www.diariocritico.com
La mejor, más innovadora e interesante 'Grieta' en el teatro convencional

La mejor, más innovadora e interesante 'Grieta' en el teatro convencional

> Remiendo teatro nos ofrece 'La grieta, entre animales salvajes', que llega al madrileño Teatro del Barrio con magníficas críticas y varios premios

viernes 26 de agosto de 2016, 09:41h
Sólo una cooperativa tan innovadora, diferente y atrevida en su programación como Teatro del Barrio es capaz de ofrecernos espectáculos tan rompedores, a la par que tan interesantes, como 'La grieta, entre animales salvajes'. Una obra, cargada de magníficas críticas y premios, que sube a este ya mítico escenario la compañía granadina Remiendo Teatro, con dramaturgia de Gracia Morales y Juan Alberto Salvatierra dirigida por Julio Fraga, con tres actorazos: Piñaki Gómez, Antonio Leiva y Larisa Ramos. Una cita imprescindible.

'La Grieta, entre animales salvajes' es un más, mucho más que un recomendable espectáculo rabioso, tenso e inquietante: se trata de un thriller teatral compuesto de saltos temporales que mueven al público entre las bifurcaciones que se abren cuando se opta por una decisión o por otra. Con una ambientación y un espacio sonoro excepcionales. Supone un salto desde la webserie, premiada internacionalmente, hasta las nuevas situaciones creadas para su puesta en escena: una reflexión al límite sobre la crueldad y el afán de supervivencia que la sociedad actual cultiva en nosotros.

Lo dicho/escrito líneas arriba: se trata de una obra poco convencional. Es experimental en sus tiempos, en sus formas, en su ambientación sonora y en su iluminación, pero sobre todo es innovador en sus contenidos, porque sí, todo el teatro trata de las reacciones humanas, pero rara vez como thriller, rara vez llevando al espectador a situaciones extremas que, para más vuelta de tuerca, tienen diferentes interpretaciones.

Como sucedía en la webserie La Grieta, esta segunda obra que nace de la misma idea pero es completamente independiente, La Grieta, entre animales salvajes se mueve en lo metafórico: tres personajes se enfrentan a situaciones que les ponen a prueba. Ante el miedo y lo inesperado, reaccionan pasando de la pasividad a la histeria, de la ambición a la solidaridad, de la agresividad a la dulzura… Respuestas frente a la amenaza con las que cualquiera puede identificarse. De hecho, el reto para el público es aún mayor: el ritmo avanza de forma vertiginosa entre bifurcaciones donde cada secuencia que termina es continuada desde un punto anterior a su final, abriendo la duda de qué hubiera pasado si esa escena hubiera acabado de otra manera.

Precisamente, bebiendo de ese concepto, la compañía realizó también una arriesgada campaña publicitaria de patrocinio creando falsas situaciones de máxima tensión en las calles de Granada que fueron rodadas y difundidas en vídeos virales con el objetivo de provocar las primeras preguntas, ¿actuar o no actuar ante el abuso de poder? 84 personas invirtieron en cultura y participaron en la financiación del proyecto.

Escrita por la dramaturga Gracia Morales, cuyos textos han sido estrenados en más de quince países y Juan Alberto Salvatierra, director y dramaturgo algecireño; dirigida por el veterano director, actor y productor Julio Fraga, con más de 25 años de profesión; e interpretada por Piñaki Gómez, Antonio Leiva y Larisa Ramos, todos premiados en diversas ocasiones en los Max como parte de la compañía Laviebel; La Grieta, entre animales salvajes, se dibuja como la apuesta más arriesgada e innovadora de la temporada.

El argumento

Tres amigos urbanitas deciden pasar el fin de semana en una casa rural para desestresarse. Llegan entre risas, pero pronto esa actitud se va deteriorando, como si el lugar sacara a la superficie su egoísmo, su irresponsabilidad, su resignación. Nuestra casa rural es una metáfora de la sociedad que nos rodea, donde se nos ha prometido una vida segura, cómoda, llena de posibilidades, con tan sólo una advertencia: mejor no asomarse al exterior; allí, afuera, está lo peligroso, lo inestable, los animales salvajes.

Con esta amenaza, la casa los va engullendo, va poniendo a prueba sus certezas morales, poco a poco. Cuando ese espacio idílico empieza a agrietarse, ¿hasta dónde llegarán con tal de no reconocer que les han engañado? ¿Qué estarán dispuestos a sacrificar con tal de no arriesgarse a salir?

Lo dicho/escrito: una cita imprescindible.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.