www.diariocritico.com
Las películas imprescindibles de Luis Buñuel

Las películas imprescindibles de Luis Buñuel

Hace 30 años moría Luis Buñuel, el director más universal que ha dado nuestro país. Un hombre que vivió tiempos convulsos, trabó amistad con algunas de las mayores luminarias del siglo XX, aunque los que más huella le dejaron fueron sus compañeros en la Residencia de estudiantes, Lorca y Dalí. Su influencia e importancia dentro de la historia del cine está a la altura de los más grandes directores de todos los tiempos, Welles, Hitchcock, Ford, Kurosawa, Fellini o Bergman. En su honor repasamos algunas de sus películas más importantes.

Un perro andaluz (1929): El manifiesto surrealista del cine. Una colección de sueños y locuras salidas de las inquietas mentes de Dalí y Buñuel. El título, una posible referencia negativa al tercer vértice del triángulo de genios, Federico García Lorca.

Las Hurdes (Tierra sin pan) (1933): El Buñuel documental. Al director no le importa tanto rodar la realidad como dejar claro su mensaje de denuncia y remover unas cuantas conciencias.

Los olvidados (1950): La obra maestra de la etapa mexicana, Buñuel vuelve a conjugar magistralmente surrealismo y realidad social, logrando un retrato devastador de los bajos fondos mexicanos que hizo que los sectores más 'bienpensantes' de la sociedad mexicana pidieran su expulsión del país.

Él (1952): La película más 'buñueliana' de su filmografía, él mismo reconoció que era la película en la que más había puesto de sí mismo. Celos, tacones, religión y surrealismo se agitan en este cóctel al que Hitchcock, seguidor confeso del aragonés, realizó un par de guiños en 'Vértigo (De entre los muertos)'

Ensayo de un crimen (La vida criminal de Archibaldo de la Cruz) (1955): Una de las películas más sorprendentes, divertidas e infravaloradas del de Calanda. Un hombre convencido de que es capaz de asesinar a varias mujeres con su pensamiento le sirve a Buñuel para soltar toda su mala uva y su humor vitriólico.

Viridiana (1961): La vuelta a España supuso una nueva obra maestra y la única Palma de Oro del Festival de Cannes que ha ganado nuestro país. Claro que al régimen no le gustó tanto y no se pudo ver en nuestras salas hasta después de la muerte de Franco. Normal, 'Viridiana' es un película libre y libérrima que supone una de las cimas de la trayectoria de Buñuel. En una demostración más de la ceguera de la censura, el único cambio que le obligaron a realizar en la película fue el final, en el que el personaje de Viridiana llamaba y entraba en la habitación de su primo. Buñuel, socarrón, lo cambió por la partida de tute más escandalosa de la historia.

El ángel exterminador (1962): Una de sus obras más conocidas y una auténtica bomba de relojería contra su despreciada burguesía. La anécdota de la película, en la que una serie de burgueses es incapaz de abandonar una habitación, viene de sus días en la Residencia cuando Dalí y Lorca se quedaron encerrados en su habitación durante dos días. Posiblemente sería la película favorita de Valle-Inclán, si hubiese tenido la ocasión de verla.

Simón del desierto (1965): Nueva demostración del enorme sentido del humor del aragonés. Hay momentos en este mediometraje que parecen salidos de 'La vida de Brian'. Claro que la película de los Monty Python se estrenó catorce años más tarde.

Belle de Jour (1967): La mejor definición de esa dicotomía en la mujer 'buñueliana', entre la virgen y la prostituta, en una película en la que, como casi siempre en el director, el motor de todo es el deseo. Una hierática Catherine Denueve da vida a Severine, una mujer casada con un médico incapaz de mantener relaciones sexuales con él, que terminará llevando una doble vida cuando se convierta en la 'bella de día' del título en un prostíbulo parisino.

El discreto encanto de la burguesía (1972): Una de las películas más surrealistas de su última etapa, llega a incluir una escena de un sueño dentro de un sueño, 'El discreto encanto de la burguesía' es otra acertada crítica de la institución, junto a la iglesia, que más despreciaba don Luis.

El fantasma de la libertad (1974): Una película infravalorada dentro de la obra del aragonés, 'El fantasma de la libertad' es su penúltima obra y una de las favoritas del propio Buñuel de la que dijo: "El azar todo lo gobierna; la necesidad, que lejos está de tener la misma pureza, sólo viene más tarde. Si tengo debilidad por alguna de mis películas, sería por 'El fantasma de la libertad', porque prueba a salir sólo este tema."

@Lesterhendrix

- Los veinte mejores momentos musicales dentro del cine no musical: I / II

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.