www.diariocritico.com
La presión aumenta por momentos para que Dívar deje su cargo en el CGPJ

La presión aumenta por momentos para que Dívar deje su cargo en el CGPJ

viernes 15 de junio de 2012, 20:04h
La presión de la carrera judicial para que el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar, dimita ha aumentado horas antes del pleno extraordinario que celebra mañana ese órgano.
Según fuentes del Consejo consultadas por Efe, en los últimos días Dívar ha ido perdiendo apoyos incluso entre algunos de los vocales del sector 'conservador' del órgano de gobierno de los jueces que siempre han respaldado a su presidente. Cuestionado por sus viajes a Marbella, Dívar se enfrenta mañana una vez más a la petición de cinco vocales de que abandone su cargo en un momento en el que la presión de la carrera judicial deja un escenario "abierto" e imprevisible.

La situación ha dado un giro importante, y la propuesta de los vocales progresistas Margarita Robles, Félix Azón, Inmaculada Montalban y Carles Cruz, que insta a Dívar a dimitir y que se debatirá mañana en el pleno extraordinario del Consejo, ha ganado adeptos, que comparten que no actuó de acuerdo a los principios de austeridad y transparencia exigibles.También la vocal Margarita Uría, designada a propuesta del PNV, ha hecho público su apoyo a la dimisión, y es posible que se le sume el catalán Ramón Camp después de que CiU haya instado a Dívar a "mover ficha" a través de su portavoz en el Congreso Josep Antoni Duran i Lleida.

Aún con ello, no es seguro que esa petición vaya a conseguir los votos de 11 de los 20 miembros del CGPJ que necesita para salir adelante, pero la postura de las asociaciones judiciales, muy críticas con Dívar, puede pesar en el resultado final. El hecho de que la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) haya criticado ya abiertamente la conducta de Dívar supone "una presión muy grande" para los vocales que forman parte de la misma, mayoritaria en la carrera y de carácter conservador, resaltan esas fuentes.

El portavoz de la APM Pablo Llarena ha confirmado a Efe que son conscientes de que la dimisión "voluntaria" de Dívar sería un "desahogo", pero también de que existe el riesgo de que pueda debilitar la credibilidad de las instituciones españolas en el extranjero en un momento, dice, en el que el país ya tiene que afrontar un "rescate" financiero. Las otras tres asociaciones han reclamado formalmente la dimisión de Dívar, entre ellas Jueces para la Democracia (JPD), de la que son miembros Robles, Azón, Montalbán y Cruz, y ha pedido a los vocales que si no dimite, tomen las medidas oportunas para cesarle.

A estos reproches se han unido 17 jueces decanos que hoy han emitido un comunicado para denunciar que la situación del CGPJ genera sentimientos "de impotencia, vergüenza y tristeza" y emplazar al órgano de gobierno de los jueces a "estar a la altura de las circunstancias" en la reunión de mañana. No obstante, los mas cercanos a Dívar siguen pensando que la dimisión no entra en sus planes y, aunque admiten que todas las posibilidades están abiertas, creen que estará el lunes junto al rey en los actos conmemorativos del bicentenario del Tribunal Supremo, del que también es presidente.

En el pleno de mañana se debatirá también la propuesta del vocal José Manuel Gómez Benítez, que denunció a Dívar ante la Fiscalía por los gastos de sus viajes a Marbella, y que pide su remoción del cargo por el incumplimiento grave de sus deberes, aunque con pocas o ninguna posibilidad de éxito porque nadie quiere una salida poco digna para el presidente. Dívar tampoco cuenta ya con el amplio respaldo político que propició su nombramiento, después de que la Comisión de Justicia del Congreso haya acordado pedirle que comparezca cuanto antes, si bien ha dejado en sus manos decidir la fecha.

A todo esto se añade la falta de confianza de la ciudadanía, reflejada en las más de 85.000 firmas que han apoyado una petición para que renuncie en la página web www.change.org. Muy dura también ha sido hoy la Plataforma Ciudadana por una Justicia para Todos, que reúne a través de internet a un centenar de jueces, secretarios judiciales, abogados y ciudadanos, y que ha denunciado que lo grave no es sólo que Dívar "no responda" de sus viajes, "sino que las instituciones no sean capaces de reaccionar ante lo que está percibiendo la ciudadanía".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios