www.diariocritico.com

El sueño de la razón produce monstruos


Escribo el día de la Constitución, los ánimos todavía encrespados por el intento de golpe al estado perpetrado por los pijos sin escrúpulos. Y pienso que tengo suerte porque, después de todo, vivo en un estado de derecho que se rige por el Imperio de la Ley, una forma de organización social sustentada en dos pilares: la Constitución como Ley de Leyes y Todos somos Iguales ante la Ley.

Cuatrocientos facinerosos, montados en el poder ficticio que les da ser pocos y armados con la osadía inaceptable de amenazarnos con catástrofes aéreas, han intentado asaltar al estado. Pero les ha salido mal. Nosotros, Constitución mediante, hemos conseguido que su pulso no pasara de empellón, por más que las consecuencias jurídicas y económicas estén por dilucidar y que las sociales sean difícilmente restañables.

Un decreto constitucional de alarma ha permitido embridar a los golpistas, derrotarles y advertirles de que sus bravuconadas pueden llevarles a la cárcel. Tranquiliza saber que mi Constitución, que hoy cumple 32 años, ha demostrado rigor y vigencia.

EL MONSTRUO DE LOS CONTROLADORES

El decreto que tanto les encocoró es conocido desde hace meses. De hecho, ya se pusieron "enfermos" en agosto por este mismo asunto. Además, es un decreto de lo más sensato:

Impedir que se cobren como horas aeronáuticas permisos familiares, guardias imaginarias, días de libre disposición o bajas por ma/paternidad no es colusión, es sensatez. (Atención: por supuesto que cobrarán el sueldo base, lo que no van a cobrar es la hora de cola para renovar el DNI como si hubieran estado controlando aviones.)

Afinar los costes operativos siempre es necesario, y más ahora. Y a pesar de lo decretado, nuestros controladores siguen siendo los que más cobran y los que menos rinden laboralmente. Los rebeldes españoles son los que menos tiempo de avión obtienen por hora de controlador trabajada, según los estudios de aeronáutica de la UE: Frente a las dos horas de vuelo rendidas por los controladores del Benelux, los nuestros apenas producen media hora. Y eso que España no tiene la orografía de Europa central. Si atendemos a los costes del control aéreo por países, los controladores de España (1.214 M ?) son los más costosos de Europa. Y aún no hemos mencionado los 200.000 ? de sueldo medio anual que se embolsan. O que no hay que tener una carrera de grado superior para ser controlador o que la mayor cualificación que deben tener estos señoritos-del-pan-pringao es saber inglés y ser pariente de otro controlador para pasar las pruebas que ellos mismos establecen, corrigen y certifican.

Los trabajadores de España tenemos derecho a la huelga. Por eso existe una ley de huelga: se avisa al ministerio, se notifican las fechas de la huelga, se pactan unos servicios mínimos y se advierte a los usuarios. Nadie les niega su derecho a la huelga ni a intentar mantener sus privilegios medievales por vía legal. Lo único que no aceptamos es su derecho de pernada.

EL MONSTRUO DEL HABLAR SIN PENSAR

¿Cómo tener a Esteban González Pons por hombre juicioso? Apenas el gobierno decretó el estado de alarma salió en televisión vociferando contra la solución adoptada y la vergüenza de celebrar así el 32º aniversario de la Constitución. ¿Sabrá este hombre para qué sirve la Constitución? Porque hoy hemos usado con éxito su capacidad y nos ha protegido contra los sediciosos.

Lo más indignante de EGP ha sido decir que "el gobierno tenía que haber guardado el decreto una semana más sabiendo que había puente". EGP va de ignorante o de provocador. No quiero ni imaginarme que viviéramos en un país que gobernara según las veleidades de cada uno. Según el ministrable González Pons -al que nunca supuse intelectualmente leirepajinudo- el gobierno debe tomar sus decisiones no cuando debe, sino cuando conviene a los controladores. Es un planteamiento intelectualmente insostenible y políticamente inaceptable. Se gobierna cuando hay que hacerlo. Afortunadamente, luego Soraya Sáez de Santamaría, ésta sí intelectualmente sólida, desautorizó a su segundo y clarificó el apoyo del PP al gobierno. (NOTA BENE: me dice una fuente de Génova que EGP ha representado el papel que le han ordenado representar. Por favor, Sr. González Pons, quéjese ud., no permita que por más tiempom se le utilice de mamporrero mayor del PP o, cuando le toque gobernar, no tendrá ni un ápice de credibilidad).

En política no vale todo. Bonhomía y sensatez son dos cualidades necesarias. EGP sabe que el gobierno cumplió y la Constitución nos amparó. El que no dede saberlo es Roca Junyent, padre de la Constitución en 1978 y hoy asesor de los controladores por 4 millones de lentejas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios