www.diariocritico.com

El 'Juego de Tronos' español, analizado y explicado paso a paso y con gráficos

jueves 21 de julio de 2016, 09:54h

Envidia deben tener los guionistas de 'Juego de Tronos' y el escritor George R.R. Martin, autor de los libros en los que se basa la serie, viendo el panorama actual de la política española. Pactos imposibles, enrevesados y sorprendentes para una investidura que parece imposible. Si un nombramiento de presidente fue imposible desde diciembre, ¿qué tiene que pasar para que ahora sí se permita que Rajoy logre acceder del nuevo al cargo? Pues mucho, y muy difícil...

Comencemos por algunos puntos esenciales, explicados paso a paso y con gráficos.

Rajoy y el PP: ¿geniales estrategas o torpes negociantes?

El que se ha considerado un golpe o jugada maestra de Rajoy y su equipo parlamentario para conseguir 10 apoyos de nacionalistas conservadores, entre vascos y catalanes de PNV y Convergència, está ahora en entredicho. Aunque muchos ven una genialidad cómo al final el PP ha conseguido que se olviden años de refriegas entre Gobierno central y ejecutivos regionales de Euskadi y Cataluña, esos 10 apoyos están más que envenenados. Y es que lograr esos 10 votos para configurar la Mesa del Congreso pueden ser más que contraproducentes ahora para el objetivo de la investidura, ya que Ciudadanos se ha quedado sin excusas para seguir apoyando a Rajoy. Jamás permitirá la formación de Rivera ir de la mano de los que "quieren romper España". O eso dicen...

Ciudadanos, los 'Guardianes de la Galaxia'

Aquí enganchamos con el siguiente actor necesario en todo este 'Juego de Tronos'. Para que Rajoy acceda a la Moncloa, así como cualquier otro aspirante, es necesaria la llave que tiene Rivera en su poder. Antes, en diciembre, tenía 40 diputados. Ahora, con sus actuales 32 escaños, sigue siendo igualmente decisivo para el futuro del país. Justo esos escaños son los que bloquearon en su momento a Pedro Sánchez para que no pactara con Podemos la investidura y ahora servirán para bloquear a Rajoy si éste busca apoyos de catalanes y/o vascos para ello: no habrá el menor entendimiento con "los que quieren romper España". Sic. Rivera ya ha dejado claro cuál era su postura, tras tantas idas y venidas: abstención en la segunda votación de investidura, lo que provocará que el PP no logre tampoco su objetivo si no cuenta con más votos que los de sus 137 diputados, ya que el PSOE aseguró que votaría 'no'. Ahí comienza el 'sudoku'.

El 'sudoku' de la investidura: las matemáticas ahora no salen

Para que Rajoy consiga la investidura tiene que darse alguna de estas combinaciones:

137 votos del PP, abstención de Ciudadanos y/o PSOE. Suficiente, puesto que los votos contrarios sólo llegarían de Unidos Podemos (71 votos) y los de los partidos nacionalistas y soberanistas (máximo, otros 25, aunque Coalición Canaria como mucho se abstendría).

137 votos del PP más los 32 de Ciudadanos. Esos 169 escaños a favor de la investidura sólo necesitaría la abstención del PSOE o de algún nacionalista, sin que tengan que votar 'sí'.

137 votos del PP, 5 del PNV y 8 de Convergéncia. Daría un total de 150 escaños. Bastaría con que Ciudadanos se abstuviera, aunque ha afirmado que si Rajoy cuenta con apoyos de nacionalistas cambiará de nuevo su postura y pasará al 'no'. Todo dependería entonces del PSOE.

Como se puede apreciar, todo lo que no sea un amago de 'gran coalición' imposibilita cualquier posibilidad de que Rajoy consiga la investidura. El PSOE sería en realidad el partido con la llave fundamental para acceder al Gobierno ya que Ciudadanos bloquearía los apoyos independentistas al PP, los cuales parecen más complicados de lo que puede aparentar a simple vista. Hay demasiada 'enemistad' forjada en los últimos tiempos, aunque ahora se quiera rebajar la tensión.

Convergència, como Pedro, ¿negando tres veces?

La antigua CiU y posteriormente CDC, ahora conocidos como PDC, tienen también mucho que decir. Sus apoyos, hasta un límite de 8 diputados, serían clave para repetir una investidura de un presidente del PP, como ya pasó con Aznar en 1996. Sin embargo ha sorprendido la postura de Convergència tanto por lo que tiene de sorprendente como por lo que tiene de 'callado'. Nadie quiere admitir el apoyo en sus filas a la votación para configurar la Mesa del Congreso, donde hubo 10 votos misteriosos que nadie sabe de dónde vienen, salvo de PSOE e Unidos Podemos. Descartados EH Bildu y Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), los partidos más radicales en sus posturas independentistas en Euskadi y Cataluña, todo apunta a sus versiones conservadoras y moderadas, PNV y Convergència. Pero los catalanes, por medio de su portavoz parlamentario, Francesc Homs, no quieren revelar nada y se refugian en el secreto del voto emitido. Cada día dejan más claro que votaron afirmativamente, y mantienen también en secreto a cambio de qué. Si, como se está afirmando, es sólo a cambio de permitírsele que tengan un grupo parlamentario propio, también supondría un problema para Rajoy porque Ciudadanos se niega a que Convergència acceda así a los 3 millones de euros que le supondría de los Presupuestos del Congreso. Creen los de Rivera que es indecente que consigan esa partida para sus planes soberanistas. Todo esto, por no hablar de que la Fiscalía haya aflojado últimamente su mano dura contra los dirigentes catalanes que convocaron la consulta soberanista de 2014... ¿demasiada casualidad?

El PNV dice no, no, no...

Casi como Amy Winehouse, cuando cantaba aquello de que no quería ir a rehabilitación por sus problemas de adicción al alcohol y las drogas, el PNV también entona el 'no, no, no...'. Y es que pese a su ambigüedad por momentos, su portavoz parlamentario en Madrid, Aitor Esteban, ha querido aclarar de una vez por todas que su partido votará 'no' en la primera votación de investidura de Rajoy y también 'no' en la segunda, restando otros 5 votos más para las cábalas del PP en su gran e imposible aventura.

Bruselas y su sanción eterna que nunca llega... oportunamente

Y mientras tanto, se libra otra batalla en Europa. Así como en las serie 'Juego de Tronos' el Norte tiene su propia batalla al margen de lo que ocurre en la Corte, en Bruselas se está preparando la sanción millonaria a España por exceder del déficit público pactado con la Comisión. Los últimos rumores apuntan a que la sanción sería más leve, de unos 200 millones de euros, y no los terribles 2.000 que se esperaban. El Gobierno en funciones de Rajoy, con Luis de Guindos como escudero, estaría llegando a un acuerdo para aceptar de buenas la sanción, sin derecho al pataleo, a cambio de que cualquier petición de nuevos recortes y de medidas económicas se retrasen por parte de Bruselas, al menos hasta septiembre. El objetivo estaría claro: que el PP pueda cerrar la formación de un gobierno sin la presión que llegue desde El Norte, evitando que le perjudique para pactar con el resto de partidos.

¿Los maquiavélicos y supuestos planes de Iglesias?

Y si bien en todo este nuevo episodio del 'Juego de Tronos' español uno de los grandes derrotados está siendo el antes siempre sonriente e irónico Pablo Iglesias, no habría que darle por 'muerto'. Aunque en teoría le espera una legislatura muy triste, donde no será muy influyente pese a sus 71 diputados, no hay quien deja de apuntar que nunca se puede dar por muerto al líder de Podemos, ya que podría reservarse alguna acción 'maquiavélica' para cualquier momento, cuando menos se le espere. El viejo profesor de Ciencias Políticas, pasando de la teoría a la práctica en el mundo real de la política nacional, podría en cualquier instante deparar alguna sorpresa. Algunas voces, más como gracia que como un hecho posible, apuntan a que él mismo podría haber propiciado esos 10 votos hacia el PP mediante alguna estratagema para así dinamitar cualquier pacto entre PP y Ciudadanos. Pero tiene pocos visos de realidad ya que en ese caso, ya habrían salido los agentes implicados para negar la mayor.

Sánchez, tocado, hundido y... callado

Y si el papel de Iglesias está más que decaído, pueden imaginar cuál es el de Sánchez, que ha pasado de ser el candidato a la presidencia a ser el candidato a abandonar la Secretaría General del PSOE en cualquier momento, quizás cuando se solucione el tema de la formación de gobierno y el posible acceso a la presidencia por parte de Rajoy. Su prometido 'no' en la votación está en entredicho porque ha sido incapaz de conseguir una postura común y sin fisuras entre los barones socialistas. Y no hace falta decir que muchos son conscientes de que en cualquier momento el PSOE se podría desdecir y abstenerse a cambio de desatascar la solución. Fue una promesa electoral: no bloquear una nueva legislatura y no forzar unas terceras elecciones. Al final, tendrá que mojarse.

- El Rey no moverá ficha hasta que Rajoy tenga atados los apoyos para la investidura

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.