www.diariocritico.com
La idea de volar a la cúpula de ETA provenía de una información 'poco creíble' del CESID

La idea de volar a la cúpula de ETA provenía de una información 'poco creíble' del CESID

Estupor y perplejidad son los vocablos más repetidos por los antiguos líderes socialistas consultados por Diariocrítico en relación a las declaraciones de Felipe González a su diario 'amigo', en las que él mismo se coloca en el centro de todas las decisiones antiterroristas de gran envergadura en la etapa de los GAL; es decir, la supuesta 'X'. La posible 'voladura' de la cúpula de ETA que González dijo haber impedido, provenía de una información del CESID con escasa credibilidad. Pero, ¿qué sentido tiene sacarlo ahora, cuando algunos colaboradores suyos han pagado con hacienda y cárcel su silencio? Hay quien cree que González lo ha hecho para descargar a Rubalcaba y Benegas del debate sobre el GAL, reabierto por Amedo en colaboración con un medio periodístico.

La posibilidad de volar a la cúpula de ETA en Francia hace una veintena de años, que el ex presidente Felipe González dijo haber denegado en una entrevista publicada el pasado domingo por el diario El País, provenía de una información 'poco creíble' del antiguo CESID -actual CNI-, con escasa implantación en aquellos momentos en la lucha contra ETA. Esa información de los servicios secretos fue contrastada con los servicios de información de la Policía y de la Guardia Civil, que eran los que llevaban entonces todo el peso en la lucha contra ETA, y fue desestimada por 'poco creíble'.

A esa posibilidad de volar la 'cúpula de ETA' cuando estuviera reunida en pleno es a la que se refirió el ex presidente González en su amplia entrevista en El País, pero si no se autorizó fue, entre otras cosas, porque la fuente -el CESID- no parecía creíble. Es decir, es más que nada una anécdota, pero lo que nadie entiende es que González lo haya sacado ahora, colocándose a sí mismo en el disparadero de la "X" de los GAL. Porque con esa declaración a Juan José Millás, González, que no da puntada sin hilo, ha confirmado que a él, como presidente del Gobierno, le consultaban todas las grandes acciones de la lucha antiterrorista. Entonces, ¿también las del GAL?

De ser así, medios socialistas se preguntan que qué sentido tiene el que diversos ex colaboradores de González hayan tenido que pagar con la cárcel su silencio, si podía haber hablado antes. "¿Tiene mala conciencia Felipe González?". Ésa es la pregunta que sólo el ex presidente puede contestar. Aunque, bien es verdad, que lo declarado por González a El País tiene escaso contenido penal, y en medios socialistas se duda que Mariano Rajoy consienta en la presentación por el PP de una denuncia penal contra el ex presidente del Gobierno.

No obstante, parece que las declaraciones de González en materia antiterrorista sí pueden tener un doble efecto. Por un lado, la satisfacción moral de algunos de sus ex altos cargos condenados por los GAL, que siempre permanecieron en un exquisito silencio. Por otro lado, un efecto de válvula de escape para dirigentes socialistas de la 'vieja guardia' con responsabilidad en la actual etapa de José Luis Rodríguez Zapatero; es decir, que quita del punto de mira a Txiqui Benegas, por un lado, y sobre todo al ministro del Interior, vicepresidente primero y portavoz del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, en el centro de las denuncias -"intoxicaciones", dicen en el PSOE- del ex policía José Amedo a un diario madrileño.

¿Han hablado Rubalcaba y González? No hay respuesta para esa pregunta, pero todo el mundo recuerda que González no habla nunca por hablar, que todo lo dirige a un fin, que sabe muy bien lo que se dice, que no se prodiga en declaraciones y que ahora lo ha hecho a un medio 'más afín imposible'.



Desactivado el 'globo Amedo'

Por otro lado, el 'globo Amedo' parece totalmente pinchado: primero con el debate de Veo TV, donde la actuación del socialista Antonio Miguel Carmona fue impecable. Ahora, con la detención de Amedo por la policía por supuesta violencia de género.

Resulta que José Amedo, condenado por los asesinatos durante su pertenencia a los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL), fue detenido este fin de semana por la policía en la localidad de Pozuelo de Alarcón tras una denuncia por violencia de género interpuesta por la hija de su pareja, según informó Europa Press, que citaba fuentes policiales. Esas mismas fuentes precisaban que tras tomarle declaración se le puso en libertad a la espera del siguiente trámite judicial.

La denuncia por malos tratos fue presentada por la hija de la actual pareja del ex policía, no obstante, la presunta víctima de estos malos tratos se ha negado a declarar, según las mismas fuentes.


- Información relacionada:

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios