www.diariocritico.com

Los expertos recomiendan orto-k para frenar la miopía en jóvenes

jueves 01 de octubre de 2015, 17:50h
La ortoqueralogía reduce la miopía sin tener que pasar por el quirófano y es altamente efectiva para pacientes con índices de miopía bajos o moderados

Un estudio realizado por expertos de la Universidad Europea de Madrid y la Universidad de Aston (Reino Unido), en colaboración con demás entidades del sector, afirman que la ortoqueralogía permite desacelerar la evolución de la miopía especialmente en niños y jóvenes.

La ortoqueralogía (también conocida como Orto-K) es una técnica que permite reducir la miopía sin cirugía. Se basa en el uso de unas lentillas rígidas, permeables a los gases y que se adaptan perfectamente a la forma de la córnea de cada paciente. Estas lentillas se aplican durante la noche y ofrecen al paciente una visión clara al día siguiente, sin necesidad de usar gafas o lentillas.

Los expertos indican que la aplicación de esta técnica con pacientes que tienen índices de miopías bajos o moderados resulta muy efectiva, por lo que el uso de dichas lentillas en niños y jóvenes resulta idóneo, ya que los registros que presentan son usualmente reducidos.

Se trata de una técnica ampliamente asequible y que centros como óptica Soloptical ponen a la disposición del público. Desde estos centros ópticos, se afirma que la técnica orto-K “controla la evolución de la miopía en pacientes de cualquier edad” si bien el efecto de este tratamiento es reversible si deja de aplicarse con el tiempo, puesto que “la estructura corneal es moldeable y, si las lentillas dejan de utilizarse, la córnea recupera su estado original”.

Orto-k, la mejor opción frente la cirugía

En comparación con otras técnicas que permiten reducir o incluso erradicar los efectos de la pérdida de visión provocados por ametropías (miopía e hipermetropía) como la cirugía, orto-k puede aplicarse en córneas delgadas, una opción que la cirugía no es posible. También posibilita adaptar el tratamiento en función de los cambios de graduación que experimente el paciente. Además, permite al paciente dejar de utilizar gafas y lentes de contacto durante el día, lo que facilita las tareas de esas personas que trabajan o realizan actividades al aire libre, puesto que el uso de esos dos elementos puede resultar muy molesto en caso que haya partículas de polvo en el ambiente. Asimismo, es un tratamiento muy indicado especialmente para esos profesionales que requieran de una visión óptima.

Este tipo de tratamiento requiere de la supervisión de profesionales, por lo que realizar un chequeo antes de implantarlo es altamente recomendable. Los expertos ratifican los beneficios del tratamiento, por lo que realizar una revisión previa aseguraría una implantación óptima del esta cura.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios