www.diariocritico.com

La OCDE pone cifra a la repercusión del coronavirus en la economía mundial

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha rebajado al 2,4% su previsión de crecimiento de la economía mundial en 2020, debido a la epidemia del coronavirus Covid-19, tras un primer pronóstico del 2,9%, previsto el pasado mes de noviembre. Aún así, la organización confía en que la actividad rebotará en 2021 hasta el 3,3%, tres décimas más de lo estimado previamente, si la enfermedad logra contenerse y se adoptan las medidas necesarias.

La OCDE ha comenzado a analizar la repercusión que tendrá la crisis mundial del coronavirus en el crecimiento global. El organismo reconoce que el crecimiento antes de esta epidemia ya era tenue, pero estaba estabilizándose cuando golpeó el Covid-19.

Las restricciones sobre los movimientos de personas, bienes y servicios, y las medidas de contención aplicadas, como el cierre de fábricas, han hecho retroceder al sector industrial y recortado la demanda interna en China, explica la organización. El "impacto sobre el resto del mundo a través de los viajes de negocios y el turismo, las cadenas de suministro, las materias primas y la caída de la confianza, está agravándose", confirma.

Básicamente, explica que habrá una "desaceleración breve" de China, donde el PIB cae por debajo del 5% en 2020 tras el 6,1% de 2019, pero se recupera con el 6,4% en 2021. Por su parte, otros países cercanos también se verán sacudidos. En Japón, Corea, Australia, el crecimiento también golpeó fuerte seguido por una recuperación gradual.

Los efectos son menos graves en otras economías, pero estas siguen lastradas por la caída de la confianza y alteraciones en las cadenas de suministro. En concreto, en Europa el coronavirus agrava la situación ya perjudicada por la desaceleración de la zona. En España, donde se esperaba un incremento del PIB en 2020 del 1,6%, podría caer dos décimas, hasta el 1,4%. La Eurozona crecerá por debajo del 1%, en torno al 0,8%.

La magnitud del impacto en China se extiende a las economías desarrolladas del hemisferio norte, afectando en ellas gravemente a la confianza, los viajes y el gasto. El crecimiento mundial se reducirá a la mitad con el 1,5% en este 2020, si bien se espera que en 2021 se produzca una recuperación mucho más gradual. Eso sí, la OCDE avisa de que si la crisis del coronavirus aumenta más de lo esperado, este 1,5% de crecimiento mundial se verá aminorado y algunas economías llegarán a situación de recesión, como UE y Japón.

La OCDE pide ayudar al sector sanitario y a su personal, a los sectores más castigados y a sus trabajadores, y elevar la inversión pública a fin de acelerar la recuperación tras la crisis. Si la epidemia se extendiera, recomienda coordinar acciones internacionales, proteger las salud y los ingresos de los más vulnerables; amortiguar el choque mediante una rebaja de las cargas fiscales y financieras, y unas condiciones de trabajo flexibles.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios