www.diariocritico.com

Tres artistazos, tres:  'Chacho', Maruja Garrido y Lita Claver

Rumbacalí, la veteranía y la ilusión del duende, la luz y la noche con la mejor rumba gitana

Rumbacalí, la veteranía y la ilusión del duende, la luz y la noche con la mejor rumba gitana

miércoles 18 de marzo de 2015, 10:53h
El sumatorio de tres grandes artistas, con enorme y variada trayectoria detrás, sólo podía dar como resultado un trío también grande/grande. Un trío que une a su veteranía una ilusión tan grande como el arte que han derrochado, y derrochan ahora bajo el nombre de Rumbacalí, en su primer disco . Ahí es nada Josep Maria Valentí, 'Chacho', Maruja Garrido y Lita Claver. Ahí es nada, su disco 'El duende, la luz y la noche', que edita Kasba Music.
Nunca hubo un título de disco mejor puesto. Sí, porque Rumbacalí son eso: el duende, la luz y la noche. Que traducido en personas son tres artistazos, tres. Chacho, Maruja y Lita. Con una biografía individual de auténtica impresión. Así, Josep Maria Valentí, "Chacho", gitano de la barcelonesa calle de la Cera, fue uno de los vértices del triangulo que dio pie al  nacimiento de la rumba catalana. Calle de La Cera, Hostafrancs y Gracia. Peret, el Pescailla y Chacho. El primer gran pianista de la rumba catalana.

Casi nada también lo de Maruja Garrido, que fue musa de Dalí y pareja artística de Antonio Gades, a la par que responsable de uno de los intentos más osados de modernización del flamenco, solo hay que buscar en youtube "Maruja Garrido Dalí" para entender de quien estamos hablando. Y, claro, la gran Lita Claver, 'la Maña', actriz y vedette que pasó con gran éxito por todos los escenarios del centro neurálgico de la revista de variedades barcelonesa, el Paralelo, en la última gran época del estilo, desde su llegada a la ciudad, a final de los años sesenta, hasta la desaparición de éste a principios del siglo XXI.
 

Este disco es ni más ni menos que el resultado de haber llegado hasta aquí, de haberse levantado tras mil baches, de haber sonreído a la vida una y mil veces. Es un trabajo producto de la magia artística que poseen, de la luminosidad de sus voces, de la nocturnidad compartida. Es producto de su pasado, sí, pero sobre todo es su presente. Y es que aquí se sueltan, o una vez más se vuelven a soltar. Arropados por  toda la juventud que arraiga en sus corazones, se lanzan a la 
aventura, por voluntad propia y por ganas de pasarlo bien, sin necesidad de demostrar absolutamente nada de cara al exterior.

Grandes artistas colaboran

Y para llevarlo a cabo se han visto arropados también por artistas de la talla de "Sicus" Carbonell. Sin el alma mater de Sabor de Gracia este disco nunca habría visto la luz. Él ha sido el productor del trabajo para el que se ha rodeado de algunos de los mejores músicos y coristas actuales de la rumba catalana miembros o colaboradores habituales de Sabor de Gracia, La Troba Kung-fú o Peret. 

Y si esto no fuera suficiente encontramos colaboraciones vocales de artistas como Marinah, Adrià Salas (cantante de La Pegatina), Juan (de Los Banis) o Las Migas."El duende, la luz y la noche" contiene trece canciones, entre las que encontramos temas inéditos (como el primer single y video del disco, "Rumba gitana"), versiones (como un medlei de Joan Manel Serrat en catalán dedicado al autor, "Per Serrat" ) o revisiones de algunos de sus éxitos (como "Es mi hombre" o "Chao, chao, chao, buru, buru"). 

Además de un sentido homenaje a todos aquellos duendes que les siguen alumbrando en la noche ("Cometas de luz").Y acabaremos este texto de presentación de la obra recomendando la canción "Mi bombón", póstuma interpretación del Tío Toni, inolvidable, quien formó parte del proyecto inicial de Rumbacalí y el cual no ha podido ver este disco terminado. A él va dedicado este trabajo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios