www.diariocritico.com
Los 100 mejores discos de los años 80 (Del 10 al 1)

Los 100 mejores discos de los años 80 (Del 10 al 1)

jueves 01 de octubre de 2015, 17:48h
Después de las 100 mejores canciones del pop español o los 50 mejores discos de lo que llevamos de década (2010-2014), ahora llega el momento de repasar una de las décadas más conflictivas de la historia de la música, los años 80. Unos años donde el tecno pop convivía con los grupos heavy, los sintetizadores y el maquillaje le ganaban el terreno a las Les Paul y donde, a la izquierda del dial, fuera de toda exposición comercial se cocía la revolución alternativa que explotaría en la década siguiente.

10. THE STONE ROSES The Stone Roses (1989)

El debut de los Stone Roses es uno de esos extraños discos que es un diez de principio a fin, donde no sobra ninguna canción y cada parte instrumental parece tallada por una banda de orfebres. Claro que, a pesar de ser el disco de referencia del fenómeno ‘Madchester’, es un disco con la vista puesta mucho más en la década prodigiosa del pop británico, más que en la pista de baile. A pesar de no ser un éxito cuando salió, su influencia es gigantesca, siendo el culpable y el disco de referencia de todo el fenómeno ‘britpop’ de mediados de la siguiente década.

9. GUNS ’N’ ROSES Appetite for destruction (1987)

A Guns N'Roses a veces se les encuadra erróneamente entre la escena ‘Glam metal’ de Los Angeles. Lo suyo es puro hard rock, Slash es el hijo bastardo de Jimmy Page e Izzy Stradlin el de Keith Richards. Baste recordar las versiones que solían hacer, Dylan, McCartney, Stones y Led Zep. Además a su vertiente más rockera le añadían una pasión propia del punk, no hay que olvidar que Duff McKagan tiene sus raíces en la escena punk y hardcore de Seattle, y lo pasaban todo por la garganta sin límites de Axl Rose. Y conviene recordar que, antes de que se volviera una ‘prima donna’ adicta al bótox, el señor Rose era capaz de reventar tímpanos mientras cantaba ‘Welcome to the jungle’.

8. PUBLIC ENEMY It takes a nation of millions to hold us back (1988)

Posiblemente el disco más importante de la historia del hip hop y de la música del siglo XX en general. Chuck D se convierte en el Malcolm X del género y hace del rap la "CNN del pueblo negro", la potente base musical de The Bomb Squad hace el resto de un disco que sirvió como introducción al género de muchos blancos amantes del rock. Y es que en la furia de Chuck D y el carisma de Flavor Flav había mucho de provocación punk y de la rabia de los mejores momentos del género. La colección de clásicos es imparable: 'Bring the Noise', 'Don't Believe the Hype', 'Louder Than a Bomb', 'Black Steel in the Hour of Chaos' o 'Rebel Without a Pause'.

7. U2 The Joshua tree (1987)

‘The Joshua tree‘ es el disco que convirtió a U2 en los únicos rivales de los Stones a la hora de llenar estadios a lo largo y ancho del mundo. Pero, más allá de su enorme éxito comercial, no conviene olvidar su tremendo nivel artístico. La gente se suele acordar de ‘With or without you’, ‘Where the streets have no name’, 'I Still Haven't Found What I'm Looking For', los singles que, junto a'Bullet the Blue Sky' y 'Running to Stand Still', componen la cara A del disco. Pero lo increíble venía cuando dabas la vuelta al vinilo y sonaban 'Red Hill Mining Town', 'In God's Country' o 'One Tree Hill' y te dabas cuenta de que estaba al mismo nivel que la otra.

6. PRINCE & THE REVOLUTION Purple Rain (1984)

'Purple rain' es un disco en el que el genio de Minneápolis da rienda suelta a su particular visión de los años 60, desde esa delicia pop que es 'Take me with U' hasta el homenaje a Hendrix (The wild blue angel) en la canción titular pasando por la psicodelia de 'When doves cry'. Pero eso no quiere decir que este disco suene 'retro' sino que suena 100% Prince. Por el algo el autor de '1999' es uno de los músicos más originales e inclasificables de todos los tiempos.

5. PIXIES Doolittle (1989)

El disco que recomendaría a cualquiera que me preguntara por una introducción a la música 'indie' o alternativa. Los de Black Francis son el grupo más imitado en los años 90, comenzando por la canción que puso en el mapa comercial a esta música, 'Smells like teen spirit' de Nirvana, que el propio Kurt Cobain reconoció haber escrito copiando el esquema de los 'duendecillos' ruidoso/calmado/ruidoso. No es de extrañar, al igual que sucede con 'The Velvet Underground & Nico', después de escuchar 'Doolittle' dan ganas de comprarse una guitarra eléctrica y formar una banda. Lo complicado es conseguir que te salgan canciones como 'Debaser', 'Here Comes Your Man', 'Wave of mutilation', 'Monkey Gone to Heaven', 'Hey' o 'Gouge away'.

4. R.E.M. Murmur (1983)

El primer disco de los de Athens es una obra maestra que, si no existiese 'Automatic for the people', seguiría siendo el mejor firmado por los de Michael Stipe. Aquí ya está lo mejor de un grupo que durante varios años pareció infalible, desde el característico estilo de guitarra de Peter Buck, las armonías de Mike Mills y las crípticas letras de Michael Stipe. Claro que lo mejor de todo son las canciones, una docena de gemas que no bajan del notable alto.

3. MICHAEL JACKSON Thriller (1982)

Después del éxito de "Off the wall" Michael Jackson tuvo la oportunidad de rodearse de quién quiso para la realización de "Thriller". Así contó con la participación de Paul McCartney para "The girl is mine" o de Eddie Van Halen para que le hiciese el solo a "Beat it". Una de las canciones más 'rockeras' del repertorio Jackson. Cuentan que cuando estaban grabando "Beat it" Quincy Jones estaba enganchado al "My Sharona" de The Knack, lo que le llevó a la producción de la canción sobre un potente riff de guitarra. "Thriller" funciona como si fuera un grandes éxitos de Jacko. Una prueba evidente es que sus canciones menos conocidas, como 'Baby be mine', 'P.Y.T. (Pretty Young Thing)' o 'Wanna Be Startin' Somethin' (una canción que es una muestra del Jackson más negroide, un rompepistas que se beneficia de la magnífica producción de Quincy Jones y de un 'homenaje' al Soul Makossa de Manu Dibango) son capaces de poner a bailar hasta al más mohíno de los fans de Joy Division.

2. THE SMITHS The Queen is dead (1986)

Un disco gigantesco de una banda irrepetible, Johnny Marr se erige como uno de los guitarristas (y músicos) más notables y originales de la década y Morrissey se gradúa como poeta laureado, ya sea sacando a relucir su humor negro en 'Cemetery gates' o su lado más romántico en 'There is a light that never goes out'. Nunca música y letra fueron mejor de la mano como en 'The Queen is dead'.

1. PRINCE Sign of the times (1987)

Para el que esto escribe los 80 pertenecieron a Prince. Cuando David Bowie, Miles Davis, Eric Clapton o George Clinton están entre tus fans eso no puede distar mucho de la realidad. El genio de Minneapolis se encontraba en 1987 en pleno auge, acababa de desprenderse de The Revolution como banda de acompañamiento y estaba dispuesto otra vez a tocar la práctica totalidad de instrumentos y voces que se oyen en esta obra maestra. Funk, rock, soul, folk, gospel o rap mezclan de maravilla en este disco compuesto, interpretado, arreglado y producido por Juan Palomo, digo Prince.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.