www.diariocritico.com

Calculadoras de IVA: ¿cómo se usan?

Calculadoras de IVA: ¿cómo se usan?
jueves 18 de febrero de 2021, 14:32h

Todo aquel que tiene que presentar la declaración del IVA sabe que es un quebradero de cabeza, puesto que supone una pérdida de tiempo importante y además no puede haber fallos.

Para evitar estas equivocaciones haremos uso de la tecnología utilizando por ejemplo una calculadora de IVA que nos dará los importes exactos sin error, liberándonos así de una temida multa de Hacienda que no pasa ni el más mínimo fallo.

¿Cómo funciona una calculadora de IVA?

En la red podemos encontrar muchas calculadoras con un funcionamiento de lo más sencillo, más que la típica hoja de Excel cuyo uso es complicado para aquel que no está familiarizado con las hojas de cálculo.

En estas calculadoras introducimos el tipo de IVA que vamos a cobrar, el 21 %, el 10 % o el 4 %, según corresponda al tipo de producto o servicio que ofrezcamos, para después poner el precio que vamos a cobrar.

Lo siguiente es darle a calcular cuota y nos desglosa el importe final y la cantidad de IVA que debemos cobrar al cliente, algo que facilita mucho hacer las facturas pues solo hay que copiar y pegar.

Evitamos así tener equivocaciones en las cuotas de IVA y las multas posteriores, que casi siempre llegan con recargo.

¿Nos sirve para algo más que hacer facturas?

Una calculadora de IVA es muy útil a la hora de hacer facturas, pero también se puede usar para otras tareas que son igual de importantes e igual de tediosas.

Por ejemplo, también nos es muy útil a la hora de presentar el modelo 303 al final de cada trimestre, el modelo que nos dice cuánto IVA hay que ingresar a Hacienda.

La idea es llevar todo el papeleo al día, de manera que cuando haya que presentar el modelo 303 tan solo tengamos que sumar el IVA, pero ya sabemos que no siempre podemos hacer todo este papeleo cuando toca.

De esta manera, la calculadora nos permitirá completar todas las facturas para saber el IVA que hemos de pagar, siempre deduciéndonos el IVA que nosotros hemos pagado en todos los servicios relacionados con nuestra actividad.

El orden será fundamental

La calculadora de IVA es muy útil para cualquier autónomo o pequeño empresario, pero lo que más nos ayudará será llevar un orden estricto con las facturas.

Esto es importante, pero lo es aún más teniendo en cuenta que a principios de año hay que presentar el modelo 390, un modelo en el que se detalla el IVA del año anterior, tanto el repercutido como el soportado.

En ese momento podemos volvernos locos, o volver loco al asesor, de manera que lo mejor es tenerlo todo en orden para que presentar el modelo solo sea hacer unas sumas y unas restas, algo que podremos hacer si usamos una calculadora de IVA para las facturas y después vamos guardando los importes en una hoja de Excel con dos columnas, una con el IVA soportado y otra con el IVA repercutido.

Si tenemos dudas en alguna factura podemos volver a usar la calculadora, que siempre tendremos a mano y que nos sacará de más de un apuro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios