www.diariocritico.com
El sector del libro en valenciano denuncia la falta de legislación contra la piratería

El sector del libro en valenciano denuncia la falta de legislación contra la piratería

lunes 09 de febrero de 2015, 19:41h
Representantes del sector del libro han denunciado la falta tanto de legislación como de una "moral social" que proteja a este producto cultural del fenómeno de la piratería. Así se ha puesto de relieve en una mesa redonda celebrada este lunes en el Consell Valencià de Cultura (CVC) en torno al tema 'Literatura en valenciano y la digitalización'.
El debate --impulsado por la Comisión de Promoción Cultural del CVC-- ha reunido a especialistas como Javier Díaz de Olarte, de CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos); Salvador Vives (Editorial Tirant lo Blanch); Ignacio Larraz, de la Librería Cresol de Valencia y vicepresidente del Gremi de Llibrers de Valencia, y Manel J. M. Romero, secretario técnico de l'Associació d'Editors del País Valencià, informa el CVC en un comunicado.


En sus palabras de bienvenida, el presidente de la institución, Santiago Grisolía, ha dicho que la literatura en valenciano es "un tema nuclear para el CVC, un elemento estructural y estructurante de la cultura valenciana, cuya falta significaría el fracaso del edificio". "Es natural que el Consell Valencià de Cultura, precisamente, se ocupe de estudiar la situación de la literatura en este tiempo crítico", ha dicho el profesor, que ha añadido que los libros, impresos o digitales, son solo una parte de la literatura, puesto que hay que tener en cuenta también la literatura moderna, donde ha incluido las canciones, el teatro, el cine y la televisión".

Durante el coloquio, los participantes en la mesa redonda han denunciado la falta de protección eficaz ante la piratería, tanto en lo referente a la legislación y a los procedimientos administrativos de represión, como la falta de una "moral social que reconozca la necesidad de respetar la propiedad intelectual".



También han destacado la escasa penetración, por ahora, del libro digital --se estima un porcentaje del 4 por ciento, aunque no se cuenta con cifrsa fiables-- y, sobre todo, de su comercialización, puesto que el número de libros digitales leídos es muy superior al de los comprados, a causa de la piratería y por la gran presencia de libros clásicos de distribución gratuita.


Se trata, han apuntado, de un mercado globalizado en el cual a la larga únicamente podrán sobrevivir las grandes plataformas, como Amazon, que puede asumir pérdidas en esta primera etapa de creación del mercado. El otro sector que ve amenazada su supervivencia por la revolución digital es el de las librerías, que tendrán que reconvertirse poniendo en valor sus servicios específicos (asesoramiento, lugares de encuentro de lectores, etc.). "Los libreros tienen que transformarse en agentes culturales", ha observado Ignacio Larraz.


En cuanto a las diversas fórmulas de distribución examinadas, algunos de los participantes han destacado el interés de la iniciativa eBiblio (http://comunitatvalenciana.ebiblio.es), de préstamo de libros digitales por parte de las biblioteques públicas. Finalmente, Manel Romero ha anunciado la próxima presentación a los varios partidos políticos, para que lo incorporan en sus programas electorales, de un documento de propuestas de la recientemente creada Fundación por el Libro y la Lectura (FULL, http://www.llibresvalencians.com).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios