www.diariocritico.com
Champions: cumplen Madrid (0-0) y Atleti (4-0), y cae el Sevilla en Manchester (2-1)

Champions: cumplen Madrid (0-0) y Atleti (4-0), y cae el Sevilla en Manchester (2-1)

miércoles 21 de octubre de 2015, 10:06h
Después de un buen martes de Champions, un miércoles regular. Bien los dos equipos madrileños: con el empate a domicilio del Real en su difícil salida a París (0-0) y la goleada del Atlético ante el débil Astana (4-0). Mal el Sevilla, que encajó en el tiempo añadido el gol de la victoria del City (2-1).

El Real Madrid sacó un punto en su visita al Parque de los Príncipes tras empatar (0-0) con el París Saint-Germain, en un partido cuyo cartel bien podía haber sido el de una final de Liga de Campeones pero que acabó decepcionando por su excesivo rigor táctico en la tercera jornada de la fase de grupos.

El empate deja el grupo A tal y como estaba antes de disputarse este encuentro, con madrileños y parisinos coliderando el grupo, seguidos por el Malmoe, que venció en su duelo al Shakhtar Donetsk (1-0). Todo apunta a que blancos y 'bleus' se disputarán la primera plaza en el encuentro entre ambas escuadras en el Santiago Bernabéu.

El conjunto de Rafa Benítez se mostró sólido durante la primera parte, especialmente muy seguro en la faceta defensiva, y es que Keylor Navas sólo intervino en una ocasión en todo el primer acto para blocar con certeza un disparo desde fuera del área de Blaise Matuidi, en el minuto 10.

El partido se desarrolló con cierta precaución por parte de ambos equipos, que decidieron arriesgar lo menos posible. En el minuto 25 Jesé Rodríguez dispuso de la mejor ocasión para su equipo tras un gran pase de Toni Kroos, pero no pudo materializar el mano a mano que tuvo debido a una buena parada de Kevin Trapp con su pie derecho.

A partir de ese momento, el Real Madrid se adueñó del esférico y dominó tanto el juego como la situación del encuentro. En el tramo final del primer asalto Cristiano Ronaldo contó con dos buenas oportunidades de abrir la lata, tras rematar sendos balones aéreos con dos grandes testarazos, aunque el portugués no consiguió convertir las ocasiones.

Con un Madrid ligeramente superior al equipo de Laurent Blanc se llegó al descanso, tras unos primeros 45 minutos igualados y especialmente tácticos, que dejaron a los espectadores parisinos un tanto inconformes ante el teórico espectáculo que iba a brindarse en el Parque de los Príncipes.

El segundo tiempo arrancó con una buena oportunidad de Edinson Cavani tras rematar un centro de Thiago Motta. La ocasión del uruguayo fue rápidamente correspondida con una falta directa de Cristiano Ronaldo, que hubiese podido significar el primer tanto del partido si no llega a despejar el balón Zlatan Ibrahimovic desde la barrera.

Mediado el segundo acto Rafa Benítez introdujo en el campo a Luka Modric, que reaparecía con los blancos tras lesionarse con Croacia.

Precisamente de las botas del croata nació la acción más peligrosa de todo el partido, un contraataque que concluyó con un zurdazo de Cristiano Ronaldo dentro del área que se marchó rozando el palo largo.

El de Madeira no tuvo su día, y así lo manifestó al acabar el duelo, cuando mostró su enfado en el túnel de vestuarios. El empate pareció dejar satisfechos a todos, y Benítez y Blanc tendrán una nueva cita dentro de dos semanas, en un duelo que se presume clave para el devenir del grupo A.

Muy fácil para el Atlético

El Atlético de Madrid enderezó el rumbo en la Liga de Campeones con una sólida y cómoda victoria (4-0) ante el Astana este miércoles en la tercera jornada del Grupo C disputada en el Vicente Calderón, la cual, acompañada del triunfo (2-1) del Galatasaray ante el Benfica, pone líder a los de Diego Pablo Simeone.

Los del 'Cholo' aprovecharon la visita al Manzanares del novato en estas lides, un débil equipo kazajo con un equipo joven e inexperto y media plantilla en casa pensando en la liga de su país. El Atleti hizo los deberes después del traspiés la última fecha europea ante el Benfica y suma seis puntos que ahora le ponen en cabeza del grupo junto a los portugueses.

Los goles de Saúl, de tacón en el área pequeña, y un Jackson que rompió su sequía resolvieron en la primera mitad un choque que fue ya de recreo en la segunda, con otro tanto de Óliver y el cuarto, en propia puerta del rival. De diversión quedó el duelo para un Calderón casi lleno, a pesar de la poca entidad de los de amarillo, y entregado en especial a la magia 'in crescendo' de Yannick Carrasco.

El portugués destacó entre las rotaciones del 'Cholo', consciente el argentino de lo largo del año -el domingo toca el Valencia-- y sin escuchar críticas a un juego que por cierto ningún equipo de Europa hace brillar a estas alturas de temporada. El técnico rojiblanco pobló el mediocampo con los incansables Tiago y Gabi, más minutos que nadie, Carrasco y Saúl, quienes rayaron la perfección.

Después de dos llegadas en los primeros dos minutos de Griezmann y Jackson, entre esos cuatro recién nombrados cocinaron un dominio que tardó 20 minutos en encontrar premio. Abrió también a su gusto el campo el cuadro local, en especial con un Juanfran a un nivel de Eurocopa. Las llegadas del internacional español generaron mucho peligro y mucho córner. En uno de ellos, con Carrasco pidiéndola en corto, llegó la obra de arte de Saúl.

Seis minutos después, en el 29, Jackson se desquitó con un buen gol a la media vuelta con colaboración de un rival y recibió el cariño de un Atleti formado en piña junto al 'cafetero'. Aún el 'Cholo' pidió más y, aunque el ritmo bajó, al menos el Astana ni asomó a la meta de Oblak. El conjunto kazajo ya avisó antes del partido de que su mente y sus jugadores estarían en el duelo del domingo ante el Kairat Almaty.

Así y pese a algo de orgullo del conjunto visitante en la reanudación, el partido fue del Atleti. Carrasco, que antes del descanso dejó un caño digno de 'crack', mantuvo animada la grada en los primeros compases y el Calderón agradeció el hambre de los suyos. Entre incrédulo y precavido, los de Simeone no bajaron el pistón. Menos con los cambios de un equipo con un once cada vez más complicado. Entraron Óliver, ya desde el inicio del segundo acto, Correa y Torres.

El primero fue el que encontró el gol, picando por encima del meta rival Eric en una rápida salida rojiblanca tras un robo. Con el 3-0 el Astana no quería saber más de la noche madrileña, pero el Atleti quiso seguir sumando. Sumó presión y ocasiones, en especial de Torres, pero fue uno de amarillo, en su propia puerta y tras la enésima carrera de Juanfran, el que cerró una goleada (4-0) que endereza el camino continental del Atleti.

Injusta derrota sevillista

El Sevilla FC ha perdido este miércoles ante el Manchester City (2-1) en un partido correspondiente a la tercera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, en un duelo en el que una genialidad 'in extremis' de Kevin De Bruyne en el descuento castigó en exceso a un Sevilla que cuanto menos mereció el empate tras dominar la primera parte y mejorar mucho su imagen.

Solo la mala fortuna impidió a un valiente Sevilla puntuar, e incluso ganar, en Manchester. En su segunda salida ante un 'coco' estuvo bien, atrevido, y se fue con las manos vacías de vuelta por un autogol y una jugada individual de la joven perla belga en el descuento. Salvo esto y poco más, el Sevilla dio una buena imagen y tuvo un palo en las botas de su goleador Konoplyanka junto a varias acciones de Gameiro, desafortunado como todo el equipo.

El equipo hispalense no tuvo para nada miedo escénico y, pese a que pasó por un mal momento en el primer cuarto de hora, pronto se desperezó para poner a prueba la habilidad de Joe Hart. El portero inglés vio cómo el genio de Yevhen Konoplyanka estrellaba una falta directa en su palo izquierdo pero estuvo muy hábil para detener el posterior disparo raso de Krychowiak. Ese Sevilla logró adelantarse, pero finalmente se fue de vacío y sigue con 3 puntos, por 6 del City y 7 de la Juventus.

A la media hora de juego, con el Sevilla buscando sin cesar la portería de Hart, Konoplyanka marcó su segundo gol en esta 'Champions'. El internacional ucraniano recibió a placer un balón de Vitolo y lo colocó en la red superando a amigos y extraños, sobre todo a un Hart que no pudo hacer nada. Sin duda, cada vez es más clave este habilidoso extremos para Unai Emery.

Eso sí, el Manchester City se topó con la fortuna cuando Adil Rami introdujo el balón en su propia puerta cuando Wildried Bony remató mal a puerta. Fue una gran jugada de Touré Yaya, que hizo magia desbordando por la línea de fondo antes de asistir a Sterling, cuyo disparo lo sacó milagrosamente Sergio Rico, que no pudo hacer nada ante el posterior autogol de su compañero. Rico ya estuvo providencial en el 'rush' inicial de los locales, sacando entonces sí un buen disparo de Bony.

La primera parte estuvo igualada, con ocasiones en ambos lados y con dominio parcial para unos y otros. La sensación era no obstante de que el Sevilla debía ir por arriba, al mostrarse más incisivo. Lejos de lo sucedido en Turín, donde pareció no presentarse al partido contra la Juventus (2-0), en los primeros 45 minutos el Sevilla ya hizo mucho más que en aquella derrota.

En cambio, empezó mejor el City tras el descanso. Tuvo más el balón, buscó más el área contraria, pero vio cómo el Sevilla parecía mostrarse cómodo yendo a la contra. En una de ellas Gameiro remató alto de cabeza de nuevo, desaprovechando una buena ocasión como ya le sucediera en la primera parte. El peligro sevillista llegaba por las bandas, aunque habilitados por Banega y su batuta.

Bajó en general la intensidad y tanto Hart como Rico estuvieron bien cuando se precisó de sus servicios. Sin ser tan vistoso como en la primera parte, el partido transcurría entre dos aguas, con juego lento por ambas partes excepto cuando en acciones puntuales imprimían velocidad en las contras. Un guión más parecido al del City en la Premier y con el Sevilla incapaz, o sin querer, tomar las riendas.

Con el City situado más arriba, con las líneas tímidamente más lejos de Hart, el Sevilla tenía espacios pero ni Gameiro ni Konoplyanka o Vitolo por las bandas lograban tener más protagonismo. Quiso entonces presionar más el Sevilla, obligando al City a recular, y a partir del minuto 65 lo consiguió. Volvió a hacerse con las riendas pero ya sin las fuerzas de la primera parte. De hecho, Emery sacó a Banega, contra la voluntad del argentino, para poner aire fresco en las botas de Krohn-Dehli.

Pero tampoco se quedó atrás el City en ese período de intercambio. Notaron la ausencia de David Silva y sobre todo del Kun Agüero, pero De Bruyne --de menos a más-- y Navas, ante 'su' Sevilla, intentaron recuperar la iniciativa y ponerse por delante en el marcador, sabedores de que dejarse puntos ante los españoles podría ser peligroso. Como peligrosa fue otra llegada del Sevilla, con mal remate de Iborra en una volea fallida.

Sin Banega el Sevilla tuvo menos control pero más llegada, y Krohn-Dehli forzó un córner tras un gran disparo lejano en carrera. Con el danés en banda y N'Zonzi reforzando el centro del campo desde el banquillo, Emery quiso amarrar el empate y probar fortuna al contraataque. Pellegrini también movió ficha, como si fuera ajedrez, para no dar el balón al rival, y situando a De Bruyne de 'falso 9' y a Touré de mediocentro para explotar su disparo lejano. Y el premio le llegó al City así, en una contra final y gran finalización del belga para el 2-1 que hundió a los sevillistas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios