www.diariocritico.com

Mojácar, la joya almeriense

lunes 15 de julio de 2013, 13:44h
Mojácar ha sido llamado en ocasiones la Ibiza andaluza y es verdad que comparte ciertos rasgos con la isla balear, sus casitas blancas, su pasado hippie y una noche que invita a la fiesta. Pero este pequeño pueblo situado en la parte oriental de Almería tiene sus propias particularidades.

Poblada desde la Edad de Bronce, esta paradisíaca localidad situada en lo alto de una colina ha visto pasar a fenicios, cartagineses o griegos, que ya la bautizaron como Murgis-Akra, hasta llegar a los pobladores que más huella dejaron, los musulmanes. Por sus empinadas calles todavía se localizan huellas de su pasado musulmán, como la famosa fuente donde se produjo la rendición de la ciudad a los Reyes Católicos en 1488, pero además de la historia, sus estrechas calles y sus blancas paredes guardan mil rincones a descubrir. Desde los miradores de la plaza nueva o del castillo, hasta el Arco de Luciana o la Ermita de la Virgen de los Dolores.

Pero los encantos de Mojácar no se acaban en el pueblo, también está lo que se conoce genéricamente como Mojácar playa, 17 kilómetros de costa que abarcan más de 9 diferentes playas, desde la de las Granatillas y su arena rojiza, hasta la de Marina de la Torre. Cuatro de ellas han sido galardonadas este año con las prestigiosas banderas azules. Otra cosa a su favor es que están jalonadas por algunos de los mejores chiringuitos de la costa española. Especialmente destacados son algunos de los que aparecen juntos como El Patio, El Cid o el Aku-Aku, que llevan aquí desde los años en que Mojácar se convirtió en un lugar de peregrinaje hippie y que han sobrevivido a la enorme explosión turística que se produjo desde principios de los 90. Ofrecen música en directo y hasta cine de verano. Otro clásico es el Tito´s donde también se ha abierto un restaurante mexicano al que merece la pena ir.

En cuanto a la noche mojaquera, la cosa ha cambiado bastante, si antes era el pueblo donde se concentraba la mayoría, ahora la playa es la opción más numerosa, sobre todo la de la zona de los chiringuitos, con bares como el rockero Pachamama o el ibicenco Maui, aunque las que se reparten la mayoría de la gente son las dos grandes discotecas, Mandala y Liquid, situada esta última a medio camino entre la playa y el pueblo. Eso sí los amantes de la buena música no deben dejar de probar en el pueblo el tomarse algo en el Loro Azul. El mítico bar ha dejado su antiguo emplazamiento para situarse en el antiguo Budu, un local con dos plantas y terraza, con unas increíbles vistas, en el que disfrutar del mejor mojito de la provincia.

Son muchas las razones para visitar esta localidad pero no podemos terminar sin comentar la más bizarra, y es que cuenta la leyenda que esta localidad tiene entre sus paisanos a uno de los personajes más famosos del Siglo XX, el papá de Mickey Mouse, Walt Disney. Según una vieja historia Disney habría venido al mundo en Mojácar bajo el nombre de José Guirao, hijo ilegítimo de un médico y una lavandera. La madre, tras emigrar a EEUU, habría entregado a su bebé en adopción a la pareja formada por Elias y Flora Disney. Sea o no verdad, lo cierto es que Mojácar es un escenario perfecto para la leyenda.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios