este último con Boo la que se convierte en el corazón de la película. Eso sí, su secuela fue uno de los primeros grandes traspies de la compañía.

9. Coco (2017)



La primera vez que vi 'Coco' me pareció una maravilla visual y un retrato bastante positivo de la cultura mexicana, pero también una película demasiado sensiblera, cercana a esos caramelos Disney dirigidos a manipular tus fluidos lagrimales. La segunda vez que la vi, lo que antes me pareció forzado y sensiblero, me resultó honesto y sensible. Si hablar de la muerte a los niños es algo delicado, 'Coco' da un ejemplo conmovedor, pero también entretenido, para hacerlo.

8. Toy Story (1995) / Toy Story 2 (1999)



Una de las películas más influyentes de la historia, la historia de la animación se puede dividir entre antes de 'Toy Story' y después de 'Toy Story', y no es solo que la animación por ordenador se impusiera definitivamente a la tradicional (a pesar de que el estudio Ghibli ha probado que se pueden seguir haciendo maravillas artesanales en los tiempos de Pixar) sino porque hizo que la animación fuera tenida en cuenta y se ganara el respeto crítico, siendo fundamental a la hora de que en el año 2001 se entregara el primer Oscar a la Mejor película animada (un galardón que, desde entonces, Pixar se ha llevado en 11 ocasiones de 21 posibles). El caso es que viéndola ahora es increíble lo mucho que ha evolucionado la animación por ordenador, pero en su época fue totalmente rompedora, pero, nuevamente, por encima de sus innovaciones técnicas, lo sorprendente es que la película se sigue manteniendo porque hay un gran guión y unos personajes maravillosos, unos juguetes animados que harían cualquier cosa por el niño con el que juegan. La segunda película, nuevamente con John Lasseter, el fundador de Pixar, como director, aunque esta ve ayudado por el fundamental Lee Unkrich, rompe la norma sobre las continuaciones y mejora a su debut, demostrando que Woody, Buzz Lightyear y compañía son los personajes que mejor ha tratado la compañía.

7. Buscando a Nemo (2003)



Una película maravillosa para todos los públicos, de 1 a 150 años. Una aventura que consigue hacerte feliz todas y cada una de las veces que la disfrutas, lo que, normalmente, si hay algún niño/a en casa, son varias decenas. El viaje de Marlin, y Dory, en busca del pequeño Nemo es una de las películas más gratificantes de todos los tiempos, una lástima que buscar a Dory no tuviera el mismo encanto...

6. Los Increíbles (2004)



Brad Bird, otro de los tipos fundamentales de la compañía, le daba la vuelta al mundo de los superhéroes. Esta película nos pone en un mundo en el que los superhéroes se han visto obligados a retirarse y a vivir como el resto de mortales, ya no pueden utilizar sus superpoderes fuera de casa y en ésta, de poco les valen para lidiar con una hija adolescente o un niño hiperactivo (en el más amplio sentido de la palabra). Mr. Increíble es ahora un padre de familia fondón y medio clavo, el antaño fantástico superhéroe echa de menos los días de gloria mientras ve pasar un día monótono tras otro. Para suerte de todos, principalmente la suya, siempre hay algún oscuro supervillano dispuesto a amenazar al mundo y hacer que tenga que desempolvar su supertraje diseñado por Edna Moda. Su segunda parte no llega a los niveles de las de 'Toy Story' pero tampoco está nada mal.

5. Del Revés (inside Out) (2015)



Tras encadenar 'Ratatouille', 'WALL-E', 'Up' y 'Toy Story 3', el periodo de esplendor de la compañía, Pixar encadenó tres películas muy desiguales, la desastrosa 'Cars 2', posiblemente lo peor que han hecho, la irregular 'Brave' y la fallida 'Monsters University', de ese bache salieron por todo lo alto con 'Del Revés (inside Out)' con la que recuperaban la magia de sus mejores creaciones. Pete Docter, el hombre detrás de 'Up' y 'Monstruos S.A.', probaba que era un verdadero seguro de calidad para la compañía. Solo a alguien como él y a sus compañeros de Pixar se les podría ocurrir hacer una película infantil sobre la importancia en nuestras vidas de la tristeza. Y es que 'Del Revés' nos cuenta de una manera conmovedora, pero también divertida, que no puede haber alegría sin tristeza y que el darnos cuenta es una de las etapas fundamentales de nuestro aprendizaje como seres humanos. Una película maravillosa que es original, emocionante y emotiva, que hace que al verla seamos mejores personas y, a la vez, más felices.

4. WALL-E (2008)



No es que la segunda parte de la película sea mala, es más, es altamente disfrutable, pero los primeros 50 minutos de 'WALL-E' son lo mejor que ha hecho nunca Pixar, Andrew Stanton, el director de 'Buscando a Nemo', entrega un ejemplo perfecto de narración audiovisual sin palabras, básicamente entregando un inicio sin apenas diálogo (que no mudo, ya que utiliza maravillosamente el sonido) y da una clase de cómo narrar con imágenes a toda una generación de directores que parece haber olvidado como hacerlo. Es difícil explicar la poesía de los primeros minutos de esta película, en los que Wall-E se convierte en el Buster Keaton de nuestro tiempo.

3. Up (2009)



'Up' fue otro logro espectacular de Pixar, una película en la que se sustituía a los juguetes, los peces o las ratas por personajes humanos, siendo la primera vez que éstos son los protagonistas absolutos en una película de la compañía. En este caso dos polos totalmente opuestos, el viejo gruñón, Carl Fredricksen, y el increíblemente optimista niño Russell. En los primeros diez minutos de la película, en una nueva maravilla de síntesis, Pete Docter nos repasa la vida de Fredricksen desde que es niño y conoce al amor de su vida, hasta el momento en el que ella muere, siendo ya anciano. Con esa presentación ya conocemos al protagonista a la perfección y podemos anticipar que detrás de su máscara de viejo huraño se encuentra un aventurero y un romántico de los de toda la vida, solo faltará un pequeño empujoncito, en la forma de Russell, para recordárselo. Una gran película que rebosa humanismo y diversión a partes iguales.

2. Toy Story 3 (2010)



Tengo que reconocer una cosa, me gustó 'Toy Story 4', no la considero, ni de lejos, una mala película, pero sigo pensando que nunca se debió haber hecho, porque cuando tienes el cierre perfecto para tus personajes estrellas no deberías convertir ese punto final en seguido... Y es que lo que consiguió Lee Unkrich con 'Toy Story 3' fue no solo superar a sus dos maravillosas predecesoras sino entregar un colofón asombroso para Woody y los suyos. Era la película más madura hasta la fecha de la compañía, pero seguía siendo un prodigio audiovisual y totalmente divertida (Buzz Lighyear en español), Pixar lograba fundir a la perfección las lágrimas y las risas en una película que hubiera hecho sentirse orgulloso al mismísimo Charles Chaplin.

1. Ratatouille (2007)



Una elección totalmente personal y subjetiva, ya lo sé, pero 'Ratatouille' continúa siendo mi película preferida de la compañía, y se lo dice alguien al que le aterrorizan las ratas y no tiene ni idea de alta cocina, ni ha visto en su vida 'Masterchef'. Pues bien esta historia sobre una rata que quiere convertirse en un gran chef, a pesar de los más que evidentes obstáculos, me parece la más mágica de las creaciones de Pixar. Mucho de ello tiene que ver con su perfecto final, en el que la ratatouille del título se convierte en la madalena de Proust para el avinagrado crítico. Brad Bird y Remy cocinaron mi plato favorito en 2007 y no tengo duda de que esta película merece tres estrellas Michelin.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios