www.diariocritico.com

Crónica del concierto en Joy Eslava

Low, la delgada línea entre la belleza sublime y la narcolepsia

Low, la delgada línea entre la belleza sublime y la narcolepsia

viernes 17 de mayo de 2013, 11:12h
Que Low venían presentando nuevo disco quedó bien claro desde el principio. Las cinco primeras canciones del concierto en la Joy Eslava pertenecían al reciente 'The invisible way'. Es más desde las 21:23 en que comenzaron con 'Plastic cup' hasta las 22:54 en que se despidieron con 'I hear... goodnight' sonaron ocho de las once canciones que lo componen. El concierto, por tanto, se pareció bastante a ese disco y alternó momentos de absoluta belleza con pasajes más plomizos y, en general, se echó de menos algún cambio de ritmo, algún ejemplo de su faceta más soleada.
El concierto transcurrió por terreno Low, hipnótico y narcotizante, con las maravillosas voces de Alan Sparhawk y Mimi Parker haciendo increíbles armonías conjuntas, o brillando en solitario, mientras Steve Garrington coloreaba un poco las canciones, ya fuese al bajo o al piano. Su última obra, 'The Invisible way', fue la protagonista absoluta.  Del disco producido por Jeff Tweedy destacaron 'Plastic cup', 'Holy ghost', 'Amethyst' y la absoluta gema que es 'Just make it stop' con la increíble voz de Mimi Parker al frente. Conociendo la fijación de Robert Plant por el grupo, no sería de extrañar que la canción apareciese en una posible continuación de su disco de duetos con Allison Krauss.

Precisamente también sonaron las dos canciones que versionó el ex Zeppelin en su último disco, 'Monkey' y 'Silver rider' procedentes de uno de los discos más aclamados de la banda 'The Great Destroyer'. La primera fue uno de los mejores de la noche y una de las pocas que se salió con deriva eléctrica de un repertorio un tanto monótono. Aunque poco importaba cuando sonaban canciones tan redondas como 'Words' de su primer disco 'I Could Live in Hope', editado en el lejano 1994. 

También fueron especialmente celebradas canciones como 'Sunflower', de otro de sus discos fundamentales, 'Things We Lost in the Fire', o la inquietante 'Murderer', de 'Drums & Guns'. Eso ya fue en los bises, cuando Sparhawk nos agradeció haber pagado dinero con el que alimentar a sus hijos. Suavemente su voz se volvió a entrelazar mágicamente con la de Parker y, como si del doble blanco se tratase, nos desearon "buenas noches".

SETLIST
Plastic Cup
On My Own
Holy Ghost
Clarence White
Amethyst
Monkey
Waiting
Especially Me
Witches
Just Make It Stop
Silver Rider
Words
Canada
Soon
So Blue

Bises:
Murderer, de Drums & Guns
Sunflower
Last Snowstorm of the Year
I Hear... Goodnight 

Lea también:

Eels en Madrid: el nuevo alfabeto de E
Los Enemigos reconquistan Madrid con su revuelta

Johnny Winter en Madrid, la decadencia de una leyenda

Ocean Colour Scene en la Riviera: Aquellos maravillosos 90

The James Hunter Six: Gran concierto en la sala errónea

- Nick Lowe pasa con nota la prueba del algodón en Madrid
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios