www.diariocritico.com
Morenito lancea a la verónica al toro al que cortó una oreja
Morenito lancea a la verónica al toro al que cortó una oreja

Un reportero taurino, en San Isidro: "Miedo escénico y satisfacción interior"

martes 23 de mayo de 2017, 12:18h
Cuando una llega a las Ventas queda impresionado por la envergadura de la plaza y ya dentro, la severidad como costumbre: “¡usté no puede entrar hasta que sean las seis en punto de la tardeee!. Y sin falta medio minuto, pues te fastidias!...Acostumbrado a trabajar en las precarias condiciones de la Monumental de Barcelona para hacer las crónicas: había una especie de despacho vetusto, decimonónico, con foto de diestros fallecidos o ya retirados. Y una vulgar máquina de escribir Olivetti. Era todo con lo que contaban, aparte de dos teléfonos…En el fondo, es que en aquella casa los periodistas eran los que “no contaban”…
Por contraste sorprende ver una gran mesa en la sala de prensa con enchufe y demás facilidades para escribir, además de la televisión- en silencio cuando no es preciso sonido- para que se pueda seguir el festejo. Desde el palco la perspectiva es de grandeza: aunque veas torero y toro minúsculo, pero la disposición de este coso permite una visión perfecta de lo que ocurre ,aunque sea “en pequeño”. En los palcos de ambos lados- especialmente el de la izquierda- los invitados que entran y salen, andan más preocupados por el gin tónic o el pincho de tortilla que del diestro que brega en el ruedo. Se saludan con la mano y llaman con los móviles. Cuando está en lidiando Castella, con un traje lila y oro se oye como pregunta:¿éste no es Talavante? (que va de corinto). Pero ellos son felices…

El otro “espectáculo” se ve en los tendidos del 7. Esos que van con el pañuelo verde, convenientemente envuelto y que ven “fraude” en casi todo, con esos tonos agudos del que chilla para que se entere toda la plaza…Claro que los hay, aunque exigentes, grandes aficionados ,como los que comanda mi compañero de RNE Carlos Santos. Luego van a un bar con nombre que no puede ser más taurino. “El Capote” y con sorpresa al principio compruebo que hablan de la actualidad, de sus profesiones diversas: juristas, periodistas, profesores…

Música

Curiosamente, en la plaza dondeestá prohibida que suene las música durante las faenas, es una de las más prestigiosas.En el paseíllo se escucha “España cañí”. Y luego, en los descansos entre toro y toro nos alegran la tarde. Y más si como el viernes 19 se devuelven hasta tres toros, la algarabía y el “cachondeo” invaden la atmósfera, sobre todo conseguir que el presidente acceda a la devolución. Hay tardes en que se aplaude, inclusoal director…Si lo comparas con la Banda Popular Sansense y la de los últimos años en la Monumental barcelonesa, triste, desangelada, con una flauta de más y una trompeta mal afinada, era para echarte a llorar…

En las tardes que los críticos llaman “de clavel” van los ricos, que el resto del año se olvidan de los toros, para figurar en burladeros de callejón o en los bajos del tendido 9, 1 y 2. Siempre están los rezagados, que ponen como excusa el ”tráfico”, y que cuando ya está desfilando el paseíllo llegan sin saber la localidad en que están ubicados. Y para el periodista que van con prisas, nada “mejor” que encontrarse con que al Rey Emérito le de por ir a los toros. ¡Y tres tardes seguidas!. Además de las vallas cuando entras al coso en la entrada, puedes quedarte inmovilizado a la salida, ante una muchedumbre en que se confunden los que no tienen ninguna prisa y estorban a los que corren,esperando a tomar una copa para charlar con el amigo previsto, o un apoderado que surge por sorpresa.

Cuando acaba el festejo, todavía con la tensión y presión de ese “miedo escénico” que se traspasa a los toreros, te invade la satisfacción de haber presenciado un espectáculo imprevisible, donde a nadie le piden su carnet político, el pueblo puede aplaudir y abroncar, todo en medio de una liturgia que llegaba a extremos esperpénticos, cuando abría la puerta de chiqueros “El chulo de toriles” vestido con el traje de luces, ahora ya ataviado con la gorra y vestido campero.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios