www.diariocritico.com
La jugada maestra de Rajoy: la amenaza de elecciones el 25 de diciembre o cómo ganar pase lo que pase
Ampliar
(Foto: PP)

La jugada maestra de Rajoy: la amenaza de elecciones el 25 de diciembre o cómo ganar pase lo que pase

> El PP ha hecho sus cálculos y saldrá vencedor tanto si ahora logra la investidura como si hay que ir a las urnas

viernes 19 de agosto de 2016, 08:36h
Como ya pasó con la elección del presidente del Congreso en la figura de Ana Pastor, el PP y Mariano Rajoy se han quitado el sambenito de malos negociadores y de torpes políticos. La jugada maestra ha sido clara desde el 26 de junio: como los resultados no le daban la llave directa para abrir las puertas del Gobierno, se han manejado los tiempos para ganar por agotamiento de los rivales ante la sorpresa final de PSOE y Podemos por el truco final: investidura para el 30 de agosto y, si no, elecciones en plena Navidad...

Hábil, muy hábil lo que han conseguido tanto PP como Ciudadanos: presionar hasta el máximo al PSOE para que al final, al menos, se abstenga en la segunda votación del debate de investidura de Rajoy, que sería para comienzos de septiembre, con lo que habría gobierno desde entonces. Si por lo que fuera los socialistas incumplieran, en parte, su promesa de no llevar al país a unas terceras elecciones, la fecha para ir a las urnas de nuevo sería el 25 de diciembre. Una jugada maestra del PP, con la que se entiende ahora por qué habían retrasado tanto sus negociaciones con Ciudadanos y la colocación de la fecha para el debate de investidura.

Aunque se pueda asegurar ahora que todo ha sido fruto de la casualidad por los continuos retrasos en las fechas clave, para muchos hay gato encerrado en todo este entuerto político. De hecho, el PSOE calificó de "extraña" la fecha anunciada para la celebración del debate de investidura. Fuentes socialistas indicaron que si Rajoy está dispuesto a someterse a una votación dentro de dos semanas es porque debe contar con los apoyos necesarios. Unos apoyos que, según dichas fuentes, no provienen de los socialistas.

Entre el resto de la oposición, Podemos, En Comú Podem, IU, Convergència y ERC consideraron que la fecha fijada para celebrar el debate de investidura es un instrumento para presionar más al PSOE ante la amenaza de que, si hay que convocar unas terceras elecciones, se celebrarían el día de Navidad.


Los escenarios posibles

Ahora mismo vuelven los cálculos electorales y las cuentas de la vieja. Éstos son los escenarios que se manejan:

1) Rajoy se somete a la votación de investidura los días 30-31. Obtiene los votos afirmativos de su partido y de Ciudadanos. Suma 169 escaños. Puede que Coalición Canaria se sume, alcanzando los 170. Faltan 5, con lo que no conseguiría la mayoría absoluta del Congreso necesario en primera ronda.

2) Rajoy acude a la segunda ronda de votaciones para la investidura. Sólo le es necesaria la mayoría simple. Aquí sería clave la abstención del PSOE, ya que Rajoy sólo quedaría apartado de la presidencia si los socialistas votan 'no' claramente, para que sean mayores los votos contrarios que los 'síes'. Cualquier abstención de otro grupo parlamentario sería clave para que el PP consiga su objetivo. Difícilmente otro que no sea el PSOE se abstendría, salvo los mencionados canarios. Muy complicado se ve que PNV y sus 5 escaños, tras quedarse sin grupo propio, pasara a la abstención.

3) Al caer derrotado en las dos votaciones, Rajoy podría forzar unas terceras elecciones, pero el reglamento de nuestra democracia obliga a que el Rey escuche si hay una candidatura alternativa con suficientes apoyos. Aquí sería fundamental que Pedro Sánchez sorprendiera a todos y anunciara que tiene los votos de Unidos Podemos y algún grupo parlamentario más. Los 156 escaños que sumarían hipotéticamente PSOE y Unidos Podemos requerirían de la abstención de Ciudadanos en la segunda ronda de votaciones, porque se da por descartado el éxito en una primera. Pocos dan por posible que los socialistas, finalmente, acuerden nada con Podemos tras las malas experiencias anteriores y las líneas marcadas por Susana Díaz desde Andalucía.

4) La vía de la legislatura corta. El PSOE prometió ante la ciudadanía no forzar unas terceras elecciones, pero tampoco puede apoyar a Rajoy en un gobierno con sus votos e incluso con su integración. Ante esa contradicción, Sánchez y su partido podrían finalmente acudir a una nueva alternativa, que es argumentar que se desbloquea la situación de España por el bien del país pero que se hará una labor de oposición firme para evitar que el PP ejerza su poder legislativo conservador e incluso para tumbar varias de las leyes más polémicas de Rajoy en la anterior legislatura. Con ello se forzaría a una legislatura corta, sin que Rajoy pueda gobernar con comodidad ni vía libre, provocando que en máxio 2 años se acuda de nuevos a las urnas, cuando todos tengan una posición más definida para sus electores.

5) Terceras elecciones. Lo que nadie quiere, y menos la oposición, sabedora de que el PP sería el gran beneficiado, en teoría, en las urnas. Los 'populares' sacarían rédito de la abstención de gran parte de electorado de izquierdas y de incluso el voto de castigo a las formaciones progresistas, como PSOE y Unidos Podemos. Los expertos aseguran que todo lo que no fuera una mayoría absoluta del PP, o cerca de la misma, sería una sorpresa más que improbable. Aunque Ciudadanos siguiera perdiendo escaños, las fuerzas de centro-derecha asegurarían rozar los 175 escaños o incluso superarlas con comodidad, por lo que aunque pueda parecer un arma de la izquierda, en realidad nadie quiere precisar de esa bala. Rajoy y el PP, por la imagen internacional y por tener que esperar más tiempo, y el resto, porque tienen mucho más que perder que por ganar.

¿Negociaciones en el centro-izquierda?

Sánchez negó ayer que haya abordado con otra formación política negociaciones para formar un gobierno alternativo ante el "hipotético fracaso" de Rajoy. En un comunicado, el PSOE salió al paso de unas declaraciones realizadas por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, en las que aseguró que había hablado con Sánchez para dialogar en el caso de que fracasara la investidura de Rajoy.

Mientras, el secretario de Política de Podemos, Íñigo Errejón, confió en que el 31 de agosto "se abra la puerta" a un gobierno "alternativo" y "decente" tras la celebración del debate de investidura al que se someterá un día antes Mariano Rajoy.

Todos los diarios abren con la fecha de la investidura de Mariano Rajoy, y destacan que en caso de que esta sea fallida y se tengan que celebrar unas terceras elecciones, éstas serían el 25 de diciembre. Así, LA RAZÓN titula: "Investidura el 30 de agosto o terceras elecciones en Navidad". De igual modo, EL MUNDO dice que "Rajoy será presidente en septiembre o habrá elecciones el día de Navidad". LA VANGUARDIA interpreta que "Rajoy amenaza a Sánchez con elecciones en Navidad". Por su parte, EL PERIÓDICO considera que el calendario político "mete más presión al PSOE". En su titular de apertura, confirma que la investidura será el 30 de agosto, y se pregunta si habrá elecciones el 25 de diciembre. Desde otra perspectiva, EL PAÍS pone el énfasis en que Rajoy acude al debate "sin el respaldo suficiente para ser elegido presidente". ABC dice que "Rajoy irá a la investidura el 30, pero no descarta otro intento tras el 25-S".


- ¿Habrá elecciones navideñas? El Pleno de investidura será el 30 y 31 de agosto

- ¿Cómo sería una cena de Nochebuena en jornada de reflexión?

La jugada maestra de Rajoy: la amenaza de elecciones el 25 de diciembre o cómo ganar pase lo que pase
Ampliar
(Foto: PP)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios