www.diariocritico.com
El presidente de la Comisión se estrena con un escándalo: hallan acuerdos fiscales secretos en sus 20 años al frente del gobierno de Luxemburgo

El presidente de la Comisión se estrena con un escándalo: hallan acuerdos fiscales secretos en sus 20 años al frente del gobierno de Luxemburgo

> Juncker ha asegurado que está tranquilo y confía en que la investigación muestre que eran legales

jueves 06 de noviembre de 2014, 16:13h
Los acuerdos secretos fiscales entre Luxemburgo y casi 340 multinacionales, entre ellos, Pepsi, IKEA, AIG y Deutsche Bank han obligado al recién estrenado presidente de la Comisión Europeo, Jean-Claude Juncker, a dar explicaciones. Hay que tener en cuenta que los supuestos 'favores' habrían tenido lugar en los casi 20 años que duró su etapa al frente del gobierno luxemburgués.
Juncker ha asegurado que está "sereno" y "cool" tras las revelaciones de los acuerdos fiscales ventajosos que su país, Luxemburgo, ha alcanzado con centenares de multinacionales y dejará manos libres a la comisaria de Competencia, Margarethe Vestager, para proseguir y ampliar la investigación que abrió su antecesor, Joaquín Almunia, por posibles ayudas públicas ilegales, según ha anunciado este jueves su portavoz, Margaritis Schinas.

Los acuerdos entre las multinacionales y Luxemburgo permitieron a las empresas rebajar drásticamente sus impuestos, de acuerdo con documentos obtenidos por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) y publicados en varios medios de comunicación internacionales.

La auditora PricewaterhouseCoopers habría ayudado a las multinacionales a obtener al menos 548 decisiones fiscales vigentes en Luxemburgo desde 2002 y 2010 para beneficiarse de "estructuras fiscales complejas diseñadas para conseguir reducciones drásticas en los impuestos", indica el ICIJ.

Mediante este esquema las multinacionales canalizaron "cientos de miles de millones de dólares" a través del Gran Ducado y ahorraron miles de millones de dólares en impuestos.

Algunas firmas disfrutaron de gravámenes fiscales de tan solo 1 % sobre los beneficios que llevaron a Luxemburgo.

Muchos de los acuerdos fiscales se aprovechaban de lagunas en los sistemas internacionales que permiten a las empresas eludir impuestos tanto en Luxemburgo como en otros lugares.

En muchos casos subsidiarias luxemburguesas manejaron "cientos de millones de dólares" pese a tener poca presencia y poca actividad económica en Luxemburgo.

Una dirección popular, el número 5 de la calle Guillaume Kroll, alberga a más de 1.600 compañías, según los documentos revelados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios