www.diariocritico.com

Malestar en el Gregorio Marañón por el trato que dispensaron al exgerente del PP

Así fue el trato a Bárcenas en el hospital: custodiado por casi 20 guardias civiles, pero recibido con 'honores'

Así fue el trato a Bárcenas en el hospital: custodiado por casi 20 guardias civiles, pero recibido con 'honores'

viernes 03 de enero de 2014, 16:35h
Fuerte malestar entre trabajadores y pacientes del hospital madrileño Gregorio Marañón por el trato que dispensaron la noche del 31 de diciembre de 2013 al exgerente del Partido Popular, Luis Bárcenas, que fue trasladado desde el centro penitenciario de Soto del Real  para recibir tratamiento por una urticaria. Según han comentado a Diariocrítico fuentes conocedoras del caso, Bárcenas tuvo un increíble trato de favor: fue recibido casi con honores por la dirección del hospital.
El ilustre preso, el hombre que más sabe de las supuestas cuentas en B del Partido Popular y del supuesto cobro de sobresueldos por sus dirigentes -muchos de los cuales están actualmente en el Gobierno-, llegó al madrileño hospital Gregorio Marañón exactamente a las 00:25 horas del 31 de diciembre de 2014. Entró por la puerta de Urgencias y fue recibido casi con honores por el jefe de hospital, justo el que va detrás del gerente.

Según esos medios, llegó custodiado por casi una veintena de guardias civiles, un espectacular despliegue que no suele darse con ningún recluso de los muchos que habitualmente pasan por Urgencias de ese centro hospitalario. El jefe del hospital (el segundo, después del gerente), que le recibió en la puerta como si se tratara de una personalidad y no de un preso preventivo, le hizo pasar por el cuarto de soporte vital para evitarle cualquier situación incómoda.

Esos medios insisten en que por la entrada del cuarto de soporte vital sólo pasan pacientes realmente graves, mientras que el diagnóstico que acompañaba al ilustre inquilino de Soto del Real era el de una simple urticaria. Según esos medios hospitalarios, a cualquier paciente con ese diagnóstico (urticaria) sólo se le administra Urbason "y listo", pero los médicos adjuntos recibieron orden taxativa de atenderle ellos mismos. Se da la circunstancia que habitualmente son los médicos y no los adjuntos  los que atienden este cuarto de soporte vital. Además, la orden de la jefatura del hospital era, al parecer, no ahorrar pruebas ni atenciones para con Bárcenas.

Tras las pruebas oportunas, una vez confirmado que no tenía nada grave, los médicos le dejaron pasar la noche en la Unidad de Alta Dependencia, donde, según las fuentes de Diariocrítico, sólo hay pacientes graves, y "todo por una urticaria".

Según esos medios, en todo este tiempo a Bárcenas le trasladaron por los pasillos del hospital en silla de ruedas, pero él se tapaba la cabeza con una sábana para no ser reconocido por el resto de pacientes y familiares de enfermos. Esas precauciones no sirvieron de nada, porque a pesar de todo fue reconocido -el despliegue policial fue fenomenal-. Pero el caso es que las atenciones que se tuvieron que él, que no suelen ser habituales en el resto de los enfermos, han producido un hondo malestar entre trabajadores y pacientes de este hospital madrileño.
 
LEAN TAMBIÉN:

>> Bárcenas, de la prisión al hospital

 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
1 comentarios