www.diariocritico.com
Otra para las ‘buenas relaciones’ con Marruecos

Otra para las ‘buenas relaciones’ con Marruecos

Las relaciones con Marruecos están que arden. Pese a lo que afirma la ‘artillería mediática’ zapaterista, la visita de los Reyes a Ceuta y Melilla ha encendido una luz de alarma en el país magrebí. Nadie duda del derecho –y acaso del deber- del jefe del Estado español a visitar todos y cada uno de los territorios nacionales, pero, claro, en el caso de ambas ciudades chirrían las relaciones con los vecinos del sur.

Pero, además, esa visita se une a la polémica generada por el juez Baltasar Garzón, que va a procesar por genocidio en el Sahara a altos cargos marroquíes.

Y la tercera pincelada vendrá esta fin de semana con la convocatoria de una “Marcha por la independencia del pueblo saharaui”, el otro contencioso que sigue manteniendo en vilo a Mohamed VI.

Los lemas de esta marcha son “Contra la tortura y la violación de los Derechos Humanos en el Sahara” y “¡No más abandonos y engaños! ¡Evitemos la guerra!”. A la misma van a acudir escritores, artistas, miembros de organizaciones políticas, sindicales, sociales, juveniles, Ong's, etc. Por un “Sahara libre ya”.

No parece que estos episodios gusten mucho en Marruecos, y desde luego, gustan poco a la diplomacia de Rodríguez Zapatero. Entre otras cosas, porque los convocantes (saharaindependiente.org) sostienen que el Estado español es, histórica y políticamente, responsable de la colonización sufrida por el pueblo del Sahara Occidental, al haber ocupado y explotado sus recursos durante mas de un siglo. Que esa responsabilidad –dicen- no terminó, el 14 de noviembre de 1975 cuando se firmaron los “Acuerdos Tripartitos de Madrid”, que representaron, “el incumplimiento de todos sus compromisos y la entrega del territorio y sus habitantes a Marruecos y Mauritania”.

Añaden que los diferentes Gobiernos de la democracia española no han asumido ni han cumplido su “compromiso histórico” con el pueblo saharaui, y se alejan cada vez más de su “responsabilidad nacional e internacional en la actual situación del conflicto”. En definitiva, que el Estado español tiene una “asignatura pendiente y una deuda histórica, moral y política con el pueblo saharaui” por no concluir debidamente un proceso de descolonización que España dejó sin cerrar.




 

 

 

 

 

 



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios