www.diariocritico.com
La isla púrpura, de Bulgákov
Ampliar
La isla púrpura, de Bulgákov

'La isla púrpura', un potentísimo montaje, de una obra inédita en España de Bulgákov

martes 26 de enero de 2016, 15:15h

Hay montajes teatrales que pueden encuadrase dentro del término “correctos”, es decir, formal y artísticamente pasables, de los que uno no puede decir nada malo, sino todo lo contrario. Pero hay también otros montajes que, por mor de una cierta conjunción de estrellas -autor, adaptador, director, actores, productora...- elevan el producto final resultante a la categoría de extraordinario, especial, incluso sublime. Ese es, sin duda, el caso de ‘La isla púrpura’, una obra de MijaílBulgákov que, hasta la fecha, no había sido estrenada en España. Y lo ha hecho a través de la versión libre del director, actor y dramaturgo canario José Padilla.

El drama de Bulgákov-que ha podido verse en Madrid, en LaZonaKubik, durante los días 22,23 y24 de enero- fue escrito en 1927, en plena dictadura estalinista.

Mijaíl Bulgákov (1891-1940), fue un excelente novelista y dramaturgo en lengua rusa, aunque él nació en Kíev, Ucrania. Sus obras disfrutaban de gran popularidad, pero las autoridades le prohibieron publicar a partir de 1930 al encontrar inaceptable su sátira de las costumbres soviéticas. Eso le costó morir en el ostracismo y que, hasta pasados unos años su nombre fuera ocultado por el poder dominante. Su mejor novela, ‘El maestro y Margarita’ no fue publicada en la Unión Soviética hasta 1966 (y traducida al español en 1968). Con su producción dramática pasó otro tanto.

En ‘La isla púrpura’ se cuentan las vicisitudes de la compañía teatral de Guenadi Panfílovich, (Manolo Caro) que se ve obligada a montar contra reloj, sin ninguna preparación previa, una improvisada función de ‘La isla púrpura’, ópera prima de un joven dramaturgo, Vasili Artúrovich Dymogatski, (Juan Vinuesa y Germán Torres) un periodista venido a menos que se hace llamar “Julio Verne”. La causa del extraño montaje obedece a la necesidad absoluta de que antes de subir a ningún escenariopúblico, la obra tiene que tener el visto bueno deSavvaLukich (Nerea Moreno), censor absoluto del régimen soviético, que se constituye en el único espectador de la función. Para ello, el director se ve también obligado a recurrir tanto al autor de la obra como a su ayudante de dirección (Lucía Barrado) y a su esposa, que es también la primera actriz de la compañía (Montse Díez). Entre todos tratarán de poner en pie la farsa, pero eso no esmás que el principio del desastre que se avecina…

Sátira

Padilla, explica -más que justifica…- su elección de la obra del escritor ucraniano-ruso porque es un auténtico modelo de utilización de “la astucia para difundir la verdad”. Y, efectivamente, la sátira de Bulgákov rebosa astucia, verdad y vida.Y es que ‘La isla púrpura’ hay que situarla a medio camino entre la realidad y el delirio; entre la comedia y la tragedia; entre el vodevil y la sátira política, pero con una verdadera carga de intensidad. Y José Padilla traslada una parte de la acción del drama a nuestros días, para hacerle ganar en intensidad y en actualidad a un texto que hubo de enfrentarse a la censura, la lucha de clases, a la represión intelectual y política, y a la libertad de expresión. Y no hace falta echar la mirada muy lejos, ni realizar esfuerzos ímprobos para reconocer alguno (o varios…) de estos desmanes también en estos comienzos del siglo XXI, en distintos puntos geográficos de los cinco continentes.

Con la perspectiva que dan las nueve décadas transcurridas desde que MijaílBulgákov escribiera ‘La isla púrpura’,sería injusto no subrayar la osadía, el valor y la inteligencia del dramaturgo para conjugar en la pieza todos los desmanes de uno de los sistemas políticos más despóticos y sanguinarios que ha dado la humanidad y que, junto al de la Alemania nazi de Hitler, constituyen las dos formas más oprobiosas del ejercicio del poder al menos desde la época de los griegos hasta nuestros días.

El título completo de la pieza de Bulgákov es lo suficientemente elocuente y descriptivo de lo que uno puede encontrarse en ella, y de las condiciones previas que han podido generarla: ‘Ensayo general de una comedia del camarada Jules Verne, traducida del francés al esópicoporMijaíl A. Bulgákov, presentada en el teatro de Guenadi Panfílovich con música, erupción de un volcán y marineros ingleses’. El tono jocoso del mismo es evidente pero, además, apunta Padilla en sus notas sobre la obra que el adjetivo “esópico” hace referencia al lenguaje en clave que los revolucionarios comunistas adoptaron en la Rusia zarista con el objeto de hacer legales en apariencia las que de otra forma serían consideradas arengas perseguibles por el régimen.

Sin el concurso de los seis actores que se han dado cita en esta función, su resultado final habría sido bien distinto: unos magníficos Lucía Barrado, Manolo Caro, Montse Díez, Nerea Moreno (desternillante e inolvidable su SavvaLukich), Germán Torres y Juan Vinuesa. Todos transitan por la perfección interpretativa y ya es cuestión de gustos, afinidades o matices los que pueden hacer al espectador decantarse por uno u otro de ellos en tal o cual cuadro o escena. Todas ellas son soberbias, colosales…

La escenografía (Eduardo Moreno),en la que destaca una mesa de mezclas de luz y sonido; el vestuario (Sandra Espinosa); la iluminación(Pau Fullana) y el espacio sonoro (Mariano García) son estupendos y contribuyen a que el espectador recorra en la historia los vaivenes, el riesgo y la tensión que José Padilla ha marcado en su versión.

Un montaje de estas características, que puede encuadrarse entre los que justifican toda una temporada de teatro, desde luego, merece un recorrido muchísimo más amplio y estoy absolutamente seguro de que podremos disfrutar de nuevo con ella en otros teatros de Madrid, y que saltarán a hacer gira por el resto de España. Si no fuera así, más que la compañía, perdería nuestro teatro.

Versión libre de ‘La Isla Púrpura’ deMijaíl Bulgákov

Dramaturgia y dirección:José Padilla

Intérpretes:Lucía Barrado, Manolo Caro, Montse Díez, Nerea Moreno, Germán Torres y Juan Vinuesa

Una producción de Buxman Producciones y Kamikaze Producciones

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.