www.diariocritico.com
Curro Díaz muletea al natural al cuarto toro
Curro Díaz muletea al natural al cuarto toro (Foto: Arjona)

El santo patrón no se portó bien: gris festejo en su festividad, sólo con detalles de Curro Díaz

Mansa y floja corrida de Montalvo, con un Ureña cumplidor y un Simón pésimo

lunes 15 de mayo de 2017, 21:59h
¡Ea! Ya se sabe: corrida de expectación, corrida de decepción. Un aserto que ni siquiera fue capaz de salvar en su onomástica el santo patrón madrileño. ¡Ea! Por culpa en primer lugar de un encierro mansote y sin fuerzas de Montalvo, salvo el cuarto, que aprovechó a medias Curro Díaz. Y en segundo, porque tampoco llegó la inspiración a los coletudos, mayormente a un desconocido López Simón.

El llenazo en el graderío venteño respondía a las esperanzas de una terna atractiva: el artista Curro Díaz, el adalid de la pureza Paco Ureña y la fuerza de quien ocupó en 2016 la cabecera del escalafón, Alberto López Simón. Además, frente a uos bicornes que en ocasiones han ofrecido claras opciones de triunfo, los de Montalvo, lo que en este 15-M cumplieron los lidiados en tercer y cuarto lugar.

Sobre todo ese cuarto, llamado 'Escandaloso', que fue casi bravo en el penco, se vino arriba en banderillas y llegó al tiempo muleteril con largo galope y entrega inicial por el pitón izquierdo. Y por ahí le plantó cara Curro Díaz, dándole distancia y embebiéndolo en el engaño, pero aun con algunas chispas de magia, hubo varias irregularidades, algún ventajismo y no macizó ninguna serie. Sí lo hizo en los adornos: trincherillas, pases del desprecio y de la firma que eran dignos de un cuadro.

La faena no llegó a alcanzar el nivel aurifero de la mejor orfebrería y el bicorne fue perdiendo gas; no obstante y quizás el de Linares hubiera cortado una oreja, pero le endilgó al burel un escandaloso sartenazo en la paletilla que hizo que se dividieran las opiniones. El primero, que cogió al subalterno ManuelMuñoz a la salida de un par de banderillas, sólo le dejó, por su casi invalidez, apuntar algún detalle suelto en redondo.

Claro que comparada esta faena con la bisutería barata de un vulgar y triste López Simón, era hasta para petición de rabo (por exagerar, un poco, 'ea!). Porque el otrora conquistador de Las Ventas, con cinco puertas grandes en su currírulum de 2015 y 2016, no fue ni sombra del ortodoxo e inspirado de hace un par de años e incluso del pasado. Y si el toro que cerró festejo, siempre con las fuerzas justas como todo el encierro, más que embestir topaba y se defendía, lo que no justifica al coletudo; el tercero, de una bondad supina dentro de su mansedumbre le ofreció opciones de triunfo que un Simón hasta apático despreció.

Menos opciones le presentaron a Paco Ureña los de su lote, rebrincados y renuentes a embestir ni siquiera cuando el lorquino se encunó con ellos, a los que sólo extrajo algún pasaje suelto de mucha pureza y digno de mención. Para colmo, el quinto de la tarde le empotró espectacularmente contra las tablas casi de salida y si aquello no tuvo las graves consecuencias que nos temíamos debió ser por puro azar (para los agnósticos) o por el capote de San Isidro (para los creyentes). Bastante hizo después Ureña, desmadejado y disminuido, con intentar la labor imposible de sacarle algo y matarlo pronto.

FICHA

Toros de MONTALVO, desiguales de presentación y pelaje dentro de su seriedad; mansos excepto el 4º, nobles y muy justos de fuerzas. CURRO DÍAZ: silencio; fuerte división. PACO UREÑA: silencio; silencio. LÓPEZ SIMÓN: silencio tras aviso; silencio. Plaza de Las Ventas, 15 de mayo 5º de Feria. Lleno. Enfermería: Paco Ureña fue atendido en la enfermería de traumatismo en rodilla derecha con inestabilidad ligamentosa pendiente de estudio radiologico. Pronóstico reservado. Y el subalterno Manuel Muñoz de cornada de 20 cm. en muslo izquierdo que alcanza el fémur. Pronóstico grave.

CRÓNICA DEL FESTEJO ANTERIOR

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios