www.diariocritico.com

Día Mundial del Agua

El poder geoestratégico del agua

jueves 21 de marzo de 2013, 22:19h

El nivel de calidad de los recursos hídricos, con frecuencia menor al recomendable, pone en peligro el acceso a agua potable no sólo en los países emergentes, o en desarrollo, sino también en los países desarrollados. 

A modo de ejemplo, en la Unión Europea la sobreexplotación de los acuíferos, así como la aplicación de fertilizantes químicos y pesticidas está comprometiendo el acceso a un agua de calidad. 

En lo que a los recursos hídricos superficiales se refiere, la calidad del agua de los ríos  está lejos de ser la óptima, especialmente en los tramos medios y bajos, que es donde se ubican las grandes urbes y donde la actividad agrícola se desarrolla de manera intensiva. Además, las cuencas fluviales se presentan altamente reguladas, presentando numerosos embalses y trasvases intercuenca. Como resultado, en ríos como los españoles el caudal está por debajo del que sería esperable en régimen natural, lo cual reduce la capacidad de dilución de la contaminación. 

Con todo, los países desarrollados son altamente resilientes cuando se dan situaciones de contaminación, en tanto en cuanto cuentan con los recursos normativos y los medios económicos para hacer posible que las situaciones de estrés sean reversibles.

 La situación en los países en desarrollo es sustancialmente peor. A este respecto, la ONU informó que alrededor de 2.600 millones de personas en el mundo, la mayoría en África y Asia, no tienen acceso a aguas a las que previamente se les haya aplicado un tratamiento básico, incrementándose como resultado el riesgo de enfermedades de tipo diarreico. En el caso concreto de la India,  el 70 por ciento del agua suministrada como potable está contaminada al presentarse mezclada en mayor o menor medida con aguas residuales.

 Lo anterior, sumado a otros efectos que aminoran la calidad ambiental del medio (p.e. contaminación del suelo) pone en peligro la continuidad sostenida del desarrollo económico de la India, comprometiendo incluso su seguridad nacional. En esta misma línea, la prestigiosa revista The Economist ("Less fertile crescent", 09-03-2013) se hacía eco de que recientes estudios han demostrado que las cuencas de los ríos Tigris y Eufrates han disminuido su aportación en un 30%. Esta reducción es consecuencia de la sobrexplotación de los acuíferos en respuesta a la sequía de 2007.

 El problema es que las cuencas de estos dos ríos  drenan los países de Siria, Irak, Iran y Turquía. Históricamente se trata de una región de elevada inestabilidad, en la que el tradicional foco de conflicto, normalmente vinculado a los recursos fósiles, podría en un futuro trasladarse al control del agua.

 

José María Bodoque del Pozo

Profesor Contratado Doctor

Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica

Universidad de Castilla-La Mancha

 

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios