www.diariocritico.com
Las 10 mejores canciones de ABBA
Ampliar

Las 10 mejores canciones de ABBA

jueves 31 de mayo de 2018, 17:38h
Nací y crecí con la sagrada creencia en el canon del rock, por lo que ABBA era algo prohibido, casi un anatema. El hecho de que canciones como 'Dancing Queen' o 'Waterloo' me parecieran irresistibles me parecía imperdonable pero lo compensaba por mi desprecio a las edulcoradas 'Chiquitita' o 'Fernando'. Pero una vez que me fui haciendo mayor y me libere de los imperativos de lo que es 'cool', decidí darles una oportunidad descubriendo lo gran compositores de canciones pop que eran y lo bien que interpretaban sus propios temas. También me di cuenta de que no era el único al que se lo parecía y que gente tan distinta como Pete Townshend, Lemmy Kilmister, Elvis Costello, Sid Vicious, Björk, Noel Gallagher, Jarvis Cocker o Portishead no dudaban en alabar sus bondades. Así que es hora de olvidarse de prejuicios y celebrar su vuelta con 10 canciones imprescindibles.

Dancing Queen

Es la elección lógica para el primer puesto, una de las canciones pop más perfectas de la historia, una canción tan increíble que parece fácil. Nadie es capaz de resistirse a la magia de esta canción pero todavía hay quien piensa que es un producto sin corazón que cualquiera podría hacer. No se equivoquen melodías tan increíbles como esta hay muy pocas, pero es que su interpretación está a la altura de ella, con las voces de Agnetha y Frida en una armonía que no tiene nada que envidiar a los Everly Brothers y esas notas de piano que Elvis Costello y sus Attractions tomarían prestado para otra canción pop maravillosa, Oliver's Army. No sería la única banda de la ‘Nueva Ola’ que la tomaría como referencia y es que Blondie reconocería que su ‘Dreaming’ era. básicamente, una copia de la canción de los suecos.



Waterloo

Para el momento en el que esta canción ganó Eurovisión en 1974 (un certamen del que fue votada recientemente como la mejor canción de su historia) los cuatro integrantes de ABBA llevaban en el negocio casi una década, con numerosos éxitos por su cuenta en Escandinavia. Aun así éste fue el espaldarazo definitivo para su carrera internacional, surcando la ola del glam rock británico, de su vertiente más pop como Sweet o Wizzard, los suecos entregaron otra canción irresistible, en la que la derrota nunca sonó tan dulce. Fue el primero de sus nueve números 1 en las listas del Reino Unido y el primer ‘top ten’ en las listas estadounidenses.



S.O.S.

Otra canción mayúscula que se abre como una dolorida balada, con toques de piano clásico y la voz a punto de romperse de Agnetha hasta que explota en un estribillo brutal y soleado, un tremendo contraste que es magnífico y da con la fórmula secreta del grupo, canciones donde tristeza y felicidad se conjugan como nunca. Fue la canción con la que volvieron a la senda del éxito tras ‘Waterloo’, demostrando que no eran un grupo de una única canción. Fue también la canción que les valió los elogios de compositores tan grandes como Pete Townshend, Ray Davies e incluso Glen Matlock de los Sex Pistols que utilizó el riff para el de ‘Pretty Vacant’.



The Winner Takes It All

Si ‘Rumours’ de Fleetwood Mac es el disco de ruptura por antonomasia entonces ‘The Winner Takes It All’ es la canción de despecho por derecho propio. Y es que, por lo menos, Lindsey Buckingham no le hizo cantar ‘Go Your Own Way’ a Stevie Nicks, cosa que sí hizo Björn Ulvaeus con su ex esposa, Agnetha Fältskog, que se desquitó con una de sus mejores interpretaciones vocales de todos los tiempos. Pero el dolor dio réditos y esta canción se convirtió en su número 1 final en el Reino Unido, país donde ha sido votada la canción favorita de la banda, además de su último ‘Top ten’ en EEUU. Los divorcios pueden ser crueles…



Gimme! Gimme! Gimme! (A Man After Midnight)

Empieza como cualquier canción de rock de finales de los 70 pero cuando debería entrar la típica voz rota hablando sobre chicas y alcohol lo que entra es ese sonido marciano y puro disco al que es imposible resistirse. Rompepistas se queda corto para una canción que vivió una segunda vida cuando Madonna utilizó un ‘sample’ de ella en su ‘Hung Up’



Mamma Mia

La canción que dio nombre al famoso musical, y película, basado en las canciones de la banda fue compuesta en el periodo en el que no encontraban una canción que igualase el éxito de ‘Waterloo’. Tanto es así que la banda se la ofreció al grupo británico Brotherhood of Man, que la rechazó. Craso error, tras el éxito de ‘S.O.S.’ la canción fue rescatada para el mercado británico convirtiéndose en el segundo número uno de la banda allí.



Knowing Me Knowing You

Otra de las canciones que explica el tremendo éxito de ABBA. Si hasta ese momento el rock, y el pop, trataban sobre adolescentes y jóvenes enfurecidos, estos suecos hablaban de los problemas de la gente de mediana edad y de clase media. ‘Knowing Me, Knowing You’ podría verse como un adelanto del divorcio de las dos parejas que formaban el grupo y una nueva prueba de que ABBA compartía lema con Mary Poppins y es que los malos tragos pasan mejor con un poco de azúcar. La canción tiene una melodía tan perfecta que varios adeptos al power pop como Elvis Costello, Evan Dando de los Lemonheads, Marshall Crenshaw o los Wondermints han hecho versiones de ella.



The Name Of The Game

Hay quien acusa al grupo de seguir una fórmula para conseguir su éxito pero no existía tal, sino un gran oído y una elaborada artesanía a la hora de hacer una canción. Tomemos como ejemplo este 'The Name Of The Game', se abre con un riff inspirado en el ‘I Wish’ de Stevie Wonder, luego entran las angelicales voces de sus cantantes, de repente la canción cambia y entra una increíble melodía que nos lleva, una vez más, a otro estribillo irresistible en el que suenan florituras barrocas tipo ‘Penny Lane’. Es una canción absolutamente compleja y avanzada que fue sampleada por los Fugees en 1997 para su ‘Rumble In The Jungle’, la primera vez (solo se repitió una más) que los suecos concedieron los derechos de alguna de sus canciones.



Take A Chance On Me

Una canción que no debería funcionar pero que de alguna extraña manera lo hace. Construida sobre una parte vocal que parece sacada del ‘Hooked On A Feeling’ de Blue Swede (otros suecos con éxito), y que se le ocurrió a Ulvaeus mientras corría, mientras las chicas cantan una melodía distinta. Fue su último número 1 en el Reino Unido en los 70, donde fueron la banda que consiguió más en esa década.



Voulez-Vous

La canción que suena más disco de la carrera de ABBA, la que podría haber salido en la banda sonora de ‘Fiebre del sábado noche’, algo que no es una coincidencia del todo. Y es que esta es la única canción que el grupo grabó fuera de su país natal, haciéndolo en los Estudios Criteria de Miami donde los Bee Gees grabaron sus discos de la época.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.