www.diariocritico.com
Las 10 mejores canciones de 2017
Ampliar

Las 10 mejores canciones de 2017

miércoles 13 de diciembre de 2017, 15:11h
Como cada año con el fin del año llega el tiempo de las listas y los repasos. Desde Diariocrítico volvemos a apuntar a una afición en la que nunca están todos los que son pero en la que sí son todos los que están, o al menos se intenta. Comenzamos repasando las mejores canciones de un año de los más ecléctico en el que el pop, el R&B y el hip hop han seguido dominando las listas pero en el que el rock se sigue negando a morir e, incluso, el jazz está viviendo una nueva resurrección. (Vea aquí las mejores canciones de 2016: Del 10 al 1 / 2015: Del 10 al 1 / 2014: Del 10 al 1 / 2013: Del 10 al 1 / 2012: Del 10 al 1 / 2011: del 10 al 1 / 2010: del 10 al 1)
10. Queens Of The Stone Age – The Evil Has Landed

The evil has landed está construida sobre varios 'riffs' dignos de Black Sabbath, aunque tocados de manera más ligera para encajar con el falsete de Homme, es una de las pocas canciones de 'Villains' donde se permiten el lujo de meter unos buenos solos de guitarra, para terminar con un desparrame rockero de cruda energía en el mejor estilo de sus adorados Iggy & The Stooges. Homme y los suyos reclaman la pista de baile como algo suyo, pero no lo hacen rindiéndose a nuevas modas sino conectando con el espíritu del rock and roll primigenio.



9. Father John Misty – Total Entertainment Forever

El ex batería de Fleet Foxes se ha ganado un nombre propio en este tiempo, con dos grandes discos a sus espaldas, especialmente el último, y este nuevo 'Pure Comedy' que ha sido la confirmación definitiva. 'Total Entertainment Forever' es otra gema en la que a sus maravillosas melodías, y su gusto por la ornamentación barroca, se une una letra en la que avisa sobre la terrible realidad a la que nos dirigimos, una en la que la tecnología sustituye a la realidad y podemos irnos virtualmente a la cama todos los días con Taylor Swift mientras no vivimos nada real de verdad. La versión 'hipster' y siglo XXI de Harry Nilsson sigue demostrando que es uno de los grandes compositores de nuestro tiempo.



8. St. Vincent - New York / Lorde – Green Light

Dos de las mayores estrellas femeninas de la década han decidido confiar en Jack Antonoff (el productor detrás del '1989' de Taylor Swift) para producir sus nuevos discos. Los resultados no han podido ser mejores confirmándolas como dos increíbles compositoras sin miedo a juguetear con los sonidos más pop. La neozelandesa ha demostrado que es una de las mejores compositoras de canciones pop del momento. Su proceso de maduración está siendo prodigioso y 'Melodrama' es una prueba perfecta de ello, 'Green Light' cambia de balada de piano a explosiva celebración de la pista de baile en pocos momentos y hace que parezca normal que Bruce Springsteen ande haciendo versiones de esta chica con 21 años recién cumplidos. Por su parte Annie Clark se ha impuesto la titánica tarea de superar el excelente disco homónimo al que elegimos nuestro disco favorito de 2014.'Nueva York' es una melancólica balada que recuerda los tiempos del lejano 'Actor' de 2009, aunque pasado por un filtro totalmente actual.





7. Hurray For The Riff Raff – Pa’lante

Alynda Lee Segarra se ha sacado de la manga el 'A seat at the table' de los estadounidenses de origen latino, en concreto de los puertorriqueños. Su disco es una maravilla conceptual que tira de orgullo hacia sus raíces y mezcla elementos musicales propios de sus anteriores trabajos, más cercanos a la 'americana', con otros tan americanos como el anterior, como pueden ser el son o la bomba. En la mejor canción del disco, mezcla una balada de piano al mejor estilo 'A day in the life' de los Beatles con la grabación el poema de Pedro Pietri 'Puerto Rican Obituary', para terminar con ese grito de autoafirmación que es el título de la canción: "Para todos los que se tienen que esconder, les digo pa'lante, para todos los que han perdido su orgullo, les digo pa'lante, para todos los que tienen que sobrevivir, les digo pa'lante".



6. Arcade Fire - Everything now

Los canadienses han vuelto con una canción que ha dividido a sus seguidores, están los que odian su ritmo disco (con ese piano cogido del ‘Dancing Queen’ de Abba) y los que, como el que esto escribe, la vemos como otra irresistible pieza más de un catálogo lleno de ellas. Es increíble lo bien que saben combinar su parte melancólica y la eufórica, épica si quieren, con esos momentos coreables que han copiado cientos de grupos hasta la saciedad sin encontrar nunca la efervescencia y el resultado final de los de WIn Butler. El único pero, que el disco no ha estado a la altura de su magnífica presentación.



5. SZA – Drew Barrymore

Como ya demostraron el año pasado las hermanas Knowles, Beyoncé y Solange, el r&b y el neo soul están pasando por un gran momento y el debut de Solána Rowe, mejor conocida como SZA, es una buena prueba de ello. Detrás del ‘hype’ montado en EEUU había un buen montón de buenas canciones como 'Supermodel' o 'Love Galore', pero el mejor momento llega con la increíble 'Drew Barrymore', un homenaje a la actriz a la que esta corresponde con un breve cameo en el video. Una de las voces con más futuro de la escena actual.



4. The War On Drugs – Thinking of a place

La mejor canción del espléndido nuevo trabajo de The War On Drugs es un perfecto ejemplo de como Adam Granduciel llena sus canciones de capas, como un pintor aplicando capas al lienzo. Como ese comienzo con esos sintetizadores que parecen como un lento despertar, luego entran los teclados, las guitarras, la batería y el bajo suavemente, con otros efectos de fondo, hasta el minuto y 16 segundos no aparece la voz de Granduciel, susurrando en su mejor modo Dylan, cuando se produce la primera ligera variación en la música es de una calmada belleza y así llegamos a ese estribillo que parece fluir de manera espontánea del resto de la canción. A partir del minuto 3 una guitarra fuertemente distorsionada, a là Neil Young, entra para evocar esa belleza melancólica tan adherida al grupo. Dura más de 11 minutos y podría irse al doble sin que llegara a aburrir.



3. Sampha – (No One Knows Me) Like The Piano

Después de colaborar con Kanye West, Drake o Solange, en el espléndido 'A seat at the table', por fin ha llegado el álbum de debut del británico Sampha. El resultado no ha defraudado en absoluto y contiene esta increíble cancion, una oda al piano que había en casa de su madre, un instrumento que le enseñó que "tenía algo que algunos llamarían alma". Un instrumento que le sirvió para convertir el dolor por la pérdida de su madre en arte.



2. LCD Soundsystem – American Dream

LCD Soundsystem siguen encontrando su propia voz a través de las influencias de siempre, Bowie, Eno, Kraftwerk, Suicide, Talking Heads, New Order o Eurythmics, aunándolas en su propia música con la misma facilidad con la que Murphy entrega las letras más corrosivas y acertadas desde el Randy Newman de los 70. Su disco de regreso es una maravilla, pero puede que tenga su mejor momento en la canción que le da título, una de las mejores canciones que jamás haya escrito, y estamos hablando de alguien que ha entregado cosas como Losing my edge, Daft Punk is playing in my house, All my Friends o I can change, por solo nombrar unas pocas. En ella se encuentra el tema principal del disco, el paso del tiempo, "te levantas cerca de alguien, en la casa de otra persona, tomaste ácido y te miraste en el espejo, viendo como la barba crecía alrededor de tu cara, oh la revolución estaba aquí, la que te iba a separar de toda esta burguesía. Por la mañana todo parece más claro cuando la luz del sol te muestra tu edad". Todo ello con una melodía que parece sacada de los tiempos gloriosos de Phil Spector, aunque interpretada por un grupo 'synth-pop'. A James Murphy le preocupa sinceramente hacerse viejo, pero el paso del tiempo le está sentando verdaderamente bien... Al menos musicalmente.



1. Kamashi Washington – Truth

Kamasi Washington le está insuflando nueva vida a una música con más de 100 años de historia, sin miedo a dejar que sus muchas influencias se mezclen y haciéndolas sonar frescas otra vez. Su gran oportunidad comercial fue su colaboración con Kendrick Lamar en 'To pimp a butterfly' pero 'The Epic' ya demostró que era un artista por sí mismo y una de las nuevas voces del jazz. Con este 'Truth' ha entregado 14 minutos en los que soul, jazz rock y su saxofón encendido se dan de la mano para alcanzar un nirvana cósmico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.