www.diariocritico.com

31 artistas harán el paseíllo en el Fernán Gómez

Antorrín Heredia recupera el flamenco puro en un ciclo con cante, baile, guitarra, palmas y... sin micro

Antorrín Heredia recupera el flamenco puro en un ciclo con cante, baile, guitarra, palmas y... sin micro

jueves 13 de marzo de 2014, 09:11h
No diga el mejor flamenco. Diga el ciclo 'Flamenco en la Dos', que con la organización de uno de los grandes/grandes cantaores, Antorrín Heredia, presenta a otros profesionales igualmente grandes/grandes. Con 31 artistas, se desarrolla a lo largo de varias semanas en el Teatro Fernán Gómez, de Madrid, una ciudad con tantos seguidores del cante hondo. Y olé.
Flamenco y del puro. Con nombres tan sonoros en el cante y en el baile como Antonio Soto, Isabel Luna, Pepa Carrasco, María Mezcle, Cancanilla,Curro Albaicín, el propio Antorrín Heredia, todos ellos bajo el denominador común de buscar la pureza total, por supuesto, sin micros. Varias semanas -hasta el 6 de abril- donde, además, se rescatan bailes y cantes olvidados, esencias de maestros que son la raíz. 

O sea que este 'Flamenco en la Dos' se aleja de las tecnologías, inexistentes en el siglo XIX, etapa en la que el flamenco era verdad, ya que sólo había cante, baile, guitarra y palmas. No se usaran micrófonos para ayudar a la voz y a la guitarra. Los únicos dos ingredientes que se pondrán en escena son toda el alma y todo el corazón, aderezados con una entrega visceral de los artistas que no cuentan con guión, ni con una composición estructural. 

Magia y duende

Una clara apuesta la de esta serie flamenca por la improvisación, la emoción, el sentimiento, eso que llaman "duende", el flamenco de tú a tú, como decía el gran director Peter Brook uno haciendo y otro mirando: "Si dices la verdad el espectador se lleva verdad, si lo das todo, no estás obligado a dar más y si te emocionas trasmitirás emoción"

Y es que el propio Antorrín destaca e insiste en el "carácter íntimo y próximo de las actuaciones", en una manera de recuperar el espíritu del flamenco, "que siempre ha sido una música de minorías, y que necesita esa complicidad y cercanía entre artista y público, para que se genere la atmósfera necesaria que permita que la magia y el duende se den cita en el escenario". 
 
)
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios