www.diariocritico.com
David Mora torea en redondo a su primer enemigo
Ampliar
David Mora torea en redondo a su primer enemigo (Foto: Plaza1)

San Isidro: defraudan la terna de artistas y los bureles de El Ventorrillo

Poca inspiración en Curro Díaz, Morenito de Aranda y David mora que dio una vuelta al ruedo

martes 22 de mayo de 2018, 22:40h
Era un ilusionante cartel ‘de Madrid’. Compuesto por una terna de coletudos de corte artístico de los que tanto gustan en la cátedra, donde ya saben lo que es triunfar. Pero Curro Díaz, Morenito de Aranda y David Mora –que se pegó una vuelta al ruedo con muchos votos discrepantes- se habían dejado las musas en el hotel. Y los ‘ventorrillos’ –excepto el cuarto- y el remiendo de Valdefresno, la casta en la dehesa, si es que alguna vez la tuvieron, que se duda.

Con todo lo explicado arriba es fácil calificar al festejo como incoloro, inodoro e insípido en líneas generales. Aunque también es justo y necesario afirmar que los bureles, de El Ventorrillo, y el de Valdefresno, con excepción del bronco primero, eran mansurrones y noblotes. O sea que tampoco se comían a nadie. Ese que abrió plaza tenía un punto de violencia en sus embestidas por ambos pitones que Curro Díaz tampoco pudo dominar a base de templarlo. El animal, además, le desarmó y el linarense decidió cortar.

Peor fue lo que aconteció en el cuarto, un bicho que cumplió sobradamente en el caballo donde -¡noticia, noticia!- tomó tres varas. Su catadura codiciosa la siguió demostrando cuando llegó al último tercio sin abrir la boca, con fijeza y acudiendo presto a la pañosa de Curro con cierta exigencia. Pero éste, que no dio ni un capotazo que valdría la pena en toda la tarde, no sólo había acudido al compromiso sin las musas, sino inquieto e incapaz, y sólo logró al final algún muletazo suelto que recordó al otrora artista.

Tampoco era el día, la tarde, de Morenito, que sí se lució en armoniosas verónicas y medias abelmontadas en los de su lote, pero la inspiración artística debía andar de vacaciones. Es verdad que la sosería de sus dos nobilísimos enemigos no le ayudó, pero el que menos se ayudó es el de Aranda a sí mismo, intentando el toreo ‘güeno’, que nunca cascabeleó. Sí se lucieron en rehiletes sus subalternos Andrés Revuelta y Pascual Mellina.

El tercer artista, David Mora, fue el que más se acercó a tal condición ante su chico primero en alguna tanda de redondos tragando, porque el animal no tomaba el engaño al natural, y en un final variado y a pies juntos que subió algo los decaídos ánimos del cotarro, lo que aprovechó para darse una vuelta al ruedo, no muy merecida, pero que ya figura en su balance estadístico.

El último, muy flojo y descastado, poco ofrecía de opciones para el toreo y tampoco Mora se complicó, despachándolo con brevedad. También hubo un destacado en su cuadrilla, uno que no falla ninguna tarde con los rehiletes, pero que por lesión de Carretero le tocó bregar en la lidia del lote de su jefe y fue el protagonista de lo más artístico de la función.

FICHA

CInco toros de EL VENTORRILLO y 5º de VALDEFRESNO, desiguales de presentación, con 6º sin trapío; mansurrones aunque nobles excepto el brusco 1º y justos de fuerza ; 4º, codicioso; todos cinqueños menos los dos primeros. CURRO DÍAZ: silencio; silencio. MORENITO DE ARANDA: silencio; silencio tras aviso. DAVID MORA: vuelta; silencio. Plaza de Las Ventas, 22 de mayo. 15ª de Feria. Menos de dos tercios de entrada.

Crónica del festejo anterior

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios