www.diariocritico.com
Rafael Catalá e Íñigo Méndez de Vigo
Ampliar
Rafael Catalá e Íñigo Méndez de Vigo (Foto: Moncloa)

Catalá mantiene el pulso a la judicatura y culpa al Poder Judicial de no hacer bien su trabajo

martes 01 de mayo de 2018, 12:20h
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha reafirmado su postura para salir al paso de las peticiones de dimisión que emitieron todas las asociaciones de jueces y fiscales de España que interpretaron como una injerencia política sus críticas al juez que emitió un voto particular pidiendo la absolución de 'La Manada'.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha respondido en declaraciones a 'El País' a las duras críticas de las asociaciones de jueces y fiscales -a las que se sumaron Ciudadanos y Podemos en distinto grado- por sus insinuaciones en relación a los "problemas" de Ricardo González, el juez que emitió un voto particular en la sentencia de 'La Manada' pidiendo la absolución de los cinco acusados.

Catalá sostiene que su obligación es "alertar" de las anomalías en el funcionamiento de la Justicia y que es el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el que debería estar cumpliendo con su deber.

“Yo cumplo con mi obligación y estoy en la reforma del Código Penal; el Consejo General del Poder Judicial tendría que estar en garantizar la capacidad y capacitación de los jueces”, manifestó Catalá a 'El País'.

Catalá explicó que se limitó a trasladar la preocupación de los propios compañeros de González que había llegado a sus oídos y reivindicó su libertad de expresión a la par que la independencia de la Justicia.

"Por qué los jueces de las asociaciones pueden opinar sobre esa y otras sentencias y se me niega a mí ese derecho?", se preguntó el ministro que se negó a ser "ciego, sordo y mudo" ante un caso tan delicado.

Cristina Pardo y Agustín Martínez

El corte de Cristina Pardo al abogado de 'La Manada'

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios