www.diariocritico.com

El secretario de Estado de Seguridad pide dar la cara en el Congreso para explicar su reunión con el encarcelado Pablo González

> José Antonio Nieto, número dos de Interior y del ministro Zoido, asegura estar "absolutamente tranquilo"

domingo 23 de abril de 2017, 16:16h

En una poco habitual decisión de los políticos en general, y de los del PP en particular, el secretario de Estado de Seguridad y exalcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, ha dado un paso al frente pidiendo dar la cara en el Congreso para explicar su encuentro con Pablo González -hermano del expresidente madrileño Ignacio González-, después de que este conociera que estaban siendo investigados. Así se ha pronunciado Nieto este domingo: solicitar "a petición propia" su comparecencia en el Parlamento, "si no lo hace el PSOE", tras los hechos conocidos sobre la operación 'Lezo', añadiendo que no tiene "nada que ocultar" y está "absolutamente tranquilo".

El secretario de Estado de Seguridad pide dar la cara en el Congreso para explicar su reunión con el encarcelado Pablo González

En declaraciones a los periodistas en Priego de Córdoba, el 'número dos' del Ministerio del Interior ha explicado que en el momento que se reunió con Pablo González, el hermano del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, el día 8 de marzo "no tenía ninguna referencia de que se estaba produciendo una investigación, como la que luego se ha sabido y que se denomina Operación Lezo, y mucho menos que en esa operación pudiera estar afectada esta persona".

El anuncio se produce después de que este sábado se conociera, según el auto del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, que Nieto y González habían mantenido un encuentro solo un día después de que este último tuviera conocimiento de que les investigaban. Nieto ha señalado que "si hubiese tenido acceso [al auto] y hubiese sabido que había una investigación y que afectaba a cualquier persona, lo último que hubiera hecho es tener ninguna relación con la persona investigada".

Por tanto, ha mostrado su "absoluta tranquilidad y disposición" para que lo que dependa de él se dé "toda la información que sea necesaria". Además, ha precisado que hay un criterio en la Secretaría de Estado, que "es la de tratar de atender todas las peticiones de reunión por un orden: en primer lugar, las peticiones que se realizan desde órganos del propio Ministerio del Interior.

Een segundo lugar, desde cualquier ámbito del Gobierno, y Pablo González era un alto directivo de una empresa pública, como Mercasa; en tercer lugar, sectores que pueden tener relación con el Ministerio, como justicia, Fiscalía y empresas que puedan estar vinculadas con nuestro trabajo, y en cuarto lugar, cualquier persona que quiera saludarnos".

"Creo que es parte de mi obligación intentar atender todas las peticiones y en esa línea hemos trabajado", ha enfatizado Nieto, quien ha dicho sobre su comparecencia que "en los momentos que vivimos la sociedad española necesita que se den todos los datos que se tengan que dar sobre cualquier cosa que pueda impulsar a tener alguna duda sobre cualquier tema relacionado con hechos como los que aparecen en esta operación".

El PSOE preguntará en la sesión de control del Senado

Por su parte, y respecto también a este asunto, el PSOE ha anunciado este domingo que preguntará en la próxima sesión de control del Senado a los ministros de Interior y de Justicia, Juan Ignacio Zoido y Rafael Catalá, respectivamente por el chivatazo a González, avisándole de que estaba siendo grabado por la Guardia Civil.

Ante la ausencia en la sesión de control del presidente, de la vicepresidenta y de cuatro de los ministros del Gobierno, el PSOE registrará este lunes un cambio de pregunta para que sea el titular de Interior quién dé explicaciones sobre la reunión con Nieto. Esta pregunta se suma a la que ya estaba prevista y registrada, dirigida a Catalá, por el papel de la Fiscalía Anticorrupción en la operación y sobre las trabas por parte del fiscal Moix al desarrollo de las investigaciones.

El PSOE ha considerado de "extrema gravedad" las revelaciones contenidas en el auto del juez Velasco y ha calificado el silencio del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como "una contribución a aumentar la alarma social generada por este nuevo escándalo del corrupción del PP", lo que acrecenta "la desconfianza de los ciudadanos en sus dirigentes y las instituciones".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios