www.diariocritico.com
Ureña torea en redondo a 'Pastelero'
Ureña torea en redondo a 'Pastelero' (Foto: Arjona)

San Isidro: ‘Pastelero’, un gran victorino, Ureña y Talavante: tres bravos protagonistas, tres

martes 06 de junio de 2017, 22:15h

Qué bella y emocionante es la Fiesta cuando se da en su integridad. En la de un toro bravo y fiero y un coletudo no menos, que se juega la vida armado de un engaño de tela para crear arte. Cual aconteció con el tercer Victorino, ‘Pastelero’, y ese torero de corazón y pureza que es Paco Ureña, al que una vez más la fallaron las armas toricidas. En un encierro desigual de de Galapagar, Talavante aprovechó la bondad de ‘Murmullo’ para cortar su tercera oreja de la Feria, y Urdiales, con el peor lote, demostró que está en sus horas más bajas.

Un toro bravo, ahí es nada en estos tiempos posmodernos de mansedumbre en cantidades industriales: un toro bravo. Además, de encastada fiereza, de los que piden el carnet de torero/torero, de torero de verdad de verdad de la buena. Y a ‘Pastelero’ se lo mostró Paco Ureña. Entre ambos alcanzaron el momento de mayor intensidad y épica del serial, que recordaba al mítico ‘Bastonito' y César Rincón. Se juntaron y complementaron la casta del burel y la del coletudo: la verdad de la Fiesta.

Ureña, con esos andares sacerdotales, y hasta místicos, de oficiante de la religión compulsiva que debe ser el toreo, tras llevarse a 'Pastelero' del tercio al platillo, festoneó varias series de redondos tan profundos como la mar océana, con las astas de su enemigo a milímetros de su humanidad, siempre en un rodalico de terreno y rematados con trincherillas o extraordinarios pases de pecho. Mientras todos teníamos la emoción contenida y como una aguja en el esófago, el murciano, aun sabiendo que ‘Pastelero’ era casi imposible por la izquierda, donde embestía a media altura le dijo aquello de “que no quieres naturales, pues te los vas a tragar”.

Y se los tragó, pisándole terrenos inverosímiles, se los tragó, menos lucidos pero todavía más intensos. Todos empujamos con el estoque, tanto que por tirarse a matar como un jabato, quedó un poco trasero y tendido, necesitando dos golpes de verduguillo. Eso le costó la oreja, pero no una de las más apoteósicas vueltas al ruedo que se recuerden últimamente. Ureña ya no tuvo opciones en que cerró función, descastado y distraído, a pesar de lo cual, a base de valor y técnica le extrajo algunos muletazos estimables. El murciano, despojos orejiles al margen, sale reforzadísimo del abono.

Como Talavante, la única figura que firmó tres tardes, además de Beneficencia, una de ellas frente a los albaserradas/saltillos de este martes, ese hierro que rehúyen todos las demás figuras, figuritas y/o figurones. El extremeño cortó su tercer trofeo ferial a su primero, 'Murmullo', un toro chico, noblote y muy manejable con una faena, basada como siempre en la izquierda, de primor, caricia e improvisación en los remates en la que no faltó la arriesgada arrucina y un pase de pecho mirando al tendido.

A falta de la emoción que llegaría en el turno siguiente con ‘Pastelero’, Talavante apostó por la vena artística para dejar claro que ahora mismo está en el trono. Y, como a Ureña´, su descastado segundo, además de feo, tampoco ofrecía posibilidades de lucimiento, por lo que el el extremeño, en lugar de ponerse pesado como otros, no se dio coba y abrevió. Se agradece.

Convidado de piedra fue Diego Urdiales, que si bien tuvo el lote menos manejable, tampoco ninguno de ellos eran las antiguas alimañas de Victorino, y el riojano deambuló por acá y por acullá, escaso de ideas y de fuelle. Destacar por último que si bien ‘Pastelero’ salvó la corrida, en conjunto el encierro dejó mucho que desear en presentación, y la clásica pregunta: si estos fueron los que saltaron al ruedo, ¿cómo serían los 7 rechazados en el reconocimiento veterinario, ya que de los seis previstos sólo se lidió el cuarto, único con relativo trapío junto al sexto? ¿Cómo serían? Pues, eso.

Ficha

Toros de VICTORINO MARTÍN, mal presentados en general por falta de trapío excepto 4º y 6º; mansos y descastados excepto el bravo 3º y el manejable 2º. DIEGO URDIALES: pitos; pitos. ALEJANDRO TALAVANTE: oreja; silencio con algunos pitos. PACO UREÑA: vuelta tras dos avisos; silencio tras aviso. Plaza de Las Ventas, 6 de junio. 26ª de la Feria. Lleno de 'no hay billetes'

CRÓNICA DEL FESTEJO ANTERIOR

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios